La banca islámica, ¿el nuevo paradigma financiero?

 -  

Atalayar

ASCAME (Asociación de Cámaras de Comercio e Industria del Mediterráneo) junto con CIBAFI (Consejo Internacional de Bancos e Instituciones Financieras Islámicas) organizarán el III Foro de Finanzas Islámicas del Mediterráneo, que tendrá lugar en el marco de la 9ª Edición de la Semana Mediterránea de Lideres Económicos el próximo 27 de noviembre en Barcelona.

Crece sin parar el interés por un sector financiero islámico que abarca a cada vez más entidades interesadas en estos productos e instrumentos financieros “alternativos”. A pesar de que todavía representan sólo una pequeña parte del sector financiero global, la reciente crisis económica y financiera internacional ha propiciado que el modelo de banca islámica resulte más seguro y ético que la mayoría de bancos tradicionales.

Esta actividad financiera, con tasas de crecimiento de activos de entre el 10 y el 15% anuales y con 2 billones de dólares de activos a nivel global, que se esperan aumenten a 3 billones en la próxima década, no deja de aumentar por toda Europa y el Mediterráneo. Países como Reino Unido, Francia, Italia, Alemania o Luxemburgo, así como Turquía, Marruecos o Túnez, ya han apostado fuerte por este sector. En total, esta actividad se desarrolla en 75 países, con 370 entidades  acogidas  a estos productos, de las cuales un tercio corresponde a bancos islámicos. El resto de la industria está compuesta por fondos mutuos, compañías de seguros (takaful), emisiones de deuda (sukuks) y fondos de inversión.

Pero, ¿por qué resulta tan atractiva la banca islámica? La respuesta es clara: una manifiesta capacidad de movilizar recursos con una gama diversificada y eficaz de productos de inversión y ahorro, así como de atraer importantes flujos para invertir en los diferentes sectores productivos, turísticos y financieros en todo el mundo. La importancia de este sector ha llevado incluso a Dow Jones, S&P y Financial Times a crear índices bursátiles especiales.

Precisamente, para analizar las peculiaridades de la amplia gama de productos financieros islámicos, así como su actual expansión por Europa y el Mediterráneo y expectativas futuras, ASCAME (Asociación de Cámaras de Comercio e Industria del Mediterráneo) junto con CIBAFI (Consejo Internacional de Bancos e Instituciones Financieras Islámicas) organizarán el III Foro de Finanzas Islámicas del Mediterráneo, que tendrá lugar en el marco de la 9ª Edición de la Semana Mediterránea de Lideres Económicos el próximo 27 de noviembre en Barcelona. El encuentro será una oportunidad única para que las empresas del sector financiero internacional y español se encuentren con líderes de la industria, empresarios y profesionales directamente involucrados en el pujante sector.

El interés creciente en España por la banca islámica no es casual. España parece estar apostando ya por la captación de estos fondos, sumándose así a la dinámica iniciada por sus vecinos europeos y mediterráneos. Este acercamiento supone de una parte, adoptar estrategias de bajo riesgo y apego a la economía real y, por otra, fidelizar el mercado potencial que representa la creciente comunidad musulmana en España. No hay que olvidar que la banca islámica tiene ingresados el 50% de los ahorros de la población musulmana del mundo, 1,600 millones de personas, que se espera sean el 30% de la población mundial en 2050.

El Mediterráneo es hoy el hervidero de las finanzas islámicas y España, como país europeo y mediterráneo, puede claramente apostar por este sector, siendo las relaciones de negocios un puente genuino para la prosperidad nacional, regional y global.