La Cámara de Representantes aprueba el procedimiento de impeachment sobre Trump

El magnate se convierte en el tercer presidente de la historia de Estados Unidos en ser procesado por el legislativo
El presidente Donald Trump ha sido impugnado por abuso de poder en una votación histórica en la Cámara de Representantes, estableciendo un juicio en el Senado sobre su destitución

AFP/BRENDAN SMIIALOWSKI  -   El presidente Donald Trump ha sido impugnado por abuso de poder en una votación histórica en la Cámara de Representantes, estableciendo un juicio en el Senado sobre su destitución

No ha habido sorpresas. La Cámara de Representantes de Estados Unidos ha votado a favor de procesar a Donald Trump por dos delitos de abuso de poder y obstrucción al Congreso. Los artículos de impeachment, presentados la semana pasada por el Comité Judicial de la institución, deberán ser, en el futuro, sometidos a escrutinio en el Senado. En la Cámara Alta, bajo control del Partido Republicano, será precisa una mayoría cualificada para completar la destitución del presidente.

Las votaciones han demostrado a las claras el clima actual de división y polarización que permea la esfera política estadounidense. Solo uno de los representantes republicanos, Justin Amash de Michigan, ha emitido su voto favorable para procesar a Trump por ambos cargos. En las filas demócratas, solamente cuatro se han salido del guion y no han dado el sí en los dos casos. El resultado de la votación para formular una acusación por abuso de poder ha de 230 votos a favor frente a 197 en contra. El segundo cargo, el de obstrucción al Congreso, se ha saldado con un resultado prácticamente idéntico, de 229 a 198.

Resultado de la votación para acusar a Trump de obstrucción al Congreso
PHOTO/ House Television via AP - Resultado de la votación para acusar a Trump de obstrucción al Congreso

Si no actuamos ahora, seremos negligentes con nuestro deber. Es trágico que las imprudentes acciones del presidente hagan necesario el impeachment. No nos ha dejado opción”, sentenció Nancy Pelosi, presidenta de la Cámara de Representantes, en el discurso de apertura de la sesión. La veterana congresista por San Francisco, uno de los rostros más respetados de la formación demócrata, ha sido, recientemente, el blanco de las iras de Trump, que le envió una durísima carta a principios de esta semana. “La conducta del presidente sigue menoscabando nuestra Constitución y amenazando las próximas elecciones”, ha afirmado el demócrata Jerrold Nadler, presidente del Comité Judicial, encargado de formular las acusaciones.

El presidente, en todo momento, ha negado que haya incurrido en cualquier tipo de ilegalidad o conducta inapropiada. En su discurso, ha tratado de aparecer ante su electorado como una víctima de un juicio inquisitorial. Cuando se ha conocido el resultado de las votaciones, su primera reacción ha consistido en recurrir al insulto. “Los demócratas de la Cámara están rindiendo su mayoría, su dignidad. Parecen una panda de idiotas”, ha dicho Trump durante un mitin con sus seguidores en Michigan. 

Más tarde, en su cuenta de Twitter, el mandatario ha calificado la investigación como un “acoso presidencial”. En otro mensaje separado -escrito todo en mayúsculas y con gran profusión de signos de exclamación-, el presidente ha proseguido con su diatriba fiel a su estilo: “Unas mentiras atroces de los demócratas que no hacen nada de izquierda radical. Esto es un asalto sobre América y un asalto sobre el Partido Republicano”.

La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi (D-CA), ha sido una de las voces más críticas con Trump; el presidente ha respondido con severos ataques
REUTERS/JONATHAN ERNST - La presidenta de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Nancy Pelosi (D-CA), ha sido una de las voces más críticas con Trump; el presidente ha respondido con severos ataques
Tercer presidente procesado

Trump se ha convertido, de este modo, en el tercer presidente de la historia de Estados Unidos en ser procesado por el Congreso, después de Andrew Jackson y de Bill Clinton. Richard Nixon, implicado en las escuchas ilegales sobre el Partido Demócrata del caso Watergate, decidió dimitir antes de que el procedimiento alcanzase este punto. Trump, sin embargo, tiene el dudoso honor de ser el primer presidente al que se le aplican los artículos de impeachment durante su primer mandato.

