La economía de Marruecos despega gracias al avance en la vacunación

El Banco Mundial prevé un crecimiento del PIB de 4,6% en el país norteafricano en 2021
Agentes de la policía marroquí recuerdan a los vendedores que deben respetar las medidas de seguridad en Casablanca, Marruecos AP/ABDELJAIL BOUNHAR

AP/ABDELJAIL BOUNHAR  -   Agentes de la policía marroquí recuerdan a los vendedores que deben respetar las medidas de seguridad en Casablanca, Marruecos

Marruecos continua con su campaña de vacunación ante la expectativa de poder relanzar la economía durante los meses de verano cuando miles de migrantes vuelven al país para pasar la jornada vacacional. Ante la favorable evolución de la pandemia en el reino alauí el Gobierno ha optado por imponer medidas más laxas en vista del descenso de casos de COVID-19, y entre estas medidas se encuentra la reanudación de los vuelos internacionales. 

El país norteafricano ha vacunado a casi 9 millones de personas con la pauta completa, mientras que 1 millón de ciudadanos ya cuentan con una dosis a la espera de recibir la segunda. Rabat pretende así alcanzar una inmunidad colectiva del 80% de la población para verano. El buen ritmo de vacunación ha permitido que Marruecos abriera sus fronteras. A la hora de llevar a cabo esta apertura, que desde Rabat han anunciado será paulatina, las autoridades marroquíes han clasificado a los países en dos listas de acuerdo con los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La lista ‘A’ enumera aquellos países que mantienen controlada la incidencia del virus y registran indicadores positivos, “en particular con la propagación de las variantes”.

Campaña de vacunación, en el Hospital Cheikh Khalifa en Casablanca AP/ABDELJAIL BOUNHAR
AP/ABDELJAIL BOUNHAR-Campaña de vacunación, en el Hospital Cheikh Khalifa en Casablanca

Los viajeros de estos Estados, tanto nacionales marroquíes como extranjeros establecidos en Marruecos, ciudadanos de estos países o extranjeros residentes en ellos, podrán acceder al reino alauí si tienen un certificado de vacunación o, en su caso, un resultado negativo de una PCR prueba de al menos 48 horas antes de ingreso al territorio marroquí.

Por su parte, la lista ‘B’ contiene todos aquellos países que experimentan “una dispersión de variantes o la ausencia de estadísticas precisas”, según las autoridades. Los viajeros procedentes de los países incluidos en esta lista deben obtener autorizaciones excepcionales antes de viajar, presentar una prueba de PCR negativa a menos de 48 horas desde la fecha de ingreso al territorio nacional y, en última instancia, someterse a un aislamiento de 10 días.

 Un ferry atracado en el puerto de contenedores Tanger-Med en Ksar Sghir PHOTO/REUTERS
PHOTO/REUTERS-Un ferry atracado en el puerto de contenedores Tanger-Med en Ksar Sghir

En este contexto, el Banco Mundial (BM) prevé un crecimiento del PIB de 4,6% en Marruecos en 2021. En su informe “Perspectivas Económicas Mundiales” de junio para la región de Oriente Medio y Norte de África (MENA) el BM señala que "en Marruecos, se espera que la producción repunte hasta el 4,6% en 2021 impulsada por varios factores, a saber, el alivio de los problemas relacionados con la sequía, la tendencia favorable de la pandemia y las vacunas, así como la flexibilización de las restricciones a los desplazamientos internos”.

El sector turístico marroquí depende en gran medida de los migrantes marroquíes que vuelven al país norteafricano durante la temporada estival. A pesar de que el reino alauí ha anunciado la apertura de sus fronteras, Rabat ha suspendido por segundo año consecutivo la Operación Paso del Estrecho (OPE) que en 2019 tuvo un balance global de 3.340.045 pasajeros y 760.215 vehículos, según datos del Departamento de Seguridad Nacional español. Esta noticia ha provocado el malestar entre mucho marroquíes que tenían pensado usar esta ruta para llegar al país norteafricano. Desde Rabat justifican la decisión por motivos sanitarios.

Personas con mascarillas para protegerse de la propagación del coronavirus, en una calle concurrida, en Rabat PHOTO/AP
PHOTO/AP-Personas con mascarillas para protegerse de la propagación del coronavirus, en una calle concurrida, en Rabat

Marruecos exige que los pasajeros presenten una PCR negativa antes de embarcar, y además deberán realizar otra prueba a bordo, lo que implica que los barcos que cubran estos trayectos deben estar equipados con laboratorios que permitan realizar test PCR. El Gobierno alauí argumenta que para trayectos cortos, como son los que unen a España con Marruecos, no es factible equipar los barcos con laboratorios ya que no contarían con el tiempo suficiente para examinar a todos los pasajeros.

Ante la exclusión de los puertos españoles el reino ha anunciado una nueva ruta marítima entre Tánger y Portimao (Portugal) que estará operativa a partir de julio, y que se sumará a la línea de Sète y Marsella (Francia) y la de Génova (Italia). A pesar de la paulatina apertura y las buenas expectativas económicas, desde el Ministerio de Salud marroquí ha advertido sobre la relajación de las medidas sanitarias y ha instado a la población a aplicar rigurosamente las medidas preventivas ante la COVID-19, ya que un excesivo relajamiento podría conllevar a un empeoramiento de la situación epidemiológica del país.