La Administración Biden-Harris y la lucha hacia el control de armas 

Con una serie de acciones para regular la venta de armas ante el incremento de tiroteos masivos, lo que sacude a los sectores conservadores
Feria anual SHOT (Shooting, Hunting, Outdoor Trade) en Las Vegas  REUTERS/LAS VEGAS SUN/STEVE MARCUS

REUTERS/LAS VEGAS SUN/STEVE MARCUS  -   Feria anual SHOT (Shooting, Hunting, Outdoor Trade) en Las Vegas

La relación única de Estados Unidos con la propiedad de armas, consagrada como un derecho en su Constitución, también está en medio de un debate emocional y divisivo sobre el significado de estas 27 palabras escritas, que dan a sus ciudadanos el derecho a poseer armas. Lo que también, en opinión de muchos críticos, ha ayudado a marcar el comienzo de una cultura que ve a su propia gente morir asesinada a manos de ciudadanos armados, más que en cualquier otro país de altos ingresos en el mundo.

La oleada de tiroteos masivos de los últimos dos meses ha llevado a renovar los llamamientos a favor de más restricciones federales sobre las armas. Pero incluso antes de la violencia más reciente, los legisladores estatales estaban ocupados promulgando medidas diseñadas para ayudar a resolver una crisis de salud pública causada por la COVID-19, pero con rasgos particularmente estadounidenses.

El empleado de Metro Shooting Supplies, Chris Cox (L), habla con Steve Christy sobre la compra de una pistola de 9 mm en Bridgeton, Missouri, el 13 de noviembre de 2014 PHOTO/REUTERS
PHOTO/REUTERS - El empleado de Metro Shooting Supplies, Chris Cox (L), habla con Steve Christy sobre la compra de una pistola de 9 mm en Bridgeton, Missouri, el 13 de noviembre de 2014

La epidemia de la violencia armada en Estados Unidos no desapareció durante la pandemia. Solo pasó a un plano imperceptible. En 2020, 19.380 personas fueron víctimas mortales en un país que tiene más armas que habitantes, 393 millones para 328 millones. Solo en enero de 2021 se compraron 4,1 millones de pistolas, el mayor número para un mes desde 1998, año en que se inició el registro. Hay 10 millones de rifles de asalto en manos privadas desde que se permitió su comercialización en 2004. 

Después de que los tiroteos masivos de Atlanta y Boulder (Colorado) se cobraran la vida de 18 personas, el presidente Joe Biden anunció a principios de este mes seis medidas ejecutivas.

Éstas conducirían, en parte, a la prohibición de las "armas fantasma", imposibles de rastrear, y establecerían una norma federal para las leyes que retiran las armas a las personas que un tribunal considera una amenaza para sí mismas o para los demás, comúnmente conocidas como leyes de "bandera roja".

Armas en venta en la tienda de armas de Roseburg, Oregón, Estados Unidos REUTERS/LUCY NICHOLSON
REUTERS/LUCY NICHOLSON-Armas en venta en la tienda de armas de Roseburg, Oregón, Estados Unidos

Otras ocho personas murieron en un tiroteo masivo el jueves en unas instalaciones de FedEx en Indianápolis. El autor se quitó la vida más tarde.

Sin embargo, los legisladores estatales comenzaron a trabajar a principios de este año y han aprobado medidas que prohibirían los cargadores de alta capacidad, exigirían la formación para la compra de armas de fuego y prohibirían las armas en el recinto del Capitolio estatal. Otras medidas reforzarían la comprobación de antecedentes para la compra de armas y añadirían fondos para programas que buscan reducir la violencia con armas en las comunidades urbanas.

Incluso durante la pandemia, cuando los debates legislativos se han interrumpido y la economía y la salud pública han sido las principales prioridades, los legisladores estatales de varios estados han luchado agresivamente para promulgar nuevas restricciones que esperan puedan frenar la violencia con armas de fuego que desde hace tiempo azota a Estados Unidos.

Homenajes en  una valla l que rodea el estacionamiento frente a una tienda de comestibles King Soopers en la que murieron 10 personas en un tiroteo masivo a finales de marzo, el v9 de abril de 2021, en Boulder, Colorado AP/DAVID ZALUBOWSKI
AP/DAVID ZALUBOWSKI-Homenajes en  una valla l que rodea el estacionamiento frente a una tienda de comestibles King Soopers en la que murieron 10 personas en un tiroteo masivo a finales de marzo, el v9 de abril de 2021, en Boulder, Colorado

"Esto es algo que afecta a los estados azules, a los estados rojos, a las comunidades de color y a las comunidades de todo Estados Unidos", dijo la senadora demócrata del estado de Nueva York Anna Kaplan.

La mayoría de las medidas se están aprobando en estados controlados por los demócratas, donde los legisladores están aprovechando el impulso que se ha generado rápidamente desde que un tiroteo en una escuela de Parkland, Florida, hace tres años, inspiró a una nueva generación hacia el activismo.

"Estamos avanzando lentamente hacia la acción real", dijo Allison Anderman, asesora principal del Centro Legal Giffords, una organización que aboga por las restricciones al acceso a las armas. El grupo lleva el nombre de la exdiputada federal Gabby Giffords, una demócrata de Arizona que sobrevivió a un intento de asesinato en 2011. "Lo que nos frena ahora mismo es la política, no el sentimiento público". 

Los últimos sondeos muestran que el apoyo al endurecimiento de las leyes de armas sigue siendo alto: más de dos tercios de los estadounidenses apoyan leyes de armas más estrictas, según una encuesta de marzo de USA TODAY/Ipsos. Mientras que nueve de cada diez demócratas apoyan el endurecimiento de las restricciones, sólo un tercio de los republicanos comparten esa opinión.

 La vicepresidenta Kamala Harris (izq.) escucha mientras el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronuncia un discurso sobre el veredicto de culpabilidad contra el ex policía Derek Chauvin en la Casa Blanca en Washington, DC, el 20 de abril de 2021 AFP/BREDAN SMIALOWSKI
AFP/BREDAN SMIALOWSKI-La vicepresidenta Kamala Harris (izq.) escucha mientras el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, pronuncia un discurso sobre el veredicto de culpabilidad contra el ex policía Derek Chauvin en la Casa Blanca en Washington, DC, el 20 de abril de 2021

Los legisladores de estados como Connecticut, Delaware, Nueva Jersey y Washington están tratando de promulgar nuevas regulaciones de armas en esta sesión. En Delaware, el Senado estatal aprobó este mes una ley que exigiría formación antes de comprar un arma de fuego. Otro proyecto de ley prohibiría los cargadores que soportan más de 17 rondas de munición. El presidente pro tempore del Senado, David Sokola, autor de la legislación, dijo que su objetivo es fomentar la tenencia responsable de armas y prevenir un tiroteo masivo con alto número de víctimas.

Los tiroteos masivos, aunque representan una fracción del total de muertes por armas de fuego en Estados Unidos cada año, son momentos catalizadores que pueden conducir a un cambio real, dijo Anderman, del centro Giffords. Su organización, dijo, recibió muchas consultas de legisladores interesados en sus leyes estatales sobre armas después de estos últimos tiroteos masivos. La Cámara de Representantes de Estados Unidos aprobó en marzo un proyecto de ley que reforzaría los controles de antecedentes para la compra de armas. Sin embargo, sus posibilidades de aprobación en el Senado parecen escasas.