La cultura española aumenta su influencia en el exterior

La Fundación Alternativas presenta un informe sobre el estado de la cultura y su influencia diplomática en la Unión Europea
Violinista

AFP/JOSEP LAGO  -   Una máscara facial cuelga de un atril durante un ensayo de la Sinfónica de Barcelona y la Orquesta Nacional de Cataluña en el auditorio de Barcelona, el 16 de junio de 2020.

El sector cultural está sufriendo mucho la crisis del coronavirus y, sin embargo, durante la cuarentena, los ciudadanos han consumido más cultura que nunca. ¿Cómo explicar esta paradoja? La Fundación Alternativas ha presentado su informe anual sobre el “Estado de la Cultura 2020: la acción cultural exterior de España” tratando de desvelar estas incógnitas y proponer nuevos retos para mejorar este sector.

Este informe da una vuelta al concepto del sector cultural. No solo se habla del estado del cine, las nuevas tecnologías el teatro, la producción de libros, música, eventos…  “Tenemos que entender que la acción cultural es acción diplomática”, ha explicado Diego López, vicepresidente de la Fundación Alternativas y presidente del Consejo Asesor de Asuntos Europeos de la fundación. 

López ha recordado que, desde el 21 de julio, se ha abierto una nueva perspectiva para la cooperación cultural en España gracias al fondo europeo para la recuperación. Este fondo será emitido por parte de la Comisión Europea para los países más afectados por el coronavirus: “en España tenemos la oportunidad de acceder a una financiación muy poderosa para la cooperación cultural”, ha reiterado el vicepresidente de la fundación.

Este fondo de recuperación europeo está siendo debatido en el Parlamento y tendrá que ser aprobado por la Comisión Europea. En un principio a España le correspondería una cifra de 140.000 millones de euros. Esta suma será concedida según los proyectos que vayan presentado y López anima a los eurodiputados a “presentar proyectos interesantes para reforzar la acción exterior”. 

El informe de la Fundación Alternativas reza que “recientemente se han remitido nuevas instrucciones a las consejerías culturales de las embajadas en las que se indica el cambio de papel de la figura de ‘consejero cultural’ que pasan de ser ‘programadores’ a agentes o facilitadores”. Esto supone un reconocimiento de la necesidad de actualización para adaptarse a las necesidades de los creadores culturales.

Los retos económicos y el cambio de paradigma tras la crisis del coronavirus

La cultura es un negocio y, de una manera u otra, busca ser rentable dentro de la economía nacional. El presidente de Acción Cultural Española, José Andrés Torres Mora, ha asegurado que “aunque pensemos que las ideas y el conocimiento no cuestan nada, la vida no es gratis para los creadores, por eso la cultura tiene un precio y la sociedad debe pagarlo”.

Durante la presentación del informe, Enrique Bustamante, coordinador del informe, ha enumerado los retos más importantes que trata el informe. La igualdad de género, el desarrollo de un estatuto del artista y la creación de un nuevo documento de derechos de autor más cooperativo han sido las medidas más novedosas. “También hay que destacar las políticas fiscales, el IVA reducido en la cultura, las obligaciones a cumplir para las plataformas digitales y el apoyo sistemático a la transición digital armónica dentro de los sectores culturales”, recalcaba Bustamante.

El informe recoge las principales debilidades que persisten en nuestro país empezando por la falta de financiación privada. Las actividades culturales se han reducido a lo largo de la última década de manera progresiva, en 2018 el gasto de cultura por hogar fue de 682,5 euros de media al año (718,3 euros en 2017). A estos datos hay que añadir que la financiación pública en cultura se ha desplomado, sobre todo después de la crisis del coronavirus.

En el plano mercantil las cifras mejoran ligeramente, el tejido económico cultural estuvo movido por 122.673 empresas (112.643 en 2008) que supusieron un 3,7% del total de entidades empresariales españolas. Durante este mismo año se crearon 690.300 puestos de trabajo, un 3,6% del total español (706.300 en 2008). Los autores del informe se cuestionan las dinámicas que dificultan la mejora de estas cifras.

