PUBLICIDAD

Marruecos

Kosovo abre oficialmente embajada en Jerusalén

La medida convierte a Kosovo en el primer territorio de mayoría musulmana en reconocer a la ciudad como la capital de Israel
Kosovo e Israel establecieron lazos diplomáticos el 1 de febrero de 2021, y el territorio de mayoría musulmana reconoció a Jerusalén como capital del Estado judío, lo que lo enfrentó al resto del mundo islámico PHOTO/AFP

PHOTO/AFP  -   Kosovo e Israel establecieron lazos diplomáticos el 1 de febrero de 2021, y el territorio de mayoría musulmana reconoció a Jerusalén como capital del Estado judío, lo que lo enfrentó al resto del mundo islámico

Kosovo ha abierto oficialmente una embajada en la disputada ciudad de Jerusalén reconociéndola de facto como la capital de Israel, dijo el domingo el Ministerio de Relaciones Exteriores de Kosovo. La medida se tomó después del establecimiento de relaciones diplomáticas con Israel el 1 de febrero y una cumbre entre Kosovo y Serbia celebrada en la Casa Blanca en septiembre, dijo un comunicado el domingo. La misión se inauguró en una breve ceremonia en la que se izó la bandera de Kosovo frente al edificio de la embajada y se colocó una placa con el texto, escrito en albanés, hebreo e inglés, "República de Kosovo" en su entrada, dijo el ministerio en un comunicado de prensa. A cambio del reconocimiento de su independencia por parte de Israel, Kosovo se convirtió en el primer país de mayoría musulmana en reconocer a Jerusalén como la capital del estado hebreo. La mayor parte de la comunidad internacional no reconoce la anexión israelí del Este de Jerusalén y dice que los reclamos en competencia sobre la ciudad deben resolverse mediante negociaciones. La mayoría de las embajadas internacionales se encuentran en Tel Aviv.

Como parte de un intercambio de reconocimiento mutuo, Israel reconoció oficialmente a Kosovo, una antigua provincia serbia que proclamó su independencia en 2008, como un estado independiente, uniéndose así a la mayoría de los países occidentales pero no a Serbia, China y Rusia. El acuerdo entre Israel y Kosovo fue discutido en septiembre pasado en Washington por el entonces presidente de Estados Unidos, Donald Trump, en el contexto de las conversaciones económicas con Serbia y su vecino Kosovar. Kosovo e Israel establecieron relaciones diplomáticas en febrero para gran disgusto de Belgrado, que no reconoce la independencia de su antigua provincia. La decisión de Kosovo se tomó cuando el anterior primer ministro, Avdullah Hoti, se reunió con el presidente serbio Aleksandar Vucic en la Casa Blanca el pasado septiembre con el entonces presidente Donald Trump. "La colocación de las placas y la bandera estatal en la Embajada de Kosovo en Israel refleja el compromiso del gobierno de Kosovo de cumplir con el compromiso de establecer la misión diplomática en Jerusalén", dijo.

Fotografia  de archivo, el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Gabi Ashkenazi, hace una declaración durante una ceremonia celebrada a través del Zoom con su homólogo de Kosovo que marca el establecimiento de lazos diplomáticos entre Israel y Kosovo, en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí en Jerusalén el 1 de febrero de 2021 PHOTO/AFP
PHOTO/AFP-Fotografia  de archivo, el ministro de Asuntos Exteriores de Israel, Gabi Ashkenazi, hace una declaración durante una ceremonia celebrada a través del Zoom con su homólogo de Kosovo que marca el establecimiento de lazos diplomáticos entre Israel y Kosovo, en la sede del Ministerio de Asuntos Exteriores israelí en Jerusalén el 1 de febrero de 2021

La decisión de Pristina generó críticas, no solo dentro de países de mayoría musulmana como Turquía, que denunció una violación de las resoluciones de la ONU y el derecho internacional, sino también dentro de la Unión Europea. La cuestión de Jerusalén y su estatus sigue siendo uno de los puntos más espinosos del conflicto palestino-israelí. La Autoridad Palestina cree que Jerusalén Este fue ocupada ilegalmente por las fuerzas israelíes en 1967 y pide que Jerusalén Este sea la capital del estado palestino.

"Esta decisión está divergiendo a Kosovo de la posición de la UE sobre Jerusalén", dijo el portavoz de la UE Peter Stano, señalando que todas las embajadas de los países de la UE en Israel, así como la delegación de la UE, están ubicadas en Tel Aviv, según resoluciones correspondientes de la ONU, del Consejo de Seguridad y decisiones del Consejo Europeo. Un periodista kosovar preguntó durante esta rueda de prensa cuáles podrían ser las consecuencias para Pristina y qué le dio a la UE el derecho de pedirle a Kosovo que ingrese en las filas mientras no está reconocido por cinco países de la UE y, por lo tanto, no puede convertirse en candidato de la UE ni obtener la liberalización de visados. Grecia, Chipre, Rumania, Eslovaquia y España no reconocen a la antigua provincia yugoslava como un país independiente. Con más de dos décadas de antigüedad, insoluble desde la última de las guerras que desgarraron a la ex Yugoslavia (1998-99), el conflicto entre Serbia y Kosovo sigue siendo una amenaza para la estabilidad en Europa. Los acuerdos de normalización celebrados en 2013 bajo los auspicios de la UE han sido en su mayoría desatendidos. La guerra de Kosovo (1998-1999) se cobró más de 13.000 vidas, la mayoría de las cuales eran albaneses. Esta terminó cuando una campaña de bombardeos occidental obligó a las fuerzas serbias a retirarse de este territorio.

Albin Kurti, primer ministro kosovar, se ha encontrado en una posición diplomática difícil antes de asumir su cargo después de las presiones por parte de Turquía, un aliado cercano del nuevo país de los Balcanes Occidentales, para cambiar de opinión sobre la ubicación en Jerusalén. El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, advirtió a Kosovo que la medida podría dañar las relaciones futuras con su país. Este país balcánico, de población mayoritariamente musulmana, es el tercero del mundo en establecer su embajada en Jerusalén, después de Estados Unidos y Guatemala.