La economía de México tiembla ante el impacto de los aranceles de EEUU

 -  

Alex Erquicia 

Pie de foto: Aduana fronteriza en el Puente del Comercio Mundial en Nuevo Laredo, México. REUTERS/DANIEL BECERRIL

La introducción de aranceles del 5% que Estados Unidos impondrá a todas las exportaciones mexicanas a partir del próximo lunes 10 de junio tendrá un impacto directo en la economía de México. Hasta ahora, las negociaciones entre ambas delegaciones no han prosperado y cualquier posible acuerdo posterior solamente minimizará el impacto negativo que los aranceles tendrán tanto a nivel financiero como a nivel económico y en las cadenas de suministro entre ambos y globales. 

Estados Unidos es el principal socio comercial de México y la interdependencia entre ambos son fluidas. EEUU exige reducciones amplias del flujo de inmigrantes desde México para no imponer aranceles al país vecino. El vecino del sur exportó entre enero y noviembre de 2018 a Estados Unidos productos por valor de 328.000 millones de dólares, lo que representa casi el 80% de las exportaciones totales. 

Se espera que el chantaje del presidente de EEUU, que condiciona la amenaza arancelaria a que México actúe en la frontera sur y detenga la llegada de migrantes centroamericanos, sea efectivo la semana próxima. La economía de México tiembla por el volumen de las exportaciones mexicanas. Además, EEUU vende a México más que a China, Japón y Alemania juntos. Los aranceles ya han golpeado el peso mexicano, encarecerán las exportaciones, generarán mayores incertidumbres (y menos confianza) a los inversores y, lo que más preocupa, limitarán el crecimiento económico del país que ya está en dificultades. 

Pie de foto: Gráfico que muestra las principales exportaciones en el comercio México-Estados Unidos en 2018. AFP/AFP

En cierto sentido, EEUU ya ha conseguido lo que quería. Poner bajo el foco sobre el Gobierno mexicano y aplicar una mayor presión migratoria sobre su vecino del Sur. Así, Donald Trump ya ha logrado lo que buscaba, crear esa desconfianza sobre México para los empresarios e inversores y en los mercados de valores. Por ello,  varios analistas creen que ambos países llegan a un acuerdo antes del lunes. 

De no ser, las probabilidades México entre en una posible recesión son muy elevadas, según auguran algunos economistas. El país ha experimentado una desaceleración económica en los últimos meses y hay quienes dices que la recesión ya ha golpeado al país de lleno. "La economía mexicana está en recesión técnica, pues tanto la actividad económica como la producción industrial, el empleo y las ventas al mayoreo ya reportan contracciones en al menos los dos últimos trimestres", de acuerdo con Moody’s Analytics.

El calendario de aranceles, cada primero de mes se aumentará un 5% adicional hasta alcanzar el 25% el 1 de octubre, añade presión a las negociaciones. Los negociadores estadounidenses y mexicanos están de acuerdo en la necesidad de frenar la migración ilegal, pero no han sido capaces de llegar a un acuerdo para evitar las tarifas a partir del 10 de junio. La posibilidad de que Trump esté esperando a esa fecha, con la introducción de los aranceles, para tener una mayor capacidad de negociación es muy alta. 

Pie de foto: Los compradores esperan para pagar sus compras, en una tienda de Sam's Club, en la Ciudad de México. REUTERS/HENRY ROMERO

Trump utiliza la política comercial como arma, como un castigo por la migración irregular, pero los efectos de la introducción de aranceles sobre Estados Unidos también serán significativos. “El aumento de los aranceles provocaría desabasto en los inventarios de las empresas, aumento de precios y ruptura del encadenamiento industrial de las empresas intrafirma”, señala un documento del Laboratorio de Análisis en Comercio, Economía y Negocios (LACEN-UNAM). La Cámara de Comercio de EEUU, la principal agrupación empresarial, emitió el fin de semana un comunicado en el que consideraba los gravámenes a México "exactamente la decisión equivocada", ya que "serán pagados por las empresas y familias estadounidenses sin hacer nada para solventar los muy reales problemas en la frontera".

Este impacto mutuo que se pronostica se produce incluso antes de saber si México le pondrá aranceles de represalia a EEUU. Sobre este posible medida, que también tendría consecuencias sobre la economía nacional, México se ha posicionado a favor de no es usar los aranceles para dañar las cadenas de valor, para dañar la creación de empleo.

Por último, las reverberaciones de los posibles aranceles serán notorio en el resto del mundo. España es un claro ejemplo. "Si bien sus efectos no son comparables al conflicto que enfrenta a EEUU con China, no hay que olvidar que en México están presentes más de 6.000 empresas españolas, de todos los tamaños y de todos los sectores, lo que no es poca cosa, y que España es el segundo inversor detrás de Estados Unidos", escribió Carlos Malamud, investigador del Real Instituto Elcano, en El Economista. Muchas empresas, desde las grandes a las más pequeñas, están atentos a lo que sucederá. Es el caso del banco BBVA, el primer banco de México; o Santander, el tercero, mientras Mapfre es la primera aseguradora del país. 

Pie de foto: La delegación mexicana que negocia los aranceles con funcionarios de Estados Unidos el 3 de junio de 2019 durante una rueda de prensa en la Embajada de México en Washington, DC. AFP/ERIC BARADAT

La vinculación del comercio a la migración, una nueva estrategia política de Trump, hace pronosticar a muchos que México podría abrirse a alcanzar algún acuerdo con EEUU para contener la llegada de indocumentados a ese país a través de su territorio. La semana pasada, la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) presentó un plan de desarrollo para la zona conocida como el Triángulo Norte de Centroamérica, de donde proceden la mayoría de migrantes que cruzan la frontera, y con él se espera desarrollar la región y ralentizar el número de migrantes.

La condición que Trump ha impuesto para no gravar las importaciones mexicanas invita a especular a cómo afectará al futuro del tratado comercial, el acuerdo comercial entre Estados Unidos, México y Canadá (T-MEC). 

Por su parte, la directora del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, alertó de que resolver las actuales tensiones comerciales es "la prioridad inmediata" de cara a la cumbre presidencial del G20 que tendrá lugar a finales de mes en Japón.