PUBLICIDAD

Iberdrola

La Comisión Parlamentaria mixta Marruecos-Unión Europea se reúne en Bruselas para analizar dos informes

La delegación marroquí, encabezada por el exministro Lahcen Haddad, se reunió con 36 eurodiputados y revisó dos reportes que afectan al reino de Marruecos
europa

PHOTO/ARCHIVO  -  

Una delegación de la Comisión Parlamentaria Mixta Marruecos-UE visitó los Parlamentos de Bruselas y Estrasburgo antes del parón del verano. La Comisión es un órgano compuesto por parlamentarios marroquís y europeos con el objetivo de promover la cooperación entre ambos parlamentos en distintos asuntos.

De acuerdo con un comunicado emitido por la Cámara de los Representantes marroquí, la delegación del reino se reunió entre la semana del 27 de junio y del 4 de julio con hasta 36 diputados del Parlamento Europeo con el objetivo de examinar dos informes elaborados por las comisiones de Asuntos Exteriores y de Derechos Humanos. 

La Comisión se congratula de reforzar la cooperación euro-mediterránea con estas iniciativas que “incentivan el desarrollo común en materia de energía renovable, paz, seguridad, agricultura, pesca marítima, migración y lucha contra le terrorismo”. Los puntos citados por el comunicado son los pilares de las relaciones entre Marruecos y la Unión Europea. Los parlamentarios marroquís habrían insistido en conjugar los esfuerzos euro-marroquís para hacer frente a nuevas amenazas a estos sectores base. 

La visita fue también una ocasión para abordar con los eurodiputados la tragedia ocurrida en la valla de Melilla, cuando un asalto por parte de hasta 2000 migrantes se saldó con la muerte de al menos 23 de entre ellos, junto con alrededor de 150 heridos. Durante la sesión plenaria del Parlamento Europeo del 4 de julio, la cuestión figuró en el orden del día, con la intervención de la comisaria de Asuntos de Interior, Ylva Johansson (Suecia). 

Johansson, que lamentó profundamente la muerte de al menos 23 personas, apoyó en su intervención las llamadas a la investigación de la Unión Africana y de Naciones Unidas. También agradeció las investigaciones puestas en marcha por la Fiscalía General española y la Comisión de Derechos Humanos marroquí.

parlamento europeo
PHOTO/ARCHIVO - Parlamento Europeo

De acuerdo con la comunicación de la Cámara marroquí, la delegación examinó el contenido de un informe que prepara la eurodiputada luxemburguesa Isabel Wiseler-Lima, del Grupo Partido Popular Europeo, acerca de la protección a los profesionales de la comunicación fuera de la Unión Europea. Un informe que, de acuerdo con el comunicado, se elabora con la colaboración de varios periodistas y expertos del mundo de la comunicación. Según el gabinete de prensa de Wiseler-Lima, la eurodiputada no mantuvo ninguna reunión con la delegación marroquí, y el informe aún no está listo por lo que no se han hecho públicos detalles acerca del mismo. 

Según la comunicación del Parlamento marroquí, la delegación expresó su preocupación por un “proyecto de recomendación” impulsado por la Comisión de Derechos Humanos que afectaría a Marruecos y que el comunicado tilda de “anti-Marruecos”. El gabinete de comunicación de Wiseler-Lima ha negado a Atalayar que ese proyecto de recomendación esté ligado al informe que prepara la eurodiputada, ya que este aún no estaría elaborado al completo. Está previsto que el informe sobre la protección de periodistas fuera de la Unión Europea se presente ante el Parlamento Europeo en septiembre, después de la parada estival.  

En segundo lugar, la delegación marroquí estudió el informe de la Comisión de Asuntos Exteriores presentado por el eurodiputado español del Partido Popular, Antonio López-Isturiz, acerca de la “Política de Seguridad sobre la Asociación renovada con los países vecinos meridionales”, una cuestión de actualidad después del trágico episodio en la frontera sur de Europa. 

En este informe de López-Isturiz figuran dos enmiendas registradas por las eurodiputadas Marisa Matias, del Bloco de Esquerda portugués, y Idoia Villanueva Ruiz, de Podemos, ambas en del Grupo Confederal de la Izquierda Unitaria Europea/Izquierda Verde Nórdica. La enmienda 179, acusa directamente a Marruecos de violaciones de los derechos humanos en materia de migración, además de hacer a la Unión Europea rehén de su política exterior. La enmienda 192 pide a su vez que se “respalden las Resoluciones de las Naciones Unidas sobre el Sáhara Occidental […] se respeten la legalidad y las sentencias del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) relativas al saqueo de los recursos naturales del Sáhara por parte de Marruecos”. Una enmienda que en resumen viene a oponerse a la línea que la Unión Europea adoptó valorando la propuesta de autonomía marroquí como una base sólida para el diálogo y la resolución del problema del Sahara. También en contra del Parlamento Europeo que aprobó un acuerdo de cooperación pesquera en aguas del Sáhara.  

Ambas propuestas de las eurodiputadas han sido tildadas por el comunicado como “anti-Marruecos” por le comunicado de la Cámara de los Representantes.