La Administración Biden toma un enfoque crítico hacia Turquía

El candidato a secretario de Estado de EEUU afirma que el país euroasiático no está actuando como un aliado
Atalayar_Anthony Blinken

AP/JOSE LUIS MAGANA  -   Anthony Blinken, el candidato del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, para el cargo de secretario de Estado

Anthony Blinken, próximo secretario de Estado de Estados Unidos, adelanta que la Administración Biden tendrá un enfoque claramente crítico hacia Turquía. Apuntaba durante la audiencia ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado que la relación es compleja y que cualquier conclusión sería prematura.

Blinken dijo en su audiencia de confirmación de esta semana “que Turquía no estaba actuando como un aliado” y afirmó, además, que Estados Unidos revisará si las sanciones adicionales por su compra en 2019 de un sistema de defensa aérea ruso son apropiadas.

Washington impuso las sanciones largamente anticipadas a la industria de Defensa de Turquía el mes pasado. Estas se dieron por su adquisición de sistemas de defensa antimisiles S-400 de Moscú. La medida sancionadora fue calificada por Turquía como un “grave error”. 

Desde Estados Unidos, se añadió que era "inaceptable" que un “supuesto socio estratégico nuestro” comprara el S-400 y “estuviera en línea con uno de nuestros mayores competidores estratégicos, como es Rusia”. 

Atalayar_sistemas de defensa aérea S-400
AP/Ministerio de Defensa turco  - Un avión de transporte ruso, que lleva partes de los sistemas de defensa aérea S-400, aterriza en el aeropuerto militar de Murted, en las afueras de Ankara

Estos comentarios de Blinken se produjeron justo cuando Joe Biden tomó posesión como presidente norteamericano después de que finalizara el mandato de cuatro años de Donald Trump, con quien el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, tenía una relación cercana.

Sin embargo, la Administración Biden seguirá una política de “zanahoria y palo” con Turquía y a su vez seguirá tratando de mantenerla alineada con Occidente. El portavoz del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, Ibrahim Kalin, manifestó que Biden había visitado Turquía durante su Vicepresidencia durante el Gobierno de Barack Obama y que conoce la región, y que sus contactos con el equipo de transición eran muy positivos. 

Además, afirmó que los ayudantes del nuevo presidente estadounidense "declaran que quieren desarrollar buenas relaciones con Turquía y pasan página". Asimismo, exigió el cese de las sanciones contra Turquía, en especial con respecto al avión de combate F-35, de cuyo proceso de adquisición fue apartado el país otomano. También pidió que se terminase la colaboración con el imán Fethullah Gulen (rival opositor de Erdogan) y que Estados Unidos no reanude el apoyo a los kurdos en Siria.

Pero el viento no está a favor de Turquía en cuanto a estos tres temas, en especial el de los kurdos. 

Atalayar_Recep Tayyip Erdogan
PHOTO/Presidencia turca vía AP - El presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan

"Creo que debemos echar un vistazo y ver el impacto que han tenido las sanciones existentes y luego determinar si hay más que hacer", respondió Blinken a una pregunta de Lindsey Graham, senador republicano. Esta cuestión abordaba la posibilidad de producirse más sanciones si las vigentes no dan los resultados deseados.

Bob Menéndez, senador demócrata y quien asumió la presidencia del Comité de Relaciones Exteriores, denunció el comportamiento agresivo de Turquía en el Mediterráneo oriental contra “nuestros aliados democráticos Grecia y Chipre”. 

Expresó también la esperanza de que el Gobierno de Joe Biden deje de “mimar a Turquía en vista del compromiso que ha tenido en acciones desestabilizadoras en Siria, la invasión de las aguas territoriales de Chipre en términos de su zona económica exclusiva (...) y el reclamo de un área de lo que sería la zona económica exclusiva de Grecia hasta el final (...) hasta Libia”. 

Afirmaba que la conclusión es que Turquía es un socio que decidió de una manera u otra no actuar como un aliado cuando debería hacerlo. “Este es un desafío muy, muy importante para nosotros y lo tenemos muy claro”, respondió Blinken.

La Administración Biden tiene el objetivo de colaborar con Ankara; sin embargo, para que esto ocurra, Turquía deberá cambiar su comportamiento.