PUBLICIDAD

Iberdrola

La economía marroquí supera los efectos de la pandemia

La Dirección de Estudios y Previsiones Financieras del Ministerio de Finanzas de Marruecos asegura que se ha conseguido recuperar el 99,5% del PIB de 2019
PORTADA

 -  

Las economías mundiales podrían tardar años en recuperar los datos previos a la pandemia. Al menos eso es lo que se creía cuando la COVID-19 encerró al mundo en sus casas y veía desplomarse todas las bolsas. Sin embargo, los indicadores de final de año en Marruecos se salen de esa línea de previsiones mostrando unos datos económicos al nivel del año 2019 y haciendo olvidar los golpes asestados por la pandemia. Las exportaciones se han incrementado de forma muy notoria y el PIB del país se ha recuperado al 99,5% respecto a los datos de hace dos años.

La Dirección de Estudios y Previsiones Financieras del Ministerio de Finanzas de Marruecos muestra en su último informe unos datos que demuestran la fortaleza de una economía marroquí que parece haber superado con creces muchas de las previsiones que vaticinaban una lenta recuperación. El poder adquisitivo de las familias del reino alauí ha crecido impulsado en gran parte por la buena temporada agrícola que ha cerrado una de sus mejores campañas de toda la historia, lo que ha repercutido a su vez en un importante ascenso en el número de exportaciones.economia-marruecos

Es más, las exportaciones han alcanzado cifras superiores incluso a las de antes de la pandemia. Los sectores alimentario, electrónico y automovilístico han elevado el dato exportador un 10% en comparación con los informes de 2019. Estos indicadores han impulsado a que, entre otras cosas, Fitch Ratings, una famosa agencia de calificación mundial, haya otorgado al reino con la calificación de ‘BB+’. Esta denominación indica un riesgo de crédito relativamente bajo, lo que demuestra una tendencia estabilizadora en la economía de Marruecos. Además, la implementación de la ley financiera para el año en curso sigue, según los expertos, la línea alcista de la economía dirigida desde Rabat.

crecimiento-economico-marruecos

La situación económica del país presidido por Aziz Akhanouch, aunque muestra una gran imagen e invita al optimismo de cara al año que está a punto de comenzar, aún tiene contratiempos a los que debe hacer frente para no frenar esta tendencia. La variante Ómicron es el principal escollo para resolver. Su expansión provocó el cierre de fronteras el pasado 29 de noviembre y, hasta el momento, no hay una fecha firme para su reapertura ya que estará condicionada por la situación sanitaria – estaba previsto inicialmente para dos semanas –. Incluso los vuelos especiales fletados por Royal Air Maroc no están despegando desde todos los destinos deseados debido a las medidas de otros países.

Portugal, Turquía y Emiratos Árabes Unidos sí han podido facilitar el regreso de nacionales marroquíes residentes en el reino alauí. No obstante, países como España han sido vetados de la lista debido a que, según el Ministerio de Sanidad del reino, “tras observar los procedimientos de viaje, se constató que las autoridades españolas competentes no llevan a cabo el debido y estricto control del estado de salud de los pasajeros en el momento de embarque en sus aeropuertos”. Se considera que los vuelos procedentes de la península “suponen unan amenaza para la salud de los ciudadanos marroquíes y socava los logros sanitarios conseguidos”.

avion-royal-air-maroc

Aspectos como este, provocado por la nueva variante de la COVID-19, hacen ver con cierta calma los buenos datos de la economía de Marruecos. Si bien es cierto que Ómicron – como en su día lo hiciera la variante Delta – ha traído cierto pesimismo, “se espera que el déficit fiscal de Marruecos se reduzca al 6,3% del PIB en 2021 desde el 7,7% en 2020”. No hay que olvidar que, según los últimos indicadores, el crecimiento de la economía no sólo no va a quedarse ahí, sino que tiene unas muy buenas expectativas para los próximos meses.

La situación de crisis ha provocado una demanda reprimida de bienes de consumo y de vehículos, por lo que se espera que, con la recuperación paulatina de la economía de todas las familias, las importaciones y exportaciones se vean impulsadas y aumenten aproximadamente un 20% más de lo que lo han hecho este 2021. Por tanto, Marruecos prevé una nueva subida que le haga escalar posiciones entre las mejores economías del continente africano. Actualmente, con 114 mil millones de dólares de producto interior bruto, es la quinta de África y, en el caso de seguir esta tendencia, no extrañaría verla entre las tres primeras en el corto plazo.