La Champions del Barça legitima al fútbol sala profesional

La final española ante ElPozo da cuenta de la organización y el nivel de los clubes de la LNFS
FCBarcelona

FCBarcelona  -  

#Champions

El Palau Sant Jordi fue testigo de la final de la UEFA Champions League de fútbol sala entre el Barcelona y ElPozo Murcia. Dos modelos diferentes de clubes que se citaron en la gran final para demostrar que este deporte tiene que ser profesional. También, olímpico, pero eso es un camino que aún sigue en obras. 

#Negocio

El tormento deportivo por el que pasa el fútbol sala español se resume en que la RFEF quiere hacer saltar por los aires 30 años de organización por parte de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS). Luis Rubiales ha visto negocio en el fútbol sala. La venta de derechos de televisión a Mediapro fue el detonante para ir a por la organización por lo civil o lo criminal. Si la RFEF gestiona la competición, Rubiales se lleva el 0,6% de todos los patrocinios que consiga para los clubes que se unan a su negocio. 

#Rubiales

En el palco del Palau estuvo Rubiales. Lo hacía como vicepresidente de UEFA y de una federación de fútbol que intenta gestionar a duras penas la competición. El caso era estar allí y entregar el trofeo. Lo de menos era el fútbol sala. Al final de los 40 minutos tuvo que entregar la copa a Sergio Lozano, capitán del Barça. El de subcampeón fue para ElPozo Murcia, curiosamente, uno de los equipos más críticos con el modelo de fútbol sala de la RFEF. 

#Profesionalizado

Tras el partido, el Twitter de la RFEF echaba humo elogiando a los dos equipos y al fútbol sala patrio como si lo hubieran inventado en Las Rozas. Pero ese partido histórico significaba el broche final para el trabajo que lleva meses haciendo la LNFS: conseguir que el fútbol sala sea un deporte profesional. Por cierto, algo que provocaría la salida de la RFEF de todo tipo de gestión. En Las Rozas le vieron las orejas al lobo hace unos meses y decidieron poner la etiqueta de “deporte profesionalizado” a futsal. Otra trampa al solitario del laberinto de comités de nombres pomposos que aseguran velar por el fútbol sala.

#FútbolSalaProfesional

Javier Lozano es el presidente de la LNFS desde que los clubes le eligieron en 2009, en 2013 y en 2017. Ha pasado de ganar dos mundiales para España a ver como su sucesor en el banquillo tiene el beneplácito de la RFEF para ir por el mundo, de congreso en congreso, presumiendo de haber conseguido él esas dos estrellas que cada vez brillan menos en la camiseta. 
Lozano se ha reunido con los representantes de todos los grupos parlamentarios para explicarles qué es el fútbol sala español.

Desde VOX a Podemos han escuchado al presidente de los clubes ofrecer datos de audiencia de cada partido, hablar de los ingresos de cada club por la venta de derechos de televisión, elogiar a la afición que ha ido (y volverá) a los pabellones, desvelar las sinergias con equipos de fútbol como Osasuna, Betis o Levante y enumerar hasta las más de cien mil fichas de jugadores de futsal que dice la RFEF que hay censadas en España. La burocracia será larga y tediosa. El CSD tendrá mucho que decir y el eje Irene Lozano – Pedro Sánchez – Luis Rubiales puede tirar por tierra el trabajo. 

#Modelos

El modelo del Barça es el de un club de fútbol sala con un presupuesto de unos seis millones de euros. Uno de los mayores del mundo. Grandes jugadores, fichas altas y todo el “mundo Barça” detrás para llevarlos al mismo nivel que a Messi y compañía. No fue siempre así. Tuvo años duros en Segunda división por el abandono de algunos presidentes azulgranas a la sección. 

El caso de ElPozo Murcia es el resultado de la inversión del grupo alimentario ElPozo desde 1989. Tomás Fuertes respalda con su patrimonio a un club que se ha reinventado cada temporada. Ha vivido años de gloria compitiendo cara a cara con Inter y ganando títulos. Ahora vive una segunda juventud con un entrenador que ha llevado a Argentina a ser campeona del mundo, Diego Giustozzi.  Dos formas diferentes de entender el fútbol sala con la cantera como punto fuerte en común. La del Barça se deja ver poco en el primer equipo y más en otros clubes de la LNFS y la de ElPozo sólo se forma para dar el salto a la primera plantilla. 

#ClubesSolventes

La tercera final de Champions fue para el Barça por la pegada de jugadores como Lozano, Aircardo, Daniel o Ferrao. ElPozo sumó una derrota más en finales ante los catalanes y ya van 12. Dos equipos con plantillas y cuerpos técnicos profesionales. El modelo de clubes solventes en el que ha ido trabajando la LNFS desde hace años ha dado sus frutos. Un proceso complicado, con dramas deportivos por el camino, pero que ha merecido la pena para los que han sabido gestionar bien sus activos. 

#Relato

Ahora la RFEF intenta reescribir la historia del fútbol sala en España. Montar su propio relato de lo que ha sido este deporte a nivel de clubes y de selección. Su gestión de la competición deja importantes lagunas y una guerra pública entre los equipos desertores y la LNFS. Los partidos de Inter no pueden ser televisados porque ya no pertenecen a la LNFS. Todo un fundador de la LNFS y unos de los mejores equipos del mundo ha dado la espalda al fútbol sala y a su afición sin dar explicaciones ni ofrecer alternativas. Algo que supone un grave perjuicio para sus patrocinadores que no ven aparecer su inversión en la tele. Todo esta judicializado. La profesionalización del fútbol sala salvará a este deporte. Los saben los clubes. Y lo saben todos.  

Contenido relacionado