La CIA logró evacuar a 1.000 soldados de las fuerzas especiales afganas

Las operaciones se llevaron a cabo en Eagle Base, cercano al aeropuerto de Kabul. El centro, al igual que otros lugares construidos por Estados Unidos, fue destruido antes de que las tropas abandonasen el país
atalayar_evacuacion eeuu kabul

PHOTO/ Sargento Victor Mancilla/Cuerpo de Marines de EE.UU. vía AP  -   En esta imagen proporcionada por el Cuerpo de Marines de Estados Unidos, los evacuados esperan para subir a un Boeing C-17 Globemaster III durante una evacuación en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai en Kabul, Afganistán

Durante el proceso de evacuación de ciudadanos afganos por parte de las tropas estadounidenses, la CIA consiguió evacuar a 1.000 afganos de las fuerzas especiales, tal y como informan medios de comunicación como Politico. Estados Unidos, al igual que otras naciones de la OTAN que estuvieron presentes en Afganistán, comenzaron un proceso de evacuación para sacar a ciudadanos vulnerables del país asiático. Entre estas personas se encontraban traductores u otros trabajadores que colaboraron con las fuerzas extranjeras. 

Para asegurar la salida de estos soldados afganos, muchos de ellos entrenados por las tropas estadounidenses, fueron trasladados a un centro secreto de la CIA a las afueras de Kabul, Eagle Base. Tal y como señala el periódico The New York Times, es la primera vez que Estados Unidos utiliza una base secreta para evacuaciones. Esta infraestructura se situaba entre las afueras de la capital afgana y una cadena de montañas.

Además de los soldados afganos, también fueron evacuados sus familiares a través de una operación en la que participó la CIA y “trabajó en estrecha colaboración con otras agencias para facilitar el acceso al aeropuerto a ciudadanos estadounidenses y afganos vulnerables”. Varios helicópteros Mi-17, de fabricación rusa y utilizados por el Ejército afgano, realizaron al menos 35 vuelos entre Eagle Base y el aeropuerto de Kabul.

atalayar_fuerzas especiales afganistan
AP/RAHMAT GUL - Fuerzas especiales del ejército afgano enmascaradas asisten a su ceremonia de graduación tras un programa de entrenamiento de tres meses en el Centro de Entrenamiento Militar de Kabul, en Kabul, Afganistán, el 17 de julio de 2021

Esta base secreta de la inteligencia estadounidense, además de servir como centro de entrenamiento para soldados afganos y recientemente como lugar para realizar las evacuaciones, también contenía el primer centro de detención establecido por la CIA en Afganistan, conocido como Salt Pit. De acuerdo con informes estadounidenses, la agencia de inteligencia sometió a torturas a los detenidos en el centro. Como el caso de Gul Rahman, que murió de hipotermia después de que le desnudaran y lo encadenasen a una pared. Rahman fue arrestado en 2002 por las fuerzas estadounidenses. 

Antes de abandonar por completo el país, las fuerzas estadounidenses destruyeron Eagle Base para evitar que los talibanes se hicieran con materiales sensibles. La detonación del centro se produjo después de los ataques en el aeropuerto de Kabul, por lo que muchas personas creyeron que se trataba de otro atentado. 

En vídeos publicados por los talibanes después de la retirada estadounidense se puede ven edificios en ruinas y cenizas. “Este era un lugar muy importante”, declara un combatiente talibán en una de las grabaciones difundidas.

atalayar_evacuacion eeuu kabul
PHOTO/ Cuerpo de Marines de los Estados Unidos/Sargento Primero Victor Mancilla  via REUTERS - Miembros del servicio estadounidense ayudan en un Punto de Control de Evacuación (ECC) durante una evacuación en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai, Kabul, Afganistán

Anteriormente, entre abril y mayo, autoridades estadounidenses comenzaron a destruir algunos edificios de Salt Pit, después del anuncio del presidente Joe Biden de retirar las tropas en septiembre. Esta estructura se comenzó a construir entre 2002 y 2004, años en los que la CIA comenzó a desarrollar “técnicas mejoradas de interrogatorio”, tal y como señala The New York Times.

Por otra parte, Eagle Base se estableció en una antigua fábrica de ladrillos, aunque con el tiempo Washington construyó edificios creando un gran complejo que servía para entrenar a soldados afganos y a fuerzas antiterroristas del país. Tal y como han asegurado funcionarios estadounidenses, algunas de estas tropas fueron las únicas que siguieron luchando mientras los talibanes se hacían con más territorios y poder. “Fueron uno de los principales medios que ha utilizado el gobierno afgano para mantener a raya a los talibanes durante los últimos 20 años”, declara Mick Mulroy, un exoficial de la CIA a The New York Times. “Fueron los últimos en luchar y sufrieron muchas bajas”, añadió.

atalayar_eeuu-kabul
PHOTO/ Senior Airman Taylor Crul/Fuerza Aérea de EE.UU. vía AP - Avión C-17 Globemaster III de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos en apoyo de las últimas misiones de la operación de evacuación de no combatientes en el Aeropuerto Internacional Hamid Karzai en Kabul, Afganistán.
Estados Unidos busca nuevas formas de evacuación

Washington ha finalizado su presencia militar en Afganistán después de 20 de guerra. La imagen del mayor general Chris Donahue abandonando el país se ha convertido en un símbolo de la retirada estadounidense. Esta foto, que pasará a la historia, cierra además una etapa, tanto en la historia de Afganistán, como en la política exterior estadounidense. Sin embargo, el proceso de evacuación todavía no ha acabado para la Administración Biden, ya que todavía hay ciudadanos estadounidenses y colaboradores afganos en el país.

“Estamos analizando todas las opciones posibles: rutas aéreas, rutas terrestres para seguir encontrando formas de ayudar a evacuar”, anunció Victoria Nuland, subsecretaria de Estado. Se calcula que todavía hay entre 100 y 200 estadounidenses en Afganistán. Washington también ha celebrado los esfuerzos de Qatar y Turquía para reabrir de nuevo el aeropuerto de Kabul.