PUBLICIDAD

Iberdrola

Líbano reactivará el Gasoducto Árabe para importar gas natural de Egipto

El proyecto espera ampliar los tanques y aumentar las reservas de petróleo a la vez que mejora la producción de electricidad
beirut-apagones-crisis-libano

REUTERS / ISSAM ABDALLAH  -   Edificios sin luz durante un apagón parcial en Beirut, Líbano el 11 de agosto de 2021

Líbano comienza a recuperarse poco a poco de la dramática situación energética que lleva viviendo los últimos tiempos. Para ello pretende llevar a cabo un proyecto de reactivación del gasoducto que permita importar gas natural de tierras egipcias. Aunque no parece que sea del todo sencillo debido a que este lleva fuera de servicio en el tramo libanés desde antes del conflicto de Siria de hace 10 años. Esta iniciativa se presenta en un momento importante ya que apenas quedan 6 meses para las elecciones en el país libanés que se está viendo agitado de nuevo por la polémica alrededor de un posible distanciamiento de Hizbulá.

El suministro de gas por parte de Egipto al Líbano se hará a través de Jordania y Siria. Uno de los problemas a solventar eran las sanciones impuestas por Estados Unidos al régimen sirio, aunque no debería afectar ya que Washington ha manifestado su apoyo a la reactivación de este gasoducto. El ministro de Energía, Walid Fayad, dijo que los Servicios Técnicos de Gas de Egipto comenzarán el trabajo en los próximos días y que la previsión es que el proyecto esté terminado para dentro de poco más de dos meses.

líbano (5)
AFP/JOSEPH EID  -   Una bandera libanesa ondeando a lo largo de un puente cerca del puerto de la capital del Líbano, Beirut, mientras que en el fondo se ven los silos de grano dañados frente al lugar de la explosión

Fayad dijo que el objetivo es transportar 650 millones de metros cúbicos al año de gas al Líbano que llegarán a la central eléctrica de Deir Ammar, en el norte del país. Se espera conseguir una producción de 450 megavatios, lo que se traduciría entre tres y cuatro horas de suministro eléctrico al día. El coste aproximado sería de entre 7,5 y 8 centavos por kilovatio “que es más barato que cualquier costo de producción que tengamos”, y serviría también para construir nuevos tanques para almacenar productos petrolíferos.

Estados Unidos se encargará de supervisar la iniciativa para comprobar que no se incumple ninguna de las sanciones impuestas. También Rusia formará parte de alguna manera de este proyecto ya que, en el año 2019, Líbano firmó un acuerdo con la compañía petrolera más grande del país presidido por Vladimir Putin, Rosneft, para actualizar y operar instalaciones de almacenamiento en Trípoli. El ministro de Energía ha asegurado que Rosneft rehabilitará y construirá tanques que pueden albergar 150.000 metros cúbicos de almacenamiento, teniendo en el horizonte 250.000 a medida que vaya avanzando el proyecto. Eso sí, las obras de mejora de tanques y construcción de otros tres nuevos tardará alrededor de 18 meses.

presidente-libano-aoun (1)
AFP/ DALATI AND NOHRA  -   Michel Aoun se distancia de Hizbulá y pide un diálogo sobre defensa

Esta reapertura del gasoducto con Egipto es un importante avance para un país que todavía busca superar una de las peores crisis energéticas que se recuerdan. A esto se suma la crisis financiera que, según los datos del Gobierno, ha ocasionado unas pérdidas que ascienden hasta los 69 mil millones de dólares. Además, el coste de reestructurar el sistema bancario podría llegar a oscilar entre 23 y 102 mil millones de dólares, para lo que necesitará la ayuda del Fondo Monetario Internacional (FMI) que, por el momento, no está por la labor de cooperar con Líbano, al menos hasta ver ciertos cambios a mejor, como los que debería traer esta reactivación del gasoducto.