A la caza del turista europeo

Marruecos, Túnez y Egipto rivalizan por atraer a los visitantes de la otra orilla del Mediterráneo este verano
Turistas visitan el Templo de Luxor en la ciudad sureña de Luxor (Egipto) el 11 de marzo de 2020

PHOTO/AFP  -   Turistas visitan el Templo de Luxor en la ciudad sureña de Luxor (Egipto) el 11 de marzo de 2020

La rivalidad por el turista europeo nunca ha sido tan encarnizada en el Mediterráneo como este verano. Marruecos, Túnez y Egipto se preparan para recibir a los viajeros de la otra orilla y salvar los muebles esta temporada turística, a pesar de la pandemia. El turismo es una fuente de riqueza muy importante para la región y también una de las industrias más golpeadas en los últimos meses. Por eso, estos países tratan de preparar protocolos en tiempo récord para dar seguridad al visitante extranjero.

Egipto, país en el que el turismo representa más de un 11% del PIB, ya ha anunciado que sus aeropuertos reabrirán al tráfico internacional el próximo 1 de julio, después de haber suspendido todos los vuelos comerciales desde el pasado 19 de marzo. El ministro de Aviación, Mohamed Manar, ha asegurado que se han tomado todas las medidas de prevención en los aeropuertos egipcios, como la desinfección de los aviones antes de cada vuelo, el uso de mascarilla obligatorio para todos los pasajeros y la tripulación, y otras normas sanitarias para todo el personal del aeropuerto. 

Vuelo doméstico
AFP/KHALED DESOUKI - Los pasajeros caminan para coger un vuelo doméstico en el aeropuerto de El Cairo el 18 de junio de 2020 durante la crisis de la pandemia Covid-19

Los primeros lugares del país en recibir pasajeros serán las costas del Mar Rojo y el Mar Mediterráneo, que son las provincias que presentan menos contagios. Se ha anulado el pago del visado de turista para todos aquellos viajeros que vuelen directamente a las provincias turísticas hasta el 31 de octubre para incentivar las reservas. El Ministerio de Aviación Civil también ha ofrecido descuentos de hasta el 50% en tarifas aeroportuarias para los viajes chárter en todas las localidades turísticas y el 20% en los servicios terrestres. 

Aunque el verano es temporada baja para Egipto, debido a las altas temperaturas, las autoridades no quieren renunciar a recibir viajeros y están potenciando la vuelta de los viajeros a las localidades del mar Rojo. A pesar de los reclamos turísticos y los descuentos, los contagios y las muertes por coronavirus no han parado de crecer en las últimas semanas y la pandemia aún no está controlada en el país

Marruecos y Túnez, dos estrategias para competir por los turistas

Estos dos países del norte de África han adoptado dos estrategias muy diferentes a la hora de abordar la recuperación del turismo. Ambas han afrontado la pandemia con medidas similares y resultados parecido: estricto confinamiento y pocos muertos e infectados. Marruecos, con 35 millones de habitantes, ha registrado 217 muertes y 11.248 contagios, según la actualización de este viernes de Worldometers. Túnez, con 11,5 millones de habitantes, tiene 50 muertes y 1.112 contagios

Cartago
AFP/ FETHI BELAID - El sitio turístico de los Baños de Cartago vacío después de que las autoridades impusieran restricciones para evitar la propagación del coronavirus

El Gobierno de Túnez ha anunciado un plan de rescate al sector turístico tunecino, que ha sufrido pérdidas de hasta 2.000 millones de euros y ha asegurado que el país está listo para acoger de nuevo a los turistas, dando prioridad a los nacionales y a aquellos que viajen desde países vecinos. El sector representa un 14% del PIB y genera 400.000 puestos de trabajo directos e indirectos. El país ha anunciado que abrirá sus fronteras el próximo 27 de junio. La primera etapa del plan de rescate supondrá la creación de un fondo de 160 millones de euros destinados a garantizar crédito a pequeñas empresas afectadas por la crisis sanitaria. 

