La colección ‘Tesoro de Jazira’ llega al Louvre de Abu Dabi

El museo mostrará mediante una exposición 2.800 monedas islámicas de siglos pasados, que han sido restauradas y arregladas
Vista general del Museo del Louvre Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

REUTERS/HAMAD I MOHAMMED  -   Vista general del Museo del Louvre Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

El Louvre Abu Dabi ha anunciado que realizará una exposición en la que pretende mostrar al público una serie de 2.800 monedas de plata, que pertenecieron a diferentes reinos islámicos de siglos ya atrás. Para ello, el museo pretende presentar estos objetos como parte de un proyecto que podrá verse durante dos años en Emiratos Árabes Unidos. De momento, no se sabe la fecha exacta en la que se expondrá a los visitantes, pero se tenía previsto su apertura en septiembre 

La colección se llamará “Tesoro de Jazira”, y consta de una gran cantidad de monedas islámicas de la época medieval, que tenían tanto inscripciones del Corán, como imágenes y símbolos de los nombres de los reyes de la época. Son monedas que se remontan desde el reinado del rey Sapor II, que rigió durante los años 309-379 d.C, hasta el reinado del califa abasí Al Ma’Mun, que gobernó entre los años 813-833 d.C.  

Guilhem Andre, director del Louvre Abu Dabi, destaca la importancia de los cambios políticos, económicos y geográficos durante la historia, informando al público del valor que se les dio a algunos metales preciosos en los distintos periodos y en los cambios de símbolos durante los periodos. “Los dracmas sasánidas, los dirhams omeyas, las monedas de plata abasíes, junto con el sólido bizantino de oro, las monedas de oro genovesas y venecianas, y más demostrarán cómo una moneda simple puede ilustrar las relaciones de poder y las rivalidades entre imperios en competencia y en crecimiento, así como el surgimiento de importantes urbes comerciales”, afirmó Andre.

Museo del Louvre Abu Dabi
REUTERS/HAMAD MOHAMMED - Diseño de la cúpula del Museo del Louvre Abu Dabi, Emiratos Árabes Unidos.

Las monedas fueron adquiridas por el propio museo en 2019 a un coleccionista de tesoros europeo. La pinacoteca, como parte del proyecto, ha realizado el proceso de restauración de estas monedas antes de poder exponerlas. Un equipo especializado en este tipo de asuntos perteneciente al complejo cultural ha llevado a cabo el proceso de reestablecer y conservar el material del que están hecho, eliminando el paso del tiempo y la corrosión que reflejaban. Asimismo, como parte del plan, han tenido que pesar las monedas, documentarse sobre la época en la que fueron emitidas, medir su diámetro y longitud, conocer el tipo de material utilizado para su realización... Igualmente, han tenido que examinar, de una forma específica, las escrituras y signos que se observan en las piezas. 

Las monedas no solo fueron conservadas por el museo, sino también documentadas y digitalizadas para que pudieran ser estudiadas con mayor detalle. Tuvimos que decidir cómo conservar cada una de las monedas, ya sea con la utilización de productos químicos, someterlas a un baño ultrasónico o dejarlas lavar en agua destilada, considerando qué tratamiento sería la mejor y menos intrusiva forma de revelar lo que esconde cada una de ellas”, dijo Theofanis Karafotias, director del equipo de conservación del Louvre Abu Dabi.

Interior del Museo del Louvre Abu Dabi.
REUTERS/CHRISTIPHER PIKE - Interior del Museo del Louvre Abu Dabi.

A su vez, este mes se ha anunciado la bienvenida a la sala de 59 nuevos préstamos de otros museos para su exposición en la capital, y 56 nuevas adquisiciones, que se exhibirán en los próximos meses. Esto dotará al museo de una riqueza cultural importante, mostrando, sobre todo, la historia y las conexiones culturales de las diferentes fechas. Unas de las últimas obras que se han podido conocer son dos pinturas: ‘Una chica soplando un brasero’, de George de La Tour, pintada entre 1646 y 1648; y ‘La Cerradura’, de Jean-Honoré Fragonard. Estos dos cuadros fueron elegidos por la importante representación de la influencia estética y la importan histórica-artística que muestran.  

Desde 2017, año de su apertura, el Louvre Abu Dabi no ha parado de aumentar su colección y en este momento cuenta con más de 600 obras en exhibición, tanto propias de la región y del mundo árabe, como internacionales. Sus colecciones se muestran de acuerdo con el tema de un lugar, siguiendo una cronológica que incita a los visitantes a que puedan seguir la historia de cualquier representación, de manera hilada a través del tiempo.