La agenda de la Cumbre del G20 de Arabia Saudí busca recuperar el crecimiento económico

El reto es poder responder y protegerse ante la crisis sanitaria de la COVID-19
Logotipo del G20

AFP/GIUSEPPE CACACE  -   Logotipo del G20

La recuperación económica y la lucha contra la pandemia del coronavirus constituyen dos de los objetivos principales de la cumbre del G20 de Arabia Saudí, que este fin de semana acoge el relevante encuentro de líderes y jefes de Estado.

El G20, con la actual Presidencia de turno del reino saudí, ha tomado medidas inmediatas y excepcionales para responder a la pandemia de COVID-19 que ha afectado seriamente a las economías de los países y a los sistemas de salud en todo el mundo.

Los grupos desatendidos, como las mujeres, los jóvenes y las comunidades de bajos ingresos, se vieron afectados en gran manera. En este sentido, las acciones del G20 han beneficiado a 46 países de bajos ingresos en la lucha contra la COVID-19

La pandemia de COVID-19 ha presentado desafíos prolongados de salud, humanitarios y económicos a nivel mundial. En respuesta, el G20 reforzó su enfoque en la protección de vidas y medios de subsistencia al tiempo que da forma a un mundo mejor para aprovechar las oportunidades del siglo XXI para todos. Las bases principales en este punto son restaurar un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo.

La pandemia ha afectado a países y personas de todo el mundo. Los grupos vulnerables y desatendidos, incluidas las mujeres, los jóvenes y las comunidades de bajos ingresos, se han visto afectados de manera desproporcionada. 

El G20 bajo la Presidencia saudí se centró en los problemas y desafíos que tienen un impacto en el desarrollo sostenible, incluidas las desigualdades estructurales y el pago de la deuda en un momento en que se necesitan recursos para abordar la pandemia y proteger el desarrollo sostenible.

Los miembros del G20 adoptaron medidas inmediatas y excepcionales para abordar el impacto de la crisis sanitaria, incluida la implementación de acciones de estabilidad fiscal, monetaria y financiera sin precedentes.

Los países del G20 han inyectado más de 11 billones de dólares para apoyar la economía mundial; incluido el cierre de la brecha de financiamiento de la salud con 21.000 millones de dólares para mejorar la preparación y la respuesta ante una pandemia.

El ministro de Finanzas de Arabia Saudí, Mohammed al-Jadaan,  durante una conferencia de prensa
PHOTO/REUTERS - El ministro de Finanzas de Arabia Saudí, Mohammed al-Jadaan, 
durante una conferencia de prensa

El G20 lanzó su histórica Iniciativa de suspensión del servicio de la deuda del G20 (DSSI), que proporciona a los países más pobres y vulnerables un alivio de liquidez urgente e inmediato de los acreedores bilaterales oficiales. La propuesta concede 14.000 millones de dólares solo en 2020 para fortalecer la lucha contra la pandemia y sus impactos sociales y económicos. 46 países de bajos ingresos ya se han beneficiado de esta iniciativa, incluidos los más vulnerables.

Además, los Bancos Multilaterales de Desarrollo (BMD) están trabajando para otorgar 75.000 millones de abril a diciembre de 2020 a los países seleccionados para la DSSI como parte de un paquete más amplio de 230.000 millones para países emergentes y de bajos ingresos como respuesta a la pandemia.

El ministro de Finanzas de Arabia Saudí, Mohammed bin Abdullah al-Jadaan, indicó que la Cumbre del G20 pretende reforzar la colaboración entre naciones para lograr la recuperación económica: “La próxima Cumbre de Líderes del G20 buscará fortalecer la cooperación internacional para apoyar la recuperación económica global y sentar bases sólidas para un crecimiento fuerte, sostenible, equilibrado e inclusivo, aprovechando el éxito de la Cumbre extraordinaria de Líderes del G20 en marzo de 2020 ". “Tenemos la oportunidad de recuperarnos más fuertes y de manera más sostenible de esta pandemia, con una mayor inclusión social y económica. La Presidencia saudí del G20 tomó acciones rápidas y sin precedentes, facilitando el camino para dar forma a un mundo mejor después de la COVID-19. A través de una respuesta global unida, el G20 está decidido a seguir abordando los principales desafíos de nuestro tiempo y trabajar para encontrar soluciones", manifestó el ministro.