La aerolínea colombiana Avianca se declara en bancarrota por la crisis de la COVID-19

La compañía lleva desde el pasado 23 de marzo con sus aviones en tierra por las restricciones de vuelos ordenada por el Gobierno
Aviones de la aerolínea colombiana Avianca estacionados en el Aeropuerto Internacional El Dorado en Bogotá (Colombia) el 7 de abril de 2020

REUTERS/LUISA GONZALEZ  -   Aviones de la aerolínea colombiana Avianca estacionados en el Aeropuerto Internacional El Dorado en Bogotá (Colombia) el 7 de abril de 2020

La aerolínea colombiana Avianca, y algunas de sus filiales, han solicitado este domingo acogerse de forma voluntaria al capítulo 11 del código de bancarrota de Estados Unidos de los tribunales de Nueva York, según una nota de prensa emitida por la compañía y disponible en su página web. La empresa lleva desde el pasado 23 de marzo con sus aviones en tierra por las restricciones de vuelos ordenada por el Gobierno a causa de la pandemia de la COVID-19 y asegura que necesita iniciar un proceso de reorganización debido al fuerte impacto de la crisis sanitaria.  

Los ingresos consolidados de la aerolínea han caído en más de un 80% y se enfrenta a una reducción muy importante de su liquidez. El tráfico aéreo mundial ha sufrido una disminución del 90% de los pasajeros y la IATA (Asociación de Transporte Aéreo Internacional) calcula que las pérdidas de la industria en todo el mundo alcanzarán los 314.000 millones de dólares.  

La empresa, que cumplió los 100 años en diciembre del año pasado, se encuentra en el momento más delicado de su historia. “Los efectos de la pandemia de la COVID-19 nos han llevado a enfrentar la crisis más desafiante de nuestros 100 años de trayectoria como compañía”, ha señalado Anko van der Werff, presidente ejecutivo de Avianca en el comunicado de prensa.  

Van der Werff ha destacado que, pese a la exitosa reestructuración de la deuda que llevó a cabo Avianca el pasado año, acogerse a la ley de bancarrota es un paso necesario para hacer frente a los nuevos retos financieros, ya que la recuperación del sector a lo largo de los próximos meses será muy gradual.  

Avianca
AFP/MARVIN RECINOS - Mostrador de Avianca en un aeropuerto, la mayor aerolínea de América Latina, que se ha declarado en quiebra este domingo

“Cuando se levanten las restricciones impuestas por los gobiernos para los viajes aéreos y podamos reanudar gradualmente vuelos de pasajeros, esperamos contribuir a la reactivación de la economía en Colombia y en nuestros otros mercados clave y reincorporar a nuestros empleados”, ha asegurado el presidente ejecutivo de la compañía.  

“Cuando se levanten las restricciones impuestas por los gobiernos para los viajes aéreos y podamos reanudar gradualmente nuestros vuelos de pasajeros, esperamos contribuir a la reactivación de la economía en Colombia y en nuestros otros mercados clave y reincorporar a nuestros empleados”, ha aseverado Van der Werff.  

Avianca, como muchas otras líneas aéreas del mundo, está buscando apoyo financiero de los gobiernos de los países en los que presta servicios esenciales. La empresa está en conversaciones con el Gobierno de Colombia y también con otros ejecutivos de mercados clave, con el fin de encontrar liquidez.  

La empresa asegura que acogiéndose a la ley de bancarrota busca proteger y preservar las operaciones para continuar con sus servicios más adelante. La empresa también se compromete a garantizar la conectividad e impulsar la inversión y el turismo al continuar como la principal aerolínea de Colombia, prestando servicios a más del 50% del mercado interno en el país y un servicio esencial sin escalas en Sudamérica, Norteamérica y los mercados europeos.  

Avianca genera más de 21.000 empleos directos e indirectos en toda América Latina, de los cuales más de 14.000 están en Colombia, y trabaja con una red de más de 3.000 proveedores, informa la compañía en su nota de prensa. El conglomerado está integrado por las aerolíneas Avianca y Tampa Cargo (Colombia), Aerogal (Ecuador) y las compañías del Grupo Taca Internacional Airlines basadas en Centroamérica y Perú.