La embajadora Karima Benyaich ensalza el reinado de Mohamed VI

 -  

Henar Hernández

Pie de foto: La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, ofrece una recepción en su Residencia con motivo de la Fiesta del Trono. ATALAYAR©

La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, ha loado los logros alcanzados durante los 20 años de mandato del rey Mohamed VI con motivo de la celebración de la Fiesta del Trono. En una recepción organizada en su Residencia de Madrid, la representante del Reino ha puesto de manifiesto “que Marruecos ha podido consolidar su papel para la estabilidad en el sur del Mediterráneo y para la necesaria promoción del diálogo entre sus dos orillas, como un puente de unión entre los continentes y las civilizaciones”. Esta frase ha vertebrado un discurso de 30 minutos en el que ha destacado, por un lado, los avances y éxitos conseguidos durante las dos décadas de reinado de Mohamed VI y, por otro lado, los vínculos que conectan a las dos naciones, ya que ha considerado a España como un “socio natural”.

Respecto a los logros, Benyaich ha comenzado su intervención destacando que, con la Fiesta del Trono, se celebran “20 años de evolución, modernidad y justicia social, en los que Marruecos, con determinación y convicción ha conocido una serie de reformas políticas, económicas y sociales”. En esta línea, ha insistido en que Marruecos está “arraigado a su historia”, pero, también, “mirando hacia el futuro” y, siempre, “apegado a su monarquía”. En este punto del discurso, Benyaich ha recordado las palabras del rey Mohamed VI durante su discurso a la nación – que estuvo dotado de “una alta carga social” – de este martes: “La mayor ambición real es incorporar a Marruecos al tren de los países avanzados”. 

Pie de foto: La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich. ATALAYAR©

“Marruecos ha visto nacer y consolidar su tejido de instituciones dedicadas a la promoción y a la protección de los derechos humanos”, ha proseguido la embajadora. Así, en 2011, las dos décadas de trabajo culminaron con la quinta reforma constitucional, que abrió el camino, a su vez, a otra serie de avances: ampliación del campo de derechos y libertades de los ciudadanos, la independencia de la Justicia, el fortalecimiento de las atribuciones del Gobierno y de las dos cámaras legislativas o el reconocimiento de la lengua amazigh o bereber como idioma oficial del Reino, al mismo nivel que el árabe. En este contexto, Benyaich ha resaltado la importancia que se ha concedido a los derechos de la mujer – sobre todo con la reforma del Código de la Familia iniciada en 2004 – pues se han configurado “como el centro de todas las prioridades y reformas legislativas e institucionales”, todo ello encaminado a que “la paridad sea, algún día, una realidad”. 

En materia de derechos, Benyaich ha traído a colación la creación de la Instancia Equidad y Reconciliación, el establecimiento del Consejo Nacional de Derechos Humanos y el lanzamiento de la Iniciativa Nacional para el Desarrollo Humano, encaminado a la lucha contra la pobreza, la desigualdad y la precariedad social, pues es una de las “principales preocupaciones” del rey Mohamed VI. En este punto, ha explicado que se han realizado 4.000 proyectos, de los que se han beneficiado 10 millones de personas. 

Pie de foto: La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich. ATALAYAR©

A continuación, la embajadora ha destacado que “la gestión del campo religioso está a la altura del resto de instituciones”, ya que “el rey Mohamed VI, como garante de la integridad de un islam moderado, ha contribuido al diálogo de las civilizaciones”. Esto ha quedado materializado, por excelencia, con la visita del papa Francisco al Reino de Marruecos el 30 de marzo de este año.

“El islam malikí que ha adoptado Marruecos, permite estar a salvo de la propaganda extremista”, ha continuado Benyaich. La lucha contra el terrorismo y la radicalización se ha convertido, así, en otra de las prioridades del Reino, que ha requerido la reestructuración del campo religioso a través de la implementación de iniciativas tales como la creación de una fundación con el fin de formar a imanes de Marruecos y de otros países africanos y europeo. El objetivo de estas medidas ha sido la promoción del “islam verdadero, abierto y tolerante”. 

Pie de foto: La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich. ATALAYAR©

Otro de los focos de interés de la intervención de la embajadora ha sido la mención especial realizada a la juventud, que ha sido colocada “en el corazón del nuevo modelo de desarrollo”. De hecho, en abril de 2019, el rey Mohamed VI lanzó una estrategia dedicada a los jóvenes, en la que se incluye la creación de “12 ciudades de profesiones y competencias que estarán funcionales en 2021”. Además, se desarrollarán 8 polos de actividades en términos de empleo. Las medidas adoptadas en esta materia se orientan, también, “a la apertura de la mente, al crecimiento intelectual y al bienestar físico”.