Los requisitos para obtener dicha ayuda serán mantener los puestos de trabajo y pagar las nóminas íntegramente, así como registrar unas pérdidas de al menos un 25% en el mes de marzo y un 40% en abril con respecto al año anterior. Estos préstamos, a bajo interés y con un límite del 25% respecto a los beneficios del ejercicio anterior, estarán disponibles hasta marzo de 2021 y podrán ser reembolsados en un plazo de siete años, con posibilidad de congelar durante otros dos años.

El Gobierno también ha lanzado una campaña para relanzar el turismo en el país: “Túnez preparada y segura” para atraer a los viajeros y quiere diversificar la oferta más allá del mantra de playa y balneario, con destinos alternativos como el sur desértico- que ocupa el 30% del territorio- o sus 2.000 sitios arqueológicos, aunque, por el momento, es difícil competir con sus cerca de 1.200 kilómetros de costa. Las autoridades también se plantear ampliar la digitalización del sector. Hasta el pasado 10 de mayo, el sector turístico había logrado unos beneficios de 317 millones de euros, un 27% menos con respecto al año pasado. En 2019, tras cinco años de crisis, el país logró recuperar cifras previas a la revolución de 2011 con cerca de nueve millones de turistas.

Hotel sin turistas
AFP/ FETHI BELAID - La terraza de una cafetería en Túnez vacía por las medidas de contención del coronavirus

Sin embargo, Marruecos está actuando de forma mucho más prudente por el temor a nuevos rebrotes. Aunque ya se ha anunciado la reanudación de la actividad turística y hotelera con un aforo del 50%, de momento está limitada al turismo interior. Las fronteras permanecen cerradas y se ha suspendido la Operación Paso del Estrecho, con la que cada año más de tres millones de marroquíes que viven en Europa regresan al país para pasar las vacaciones con su familia. 

Saadeddine El Othmani, presidente del Gobierno de Marruecos, ha insistido en la necesidad de reactivar las actividades del sector turístico en la desescalada, pero ha afirmado que debe hacer siguiendo las normas de seguridad en todo momento. “Somos conscientes de la importancia del turismo para nuestra economía y todo lo que contribuye a la riqueza del país”, aseguró El Othmani durante una reunión con empresarios del sector la semana pasada recogida por Bladi. 

La Confederación General de Empresas de Marruecos ha señalado que aún hay mucha incertidumbre respecto al turismo y aseguran que la recuperación tras la crisis sanitaria del coronavirus será muy complicada. “El ecosistema del sector turístico necesita medidas específicas y una atención particular”, ha asegurado Chakib Alj, presidente de la patronal, que ha recordado que el sector genera divisas por valor de 80.000 millones de dirhams (que equivalen a 7.300 millones de euros)

La patronal ha preparado una serie de medidas para salvar el sector, tanto salariales como impositivas, que alivien a las empresas que operan directa o indirectamente en el sector. Estas propuestas forman parte de una batería de 508 medidas que la patronal ha presentado al Gobierno para salvar la economía tras la crisis sanitaria. Las principales medidas de este paquete proponen reforzar la demanda y estimular las inversiones públicas, relanzar la oferta, reducir las tasas y reclamar créditos a largo plazo que están pendientes de respuesta del Gobierno. Aunque el problema para el sector es que las fronteras aún están cerradas y todavía no se sabe cuándo se abrirán.

Grecia, otro duro competidor en el Mediterráneo

Otro país con gran capacidad para atraer turistas en el Mediterráneo es Grecia. El país heleno ha conseguido contener al coronavirus y tiene muy buenos datos epidemiológicos. Apenas 191 muertos y 3.130 contagios en una nación de 10 millones de habitantes. Desde mediados de junio se han restablecido los vuelos a Atenas y Salónica y a partir de 1 de julio se reanudan los vuelos a todos los aeropuertos regionales. Se ha reforzado la capacidad de los centros de salud y en las zonas turísticas multas a los locales que no respetan las limitaciones de aforo. Los buenos precios que ofrece el país lo convierten en un serio competidor para Marruecos, Túnez o Egipto.