La Copa mola

El formato es perfecto para pasar los meses sin Champions
El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales

AFP/GABRIEL BOUYS  -   El presidente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), Luis Rubiales

El formato es perfecto para pasar los meses sin Champions. Un aviso para un menguado Real Madrid y otro disgusto para el Barça.

#LaCopaMola

Eso no lo ha inventado la RFEF. Lo dijo Carlos González en 2012. El presidente del Córdoba recibía al Barça en El Arcángel y le gustaba eso de ir figurando por los medios. Ahora recibe a la Guardia Civil en casa y es acusado por administración desleal de un club que pena por la 2ª B. Pero le gustaba la Copa. Y eso que era a doble partido. 

#RubialesCup    

No tienen pensado cambiar el nombre al torneo, pero hay que otorgar todo el mérito a Luis Rubiales. Mientras suma nuevos enemigos a su causa, el formato de Copa del Rey a partido único y con muchos clubes modestísimos en liza, es un acierto. Lo aprobó la Junta, entre otros, los propios clubes eliminados. Sabían que era peligroso, pero descargaba el calendario y se evitaban partidos tediosos. 

#Instrucciones

La nueva Copa viene con manual de instrucciones. En la primera página se explica que la mayoría de los partidos se ve en una plataforma nueva, Dazn. Que hay que pagar al margen de los cientos de euros al mes que ya nos gastamos en ver la tele. Cosas del neofútbol. 

#Instructions

La segunda página está en inglés. Porque de allí importamos el modelo de Copa a partido único, es más, pero no lo llegamos a mejorar con la ida y vuelta en semifinales. En Inglaterra hay muchas copas y sus eliminatorias se juegan a partido único. Los grandes caen eliminados y no hay dramas ni voces de ultratumba pidiendo que se rescate el replay o se cambien las normas. De aquí a 2024 nos iremos acostumbrando.

#ByeMadrid

A la tercera fue la vencida. Superados el Unionistas y el Zaragoza, al Real Madrid le llegó la Real Sociedad. El fútbol le debía una al equipo vasco por su buena temporada. 0-3; 1-4… los goles caían y al Madrid no le daba. El plan B de Zidane no es el mismo que en los tiempos de gloria. Muchos cambios de jugadores a los que se les ven las carencias si no están bien acompañados. Y el gol. Esa manía del fútbol de marcar goles. Benzema no es suficiente, Hazard no está y Bale salió del estadio en el 80 para evitar atascos. 

Copa del Rey - Real Madrid v Real Sociedad, Karim Benzema del Real Madrid en acción
REUTERS/SUSANA VERA - Copa del Rey - Real Madrid v Real Sociedad, Karim Benzema del Real Madrid en acción
#MásMadrid

No quiero hacer política oportunista. Ni sumarme al argumento azulgrana de que las derrotas vienen bien. Pero a este limitado Real Madrid le sirve la derrota. A Zidane para gestionar mejor los cambios. Al equipo para protegerse en Liga y no bajarse de la cima. A los jóvenes para padecer un partido agónico con esa camiseta. Y al club para ir preparando el partido homenaje de alguno. Y de esas noches, sale una Liga.

#ByeBarça

El circo azulgrana suma un nuevo espectáculo. Las derrotas útiles. Ni una voz recriminó la segunda eliminación del equipo después de lo de Arabia. Van anestesiados después de Roma y Liverpool. Dembelé terminó de destrozar las pocas esperanzas que había de salvar la temporada. Lesión interminable. Y una plantilla que en enero es peor que en diciembre. Siempre les quedará Nápoles. 

Athletic Bilbao v FC Barcelona - San Mames, Bilbao, España - 6 de febrero de 2019 Lionel Messi del FC Barcelona en acción
REUTERS/VINCENT WEST - Athletic Bilbao v FC Barcelona - San Mames, Bilbao, España - 6 de febrero de 2019 Lionel Messi del FC Barcelona en acción
#ArabiaEspera

Arabia busca en el mapa dónde están Miranda, Granada, San Sebastián y Bilbao. Dos de estos equipos jugará la Supercopa de 2021. La RFEF espera que el cartel lo completen Real Madrid y Barcelona como campeón y subcampeón de Liga. Si no se diera el caso, ya moverán hilos para que la Supercopa no pierda esplendor y siga regalando derechos fundamentales.

#SevillaEspera

Sevilla ya está cortando los matorrales del césped de La Cartuja. La final del Copa del 18 de abril llega y la pista de atletismo tiene que desaparecer. La Junta y el Ayuntamiento le han quitado por la mano a Madrid cuatro años de finales. Almeida jugó con la camiseta y así no se ganan partidos. Del millón y medio que pagará la ciudad andaluza por el canon, Rubiales se llevará el 0,6%. Y del nuevo proveedor de camisetas para el fútbol sala, también. Retribución por objetivos lo llama. Pero la Copa mola.