Charo Otegui, directora Programación de Acción Cultural, ha querido destacar que las dinámicas están cambiando. “Ahora en estos momentos con la COVID-19 han cambiado las cosas. Ya no son los visitantes los que se mueve a los eventos, sino que son los eventos los que llegan a las casas de las personas de manera virtual”. A esta declaración se ha sumado Alfons Martinell, autor del informe y experto en políticas culturales de cooperación, que ha dicho que “La vida cultural en nuestras sociedades, a pesar de las crisis, mantiene interés por seguir viviendo”. 

El sector cultural está visiblemente alterado y la cultura está económicamente por los suelos. Y aun así, Martinell ha querido destacar el auge de la cultura en los momentos más difíciles: “¿Por qué en situaciones de crisis somos capaces de dinamizar procesos y resurgir?”. El autor afirma que han aumentado los intercambios de flujo cultural. “El Estado no controla estos flujos, pero cada vez hay más actores y agentes que actúan con una lógica internacional”, reitera Martinell.

Grabación de de anuncio
PHOTO/BERNAT ARMANGUE- El sector audiovisual español está volviendo a la vida después de los terribles meses de bloqueo como consecuencia del brote de COVID-19 y el posterior estado de emergencia. En el plató de la popular telenovela "Mercado Central", emitida por la cadena pública TVE, el personal técnico y los actores vuelven a trabajar siguiendo las estrictas directrices contra el COVID
Europa Creativa, el primer proyecto unitario que busca exportar cultura europea


El debate que ha precedido a la presentación del informe ha puesto encima de la mesa la nueva propuesta de la Comisión Europea llamada “Europa Creativa”, un fondo destinado a facilitar garantías a las entidades de crédito, para promover la concesión de préstamos a iniciativas tanto del sector cultural como del creativo.

Europa Creativa es el único programa destinado a promover la cultura europea. Es la primera vez que se trata un proyecto de esta índole, pero Pedro Velázquez, experto de la Comisión Europea, denuncia que el proyecto equivale al 0,1% del presupuesto de la Unión. “Existen otros fondos dedicados a la cultura, pero dependen de los Estados miembros. La Comisión debería apretar más las tuercas a los Estados para crear hojas de orientación sobre cómo invertir estos fondos”, ha explicado Velázquez.

El proyecto promueve la participación de los operadores culturales, tiene una oficina en Madrid y parece estar teniendo una buena acogida. Velázquez, además, ha destacado que existen otras iniciativas de movilidad individual para artistas y promotores. “Se trata de dar la oportunidad de moverse entre fronteras”, afirma Velázquez. Estas iniciativas se verán reforzadas cuando empresas españolas salgan a exportar cultura y, a su vez, veamos empresas europeas ofertando actividades dentro del país.

Las encuestas del estudio dan una puntuación de 5,1 al estado de la cultura en España

Aunque pueda parecer una cifra baja, lo cierto es que la percepción ha aumentado este año. El informe comprueba que la creación, la producción y la distribución han recuperado casi exactamente las puntuaciones de 2011. Y que las políticas públicas y la proyección exterior han subido su apreciación.

El informe también se centra en la necesidad de una política cultural exterior que apoye firmemente la internacionalización de los creadores y consolide las redes de producción y distribución cultural. Para ello, el informe, pone énfasis en los actores diplomáticos. El Estado español tiene multitud de organismos que promueven la cultura en España, desde el Ministerio de Asuntos Exteriores, las embajadas, hasta el Instituto de Comercio Exterior (ICEX). Todas estas organizaciones abogan por la difusión de la cultura en el exterior y los expertos del informe, animan a incentivar sus actividades para exportar más cultura.

Grafico del informe Fundación Alternativas
Fundación Alternativas - Gráfico del informe que indica las instituciones exportadoras de cultura en España

El Informe sobre el estado de la cultura en España es una publicación del Observatorio de Cultura y Comunicación de la Fundación Alternativas. La edición de 2020 está dedicada a la acción cultural exterior de España, identificando actores, políticas y principales logros, y realizando una evaluación que permita plantear propuestas de cara a aumentar la eficacia y eficiencia, teniendo en cuenta además los efectos del Covid-19 en los modelos tradicionales.

Bajo la coordinación de Enrique Bustamante y con la participación de autores de reconocido prestigio, el ICE se ha convertido en una referencia en la materia. Desde 2011 se han llevado a cabo seis ediciones que han permitido centrarse en distintos efectos y problemáticas.