La aerolínea Emirates gana un 21% más que el año anterior a pesar de la pandemia

La compañía registra un beneficio de 288 millones y anuncia que no repartirá dividendos en 2020 por la incertidumbre
El avión Airbus A380-800 superjampo de Emirates Airways

PHOTO/BORIS ROESSLER  -   El avión Airbus A380-800 superjampo de Emirates Airways

La aerolínea Emirates cerró su año fiscal, que finaliza el 31 de marzo, con unas ganancias netas de 288 millones de dólares, un 21% más que el año anterior, pese a la pandemia y la paralización del sector de la aviación, según un comunicado de prensa emitido por la compañía este domingo y disponible en su página web. La empresa ha realizado un gran esfuerzo para reducir costes debido a la fuerte caída de los ingresos y ha anunciado que, debido a la actual situación de incertidumbre, no entregará dividendos este año. 

El grupo ha tenido que hacer frente a una diminución de los ingresos del 6% respecto al año anterior -quedándose en los 25.100 millones de dólares-, debido al cierre de la pista del aeropuerto internacional de Dubái durante 45 días desde marzo y a la pandemia de la COVID-19. La compañía ha señalado que solo en el último trimestre de este ejercicio se vio afectada por estos factores, mientras que en los dos anteriores se registraron unos ingresos muy superiores a los del año anterior.  

Los costes totales para la aerolínea fueron de hasta 24.611 millones de dólares, una reducción de 6,8% respecto al periodo 2018-2019 (26.407 millones de dólares). El coste operativo se ha visto reducido en un 10% porque el precio medio del combustible para aviones disminuyó un 9%, según asegura Emirates.  

El tráfico general de pasajeros disminuyó hasta en un 4% respecto al año anterior y la empresa transportó a 56,2 millones de personas. La compañía emiratí señala en su comunicado de prensa que los beneficios podrían haber sido aún mayores si no se hubieran cerrado los aeropuertos y se hubiera paralizado la actividad de las aerolíneas a causa de la pandemia.  

El ebitda de la empresa -beneficios antes del pago de impuestos- aumentó un 7,8% respecto al año anterior y alcanzó los 6.533 millones de dólares. El director ejecutivo de la empresa, Ahmed bin Said Al Maktum, augura que son necesarios 18 meses para que la demanda de vuelos vuelva a una suerte de normalidad y ha asegurado que en la actualidad Emirates está trabajando para cumplir con todos los requisitos sanitarios. Al Maktum también ha apuntado a que la pandemia tendrá un fuerte impacto sobre el rendimiento de la empresa en el año 2020-2021.