La investigación trata de esclarecer si el actual inquilino de la Casa Blanca presionó a Vladimir Zelensky, presidente de Ucrania, para que su país investigase los vínculos de Joe Biden, candidato en las primas demócratas, y su hijo Hunter con una empresa local de explotación de gas. Según la acusación, Trump utilizó como moneda de cambio la ayuda económica y militar a Ucrania. 

A lo largo de las audiencias públicas que acogió el Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes, se repitieron con mucha frecuencia las expresiones “quid pro quo” e “intercambio de favores”. El presidente de la institución, el demócrata Adam Schiff, ha comentado al respecto que “el presidente estaba dispuesto a sacrificar nuestra seguridad nacional reteniendo el apoyo para un aliado estratégico en la guerra con el fin de mejorar sus perspectivas electorales”.

Los votos de los representantes se muestran en una pantalla. En ambos casos, los síes han superado a los noes
AFP/ SAUL LOEB - Los votos de los representantes se muestran en una pantalla. En ambos casos, los síes han superado a los noes
¿Destitución condenada al fracaso?

Con la luz verde del Congreso, el largo proceso para la destitución de Trump afrontará pronto su etapa final. Es, sin embargo, la más difícil de todas. Hasta el momento, todas las instituciones de las que ha dependido el proceso contaban con mayorías demócratas más o menos holgadas. Sin embargo, a partir de este momento, todo queda en manos del Senado, que debe poner el colofón al juicio político sobre el presidente. Se espera que la votación tenga lugar el próximo mes de enero.

En la Cámara Alta, quienes tienen las de ganar son los republicanos. No solo tienen más representantes, sino que, además, es necesaria una mayoría cualificada de dos tercios para que la moción de impeachment salga adelante. Es muy complicado, por tanto, que a los demócratas les salgan las cuentas. Solo tienen 45 senadores y necesitarían el apoyo de dos independientes y 20 republicanos; un escenario que, a priori, no parece nada fácil.

El líder de la mayoría republicana, el senador por Kentucky Mitch McConnell, ha comparecido este jueves ante todos los miembros del Senado. Ha calificado el actual proceso de impeachment como “el más precipitado, el menos riguroso y el más injusto en la historia moderna”. McConnell, además, ha criticado el hecho de que Pelosi no se haya comprometido a remitirle el documento formal con los artículos de impeachment.

El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, se dirige a los miembros de la Cámara Alta después de que se aprobasen los cargos contra Trump en la Cámara de Representantes
PHOTO/ Senate TV via AP - El líder de la mayoría del Senado, Mitch McConnell, se dirige a los miembros de la Cámara Alta después de que se aprobasen los cargos contra Trump en la Cámara de Representantes
Impacto social

Independientemente del resultado oficial del juicio político sobre Trump -básicamente, si es destituido o no, como parece más probable-, está por ver qué impacto tiene en las diferentes corrientes de opinión pública, una circunstancia que, posteriormente, tendrá su reflejo en los comicios presidenciales de 2020. En las últimas semanas, el Partido Republicano ha dedicado todos sus esfuerzos a mostrar una sensación de unidad en torno al presidente. Además, han tratado de desacreditar la tesis de que Rusia estuvo detrás de la injerencia en las elecciones de 2016; en su lugar, los dedos de sus rostros más conocidos han apuntado a Ucrania.

Es probable que el impeachment fracase en su etapa final y, como consecuencia, que Trump salga reforzado
AP/JULIO CORTEZ - Es probable que el impeachment fracase en su etapa final y, como consecuencia, que Trump salga reforzado

Es previsible que este cierre de filas se extienda también a las amplias masas de votantes de Trump. Si el presidente elude la destitución, algunos analistas apuntan a que saldrá reforzado de cara a la nueva carrera por el Despacho Oval. Otros, sin embargo, opinan que la reputación del presidente ha sufrido un golpe importante. En cualquier caso, las elecciones de 2020 ya se interpretan desde un prisma plebiscitario; servirán para conocer, en cierta medida, el pulso de la sociedad en lo que se refiere a la integridad del presidente.