PUBLICIDAD

Iberdrola

La Brújula Estratégica comienza su cuenta atrás bajo la batuta de Francia

Los ministros europeos de Defensa y Exteriores inician una carrera contra el reloj para poder aprobar en marzo el primer Libro Blanco de Defensa de la UE
PHOTO/AFP - La primera y principal prioridad del presidente Macron es que los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países de la UE sancionen la Brújula Estratégica en su cumbre de finales de marzo

PHOTO/AFP  -   La primera y principal prioridad del presidente Macron es que los jefes de Estado y de Gobierno de los 27 países de la UE sancionen la Brújula Estratégica en su cumbre de finales de marzo

Francia tiene muy claros los objetivos prioritarios que quiere alcanzar durante el tiempo en que asume la Presidencia del Consejo de la Unión Europea, semestre que ha dado comienzo el 1 de enero y concluye el 30 de junio.

No es casualidad que las tres primeras sesiones ministeriales en formato presencial que inauguran la Presidencia francesa hayan sido para acoger los días 12, 13 y 14 de enero a los ministros europeos de Defensa y Asuntos Exteriores, que primero se reunieron por separado y después de forma conjunta.

Tampoco es una coincidencia que los tres conclaves hayan tenido lugar en la ciudad portuaria de Brest, el principal arsenal de la Marina Nacional francesa en la costa atlántica. En sus inmediaciones se encuentra la base de la flota de submarinos de propulsión nuclear dotados con misiles balísticos M51 que, equipados con cabezas nucleares, constituyen la Fuerza Oceánica Estratégica (FOST), el componente naval de del poderío militar de Francia que la convierte en la única potencia de la Unión Europea con armas nucleares.

En las inmediaciones de Brest, en la base naval de L’Ile Longue, atraca la flota de submarinos de propulsión nuclear de Francia. Están dotados con misiles balísticos M51 equipados con cabezas de guerra nucleares
PHOTO/MaxPPP - En las inmediaciones de Brest, en la base naval de L’Ile Longue, atraca la flota de submarinos de propulsión nuclear de Francia. Están dotados con misiles balísticos M51 equipados con cabezas de guerra nucleares

El presidente Emmanuel Macron ha expresado que en los seis meses en que la UE estará bajo el mandato de París, su anhelo es “pasar de una Europa de cooperación dentro de nuestras fronteras, a una Europa poderosa en el mundo, plenamente soberana, libre en sus decisiones y dueña de su destino”. Esa visión la comparte su ministra de Defensa, Florence Parly, que está dispuesta a pasar de las palabras a los hechos para alcanzar la tantas veces repetida autonomía estratégica europea a que también dice aspirar la presidenta de la UE, la alemana Úrsula von der Leyen. 

También es la meta del veterano Jean-Yves Le Drian, que a sus 74 años es el ministro de Asuntos Exteriores de Francia, tras dirigir durante cinco años (2012-2017) la cartera de Defensa en la etapa del presidente socialista François Hollande. En línea con Macron, Le Drian afirma que “hay que preservar la libertad de acción europea en los océanos, en el espacio ultraterrestre y en el ámbito ciber y de la información, que son nuevos escenarios en disputa”. Y recalca que, con “una Europa fuerte, la Alianza Atlántica saldrá fortalecida y reequilibrada”. 

El encuentro informal en Brest de los ministros europeos de Defensa fue organizado por Florence Parly para facilitar que Josep Borrell pudiera detallar las orientaciones que faciliten la redacción final de la Brújula Estratégica
PHOTO/EU - El encuentro informal en Brest de los ministros europeos de Defensa fue organizado por Florence Parly para facilitar que Josep Borrell pudiera detallar las orientaciones que faciliten la redacción final de la Brújula Estratégica
Presencia física del ministro de Exteriores y telemática de la titular de Defensa 

Ninguna de las tres reuniones celebradas en Brest ha tenido carácter decisorio pero todas ellas han sido de extrema importancia. Bajo la presidencia del Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, el español Josep Borrell, el principal punto de la agenda buscaba concretar las orientaciones para ultimar la redacción de la denominada Brújula Estratégica, la primera y principal prioridad de la Presidencia francesa.

Considerado como el primer Libro Blanco de Defensa de la Unión Europea, se trata de un documento de consenso que analiza las amenazas a las que se enfrenta Bruselas y las grandes conmociones mundiales que pueden repercutir en los ciudadanos e intereses de los países del Viejo Continente. Sus impulsores quieren que el contenido de la Brújula Estratégica sea “audaz y viable, pero no inamovible”, que recoja la “visión estratégica común” y constituya el “marco que debe orientar y dar respuestas a la política de defensa y seguridad europea hasta el año 2030”.

La tarea no es nada fácil. Es un hecho constatable que los 27 países que pertenecen a la Unión Europea comparten muchos valores pero mantienen serias discrepancias en sus intereses. Por ejemplo, Polonia y los tres países bálticos temen que la Brújula Estratégica y la aplicación del concepto de autonomía estratégica supongan alejarse de Estados Unidos y de la OTAN. Son los dos pilares que sustentan el grueso de la defensa europea, en especial frente a Rusia, de cuyas reacciones desconfían los países que antaño estuvieron bajo la órbita soviética. 

