La creatividad en los negocios también habla en español

La CEOE acoge el I Foro Iberoamericano de Innovación
PHOTO/CEOE - De izquierda a derecha, Francisco Blanco, profesor de economía aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos; Álvaro Ramos-Catalina, directo de desarrollo Cepyme; Carolina Martín, directora de innovación de I+DEA; Francisco Marín, vicepresidente de CEOE; Antonio Magraner, secretario general de la Federación de Jóvenes Empresarios; Francisco Paños, presidente de TRIA Ingeniería y Fernando Rodríguez Alemany, responsable de Mark Ventures España

PHOTO/CEOE  -   De izquierda a derecha, Francisco Blanco, profesor de economía aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos; Álvaro Ramos-Catalina, directo de desarrollo Cepyme; Carolina Martín, directora de innovación de I+DEA; Francisco Marín, vicepresidente de CEOE; Antonio Magraner, secretario general de la Federación de Jóvenes Empresarios; Francisco Paños, presidente de TRIA Ingeniería y Fernando Rodríguez Alemany, responsable de Mark Ventures España

Innovar siempre supone un reto, pero para las pequeñas y medianas empresas se trata de todo un desafío. Dependen de factores externos para mejorar y cuentan con menos recursos para desarrollar sus estrategias. Las grandes compañías aumentan la brecha en I+D con las de menor tamaño al contar con laboratorios propios. Pero las cosas están cambiando. Cada vez hay más disponibilidad de financiación gracias a los fondos de capital riesgo, aceleradoras y programas públicos. “Cuando hablamos de 'start-ups' todo el mundo piensa en Sillicon Valley o en Europa, pero nosotros hemos comprobado que los países más creativos son los de Iberoamérica”, ha asegurado Antonio Magraner, secretario general de la Federación Iberoamericana de Jóvenes Empresarios, durante una de las jornadas del I Foro Iberoamericano de Innovación abierta que se ha celebrado en la sede de la CEOE este miércoles y jueves. 

Magraner ha explicado que en Iberoamérica hay grandes ideas pero ha señalado que un problema muy importante de su ecosistema empresarial es la persistencia de un amplio mercado informal. “En el que momento en el que esta actividad empresarial se regularice, van a aportar muchísimo a la economía de estos países, tanto en términos de empleo como en impuestos”, ha señalado Magraner, que también ha afirmado que todavía hay pocas fuentes de financiación disponibles en estos mercados. 

PHOTO/CEOE - Jornada "La innovación abierta desde los zapatos de una pyme" en la sede de la CEOE
PHOTO/CEOE - Vista de los ponentes y el público del I Foro Iberoamericano de Innovación en la sede de la CEOE

Álvaro Ramos-Catalina, director de desarrollo corporativo de la patronal Cepyme, ha indicado durante la intervención de Magraner que es imprescinble que las grandes empresas ayuden a las medianas y pequeñas a innovar y a digitalizarse a través de sus programas de Responsabilidad Social Corporativa (RSC). Ramos-Catalina también ha explicado que la pyme española está entre las que menos innova de Europa y ha hecho hincapié en la necesidad de que haya más fondos para la innovación de las pymes. “La mayor parte de las subvenciones dirigidas a I+D las acaban gestionando las grandes empresas”, ha afirmado. 

Magraner ha explicado que Colombia es uno de los países con un ecosistema de start-ups más maduro. “Es una de las naciones latinoamericanas que mejor entiende os retos que va a enfrentar la sociedad y se están preparando para la digitalización y la mecanización que viene. Además, está forjando buenas instituciones políticas”, ha afirmado. Magraner ha dicho que Iberoamérica aún tiene mucho camino por recorrer y es una región en la que hay mucho talento y masa crítica. 

Francisco Blanco, profesor de Economía Aplicada en la Universidad Rey Juan Carlos, ha recordado que es muy importante que las empresas se apoyen en la academia para llevar a cabo proyectos de innovación. “Hemos conseguido que algunas pequeñas y medianas empresas recurran a nosotros y nos utilicen como su departamento de innovación”. Blanco ha insistido en que es necesario que las compañías se informen bien de sus posibilidades para innovar y que se debe incentivar más a los profesores universitarios a que colaboren con el sector privado