La bajada de los precios del petróleo deja a los países del Golfo con déficits

Los países que peores previsiones han obtenido son Kuwait y Bahréin
Atalayar_Petroleo Golfo

 -  

El impacto de la COVID-19 y la fuerte caída de los precios del petróleo dejará a la mayoría de los Gobiernos del Golfo con déficits este año, según ha anunciado la agencia de calificación Fitch.

A pesar de estas malas previsiones, la agencia también apunta que, gracias a la recuperación de los precios del petróleo y la flexibilización de las restricciones a la producción, mejores las perspectivas de algunos de los países. “Esperamos que Abu Dabi y Qatar logren un superávit fiscal", señalan desde Fitch.

Atalayar_Petroleo Golfo

Por su parte, los países que peores previsiones han obtenido son Kuwait y Bahréin. La agencia de calificación ha establecido que "los elevados precios fiscales de equilibrio del petróleo ilustran la magnitud del reto de la reforma de las finanzas públicas y, en su mayoría, se mantienen muy por encima de los precios actuales o previstos del petróleo".

Fitch augura que el Brent promedio alcance los 58 dólares este año. Pero las estimaciones de la agencia indicaron que Bahréin necesita un precio de alrededor de 100 dólares por barril para lograr un equilibrio en el presupuesto 2021-2022. Kuwait necesita más de 80 dólares y Arabia Saudí y Omán necesitan alrededor de 70 dólares.

Atalayar_Petroleo Golfo

Según la agencia de calificación las nuevas oleadas de infecciones siguen dificultando los ingresos exteriores, las finanzas públicas, el empleo y el crecimiento del PIB. En la mayoría de los países de la región se ha producido un repunte de los casos de coronavirus en el primer trimestre de este año, y algunos, como Omán, Jordania y Kuwait, han vuelto a imponer importantes restricciones a la actividad económica, después de haberlas suavizado a finales de 2020.

Asimismo, algunos países de Oriente Medio y norte de África están a la cabeza de la campaña mundial de vacunación, en particular Israel, los EAU, Bahréin y Qatar. Sin embargo, la recuperación económica también dependerá de que se acabe con la pandemia en otros lugares, especialmente en Europa.