La Cumbre de las Dos Orillas abre una nueva agenda en el Mediterráneo

 -  

Atalayar

Pie de foto: Foto de familia de la Cumbre de las Dos Orillas. Foro del Mediterráneo. AFP/CHRISTOPHE SIMON

Durante las últimas semanas, la sociedad civil de ambas orillas del Mediterráneo, en particular jóvenes, actores económicos, sociales, científicos y culturales han trabajado juntos para hallar soluciones concretas para la región. Este empoderamiento subraya un deseo histórico, hoy renovado, del deseo latente de potenciar la región euro-mediterránea y crear un corredor basado en una unión geográfica e histórica con el que impulsar el carácter multilateral de la región.

En esa línea cerró la reunión ministerial de la llamada Cumbre de las Dos Orillas. Foro del Mediterráneo, celebrada en Marsella los días 23 y 24 de junio. En ella, los dirigentes recibieron las reflexiones e iniciativas propuestas por la sociedad civil de la región. Así, la reunión culmina la idea de reimpulsar la dinámica de cooperación en el Mediterráneo occidental implementando proyectos concretos que favorezcan el desarrollo humano, económico y sostenible en la región.

La Cumbre de las Dos Orillas se enmarca en el contexto del Diálogo 5+5 del Mediterráneo, que reúne a cinco Estados de la orilla sur del Mediterráneo (Mauritania, Marruecos, Argelia, Túnez y Libia) y cinco Estados de la orilla norte (Portugal, España, Francia, Italia y Malta).

En la reunión ministerial se sumaron a la iniciativa la Unión Europea, Alemania y también las organizaciones panmediterráneas y las principales organizaciones económicas internacionales con presencia en la región. Pese a ser una antigua estructura diplomática, el Diálogo 5 + 5, en el que trabajan cinco países de la orilla norte y otros tantos del sur, el momento actual es propenso para su fortalecimiento.

El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones, Josep Borrell, ha asistido a la reunión ministerial de la cumbre. El ministro Josep Borrell ha centrado su intervención en la necesidad de ofrecer a la juventud mediterránea una educación pública de calidad adaptada a las necesidades de un entorno laboral en el que primará la innovación y la movilidad organizada. Para él, es necesario que la educación pública "esté adaptada a las necesidades de un entorno laboral en el que primará la innovación y la movilidad organizada", según un comunicado difundido por el gobierno español. El ministro Josep Borrell ha mantenido en los márgenes de la reunión un encuentro bilateral con su homólogo argelino, Sabri Boukadoum.

Pie de foto: El presidente francés, Emmanuel Macron, durante la Cumbre del Mediterráneo celebrado en Marsella, el 24 de junio de 2019. AFP/CHRISTOPHE SIMON

La reunión de Marsella culminó un proceso participativo y una serie de encuentros de miembros de la sociedad civil de ambas riberas del Mediterráneo del "Grupo de los Cien". Ese Grupo proviene de cada Estado del Diálogo 5+5 que propuso al comienzo de esta iniciativa diez figuras públicas de la sociedad civil para que actuaran de representantes. Han sido ellos los que han presentado a los representantes gubernamentales un manifiesto en el que se plasman propuestas en los ámbitos en juventud, transición energética, economía sostenible, cultura y medio ambiente.

Dichas propuestas surgen de una serie de cinco foros temáticos preparatorios y una reunión plenaria en Túnez: Foro Energía, organizado por Argelia (Argel, 8 de abril de 2019); Foro «Juventud, educación, movilidad», organizado por Malta (La Valeta, 24 y 25 de abril de 2019); Foro «Economía y competitividad», organizado por Marruecos (Rabat, 29 de abril de 2019); Foro «Cultura, medios de comunicación, turismo», organizado por Francia (Montpellier, 2 y 3 de mayo de 2019); Foro «Medioambiente y desarrollo sostenible», organizado por Italia (Palermo, 16 de mayo de 2019); Reunión de síntesis de la Asamblea de los Cien, Foro de Túnez, organizada por Túnez (Túnez, los días 11 y 12 de junio de 2019).

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, clausuró la reunión. En agosto de 2018 ya dijo "debemos retomar el hilo de una política mediterránea distinta extrayendo las enseñanzas de nuestros éxitos y, a veces, nuestros fracasos". En su intervención de clausura del encuentro, el francés Macron, destacó el carácter de "sueño y mito" que tiene el mar Mediterráneo, que los países deberían rescatar para avanzar en el diálogo entre las dos orillas. "Cuando se mira el Mediterráneo uno puede preocuparse, y ser golpeado por los temas ecológicos, migratorios, que no son más que un síntoma de una desigualdad que no es soportable de una orilla a otra", dijo Macron.

Pese a que el momento en la región euromediterránea en estos momentos - marcado por las migraciones, el conflicto en Libia, las protestas en Argelia - en lo que todos parecieron estar de acuerdo es que la sociedad civil debe participar plenamente en la definición de una nueva agenda positiva para el Mediterráneo.