La ministra de Defensa española, Margarita Robles, participó por videoconferencia en la reunión de ministros de Brest tras su visita el 13 de enero a la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada, en Madrid
PHOTO/Iñaki Gómez-MDE - La ministra de Defensa española, Margarita Robles, participó por videoconferencia en la reunión de ministros de Brest tras su visita el 13 de enero a la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada, en Madrid

Pero los poderes franceses harán todo lo que esté en su mano para limar los dispares puntos de vista de los 27 países, de cara a redactar un texto que contenga un gran nivel de ambición. El palacio del Eliseo quiere que la redacción final esté concluida dentro de nueve semanas, para que la Brújula Estratégica pueda ser aprobada el 21 de marzo por los ministros de Exteriores y Defensa. De conseguirlo, podrá ser refrendada en la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del Consejo Europeo que tendrá lugar en Bruselas los días 24 y 25 de marzo.

El titular de Exteriores español, José Manuel Albares, fue uno de los que acudieron a las reuniones informales de Brest. La ministra de Defensa, Margarita Robles, no hizo acto de presencia física porque tenía otros compromisos. El día 12 se había desplazado a Pontevedra para conocer de primera mano la aportación de los militares de la Brigada Galicia VII a las tareas de rastreo y vacunación contra la pandemia por COVID-19. 

La reunión informal de ministros de Defensa estuvo presidida por Josep Borrell, en su calidad de Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, bajo cuya responsabilidad está la Brújula Estratégica
PHOTO/EU - La reunión informal de ministros de Defensa estuvo presidida por Josep Borrell, en su calidad de Alto Representante de la Unión para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, bajo cuya responsabilidad está la Brújula Estratégica
Una responsabilidad del español Josep Borrell 

Al día siguiente, 13 de enero, cursaba una visita a la Jefatura de Apoyo Logístico de la Armada (JAL), en Madrid, que en esencia se dedica al sostenimiento de los buques, armamento y material de la Marina de Guerra española. Tras la visita a la JAL y de regreso a la sede central del Ministerio, Margarita Robles “se conectó vía telemática y participó por videoconferencia en la reunión de ministros de Defensa de Brest”, confirman fuentes oficiales de su departamento.

Francia insiste en que la Brújula Estratégica debe contener criterios para que Bruselas pueda tomar iniciativas que aseguren los intereses y la libertad de acción de la Unión. La primera versión redactada por el Servicio Europeo de Acción Exterior, con aportaciones de las 27 naciones, fue presentada a mediados de noviembre de 2021 por Josep Borrell ante los ministros de Exteriores y Defensa. Pero todavía le falta más de un hervor.

El ministro José Manuel Albares participó en un foro de titulares de Exteriores y en una  reunión conjunta con sus homólogos de Defensa. En la imagen, a su llegada a Brest, con Josep Borrell y el ministro galo de Exteriores, Jean-Yves Le Drian
PHOTO/EU - El ministro José Manuel Albares participó en un foro de titulares de Exteriores y en una  reunión conjunta con sus homólogos de Defensa. En la imagen, a su llegada a Brest, con Josep Borrell y el ministro galo de Exteriores, Jean-Yves Le Drian

¿Qué contiene la Brújula Estratégica? Su estructura se articula en torno a cuatro pilares. El primero está centrado en mejorar la capacidad de respuesta ante situaciones de crisis o emergencia. París aspira a crear una Fuerza de Despliegue Rápido del orden de 5.000 efectivos bajo bandera de la UE, que puedan ser movilizados cuando la situación lo requiera. Un segundo cimiento es conseguir resiliencia frente a las amenazas híbridas, tanto para protegerse de ellas, como para darles respuesta. Se busca salvaguardar los intereses europeos en la vertiente de la ciberseguridad, la seguridad marítima y también en la espacial.

Un tercer campo está orientado a desarrollar nuevas capacidades y potenciar la industria de defensa europea, motivo por el que el Comisario Europeo de Mercado Interior, el francés Thierry Breton, acudió a los encuentros. Francia aspira a liderar la  europeización de la mayor parte de los sistemas de armas de las Fuerzas Armadas de los países de la Unión y aumentar las inversiones en I+D+i y en tecnologías disruptivas en la esfera marítima, aérea, terrestre, espacial y ciber.

Polonia, los tres países bálticos y otras naciones de la órbita exsoviética temen que la Brújula Estratégica pueda alejarles de Estados Unidos y de la OTAN, que garantiza su seguridad frente reacciones ofensivas de Moscú
PHOTO/Kremlin - Polonia, los tres países bálticos y otras naciones de la órbita exsoviética temen que la Brújula Estratégica pueda alejarles de Estados Unidos y de la OTAN, que garantiza su seguridad frente reacciones ofensivas de Moscú 

El cuarto y último pilar está dedicado a fortalecer la cooperación de Bruselas con otros actores internacionales, de forma especial con la OTAN, la Organización de Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), la Unión Africana, Estados Unidos y Canadá. También busca mejorar los instrumentos que permiten proyectar estabilidad fuera del marco de la UE.