Referente a la cuestión económica, Benyaich ha recordado la expansión de la industria en los últimos tiempos. Ejemplo de ello ha sido la inauguración de Tanger Med 2, la nueva fase del puerto de Tanger Med con la que se aspira a dominar el Mediterráneo, el desarrollo de satélites de alta tecnología, la expansión de las energías renovables– solar, eólica e hidroeléctrica –, el primer tren de alta velocidad de África o el incremento en la fabricación de vehículos. Por ello, la embajadora ha puesto de manifiesto que “Marruecos se sitúa a la vanguardia del continente africano en términos de megaproyectos”. El desarrollo de estos 20 años ha permitido a Marruecos triplicar su PIB, como ha recogido Benyaich. “La creación de esta riqueza ha reducido significativamente la tasa de pobreza”. En este punto de la alocución, también ha realizado una mención a la preservación del medio ambiente y al desarrollo sostenible. 

Pie de foto: La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich. ATALAYAR©

Sobre el ámbito de la política exterior, la embajadora ha explicado que “Marruecos lidera una visión continental, regional e internacional, a la altura de los desafíos actuales”, lo que se ha ilustrado con la organización de varias cumbres, que reflejan a su vez, el compromiso del Reino con el multilateralismo, “a fin de hacer frente a los retos de la comunidad internacional”. En este contexto, la cooperación Sur-Sur ejercida por el país norteafricano y el retorno a la Unión Africana en 2017 ejemplifican esta ambición.

“Siendo a la vez mediterráneo, árabe, musulmán y africano, Marruecos reclama esta pluralidad. En 20 años, las relaciones con los socios tradicionales, como la Unión Europea, España, Francia, Estados Unidos y Rusia, se han fortalecido”, mientras que se han aumentado las alianzas estratégicas con otros países como “China, India, Brasil, Turquía y el Consejo de Cooperación del Golfo”, ha expresado Benyaich. 

Ligado a esto, la embajadora ha abordado la cuestión migratoria y ha recordado que, en 2013, Marruecos lanzó una nueva política migratoria y de asilo pionera en la región, que ha permitido la regularización de 50.000 personas y solicitantes de asilo.

Pie de foto: Su Majestad el Rey Mohamed VI, preside una recepción en Tánger con motivo del Día del Trono. PHOTO/MAP

Los lazos entre España y Marruecos

La segunda parte del discurso se ha enfocado a las relaciones que unen a ambos países. Así, la embajadora ha definido a España como “un país amigo y hermano”. Del mismo modo, ha querido resaltar “las relaciones seculares, estratégicas, humanas, sociales y económicas, así como la amistad profunda que se remonta a siglos atrás, la cual se nutre de raíces en la historia compartida y está regida por una vecindad sui generis en el espacio euromediterráneo”.

“Más allá de la geografía y la historia, los marroquíes y los españoles son y seguirán siendo socios naturales”, ha continuado Benyaich, recordando, además, la “histórica visita” de los reyes de España al Reino de Marruecos en febrero de este año y las dos visitas del presidente del Gobierno, Pedro Sánchez. En este sentido, ha definido la cooperación como “bilateral, fluida multidimensional y multisectorial”, que se refleja en la “lucha contra la migración ilegal, el narcotráfico y el terrorismo”. En cuanto a los lazos económicos, la embajadora ha traído a colación que, desde hace 7 años, España se ha convertido en el principal socio comercial de Marruecos, mientras que Marruecos es el segundo socio de España fuera de la Unión Europea, después de EEUU.

Karima Benyaich ha concluido su intervención expresando sus mejores deseos para que los dos países “sigan confluyendo juntos”, cuya relación “sea cada vez más ambiciosa, portadora de esperanza y progreso para los respectivos continentes, donde España y Marruecos se erigen como puentes”.

Pie de foto: Recepción en la residencia del Reino de Marruecos en Madrid, España. ATALAYAR©

La recepción en Madrid

Marruecos ha celebrado este martes 30 de julio la Fiesta del Trono, por la que se conmemora el 20 aniversario de la entronización del rey Mohamed VI, una celebración que ha sido definida por la embajadora como “el evento que une a todos los marroquíes, pues lleva un carga simbólica en la efeméride de nuestro país: el advenimiento de un rey, pilar y cemento de la unidad, desde el norte de Marruecos hasta las regiones del sur”. 

En Madrid, la Excma. Sra. Embajadora Karima Benyaich ha ofrecido una recepción en su Residencia a la que han asistido personalidades del mundo de la política, del ámbito económico y empresarial, del mundo de la cultura, de la comunidad educativa y científica, así como miembros de los cuerpos de las fuerzas de seguridad y del cuerpo diplomático afincado en España.

Pie de foto: Residencia del Reino de Marruecos en Madrid, España. ATALAYAR©

El discurso de Karima Benyaich estuvo presidido por los himnos nacionales de ambos países, tocados por la banda real de la Guardia Real del rey de España Felipe VI, un gesto que la embajadora calificó de “delicado y significado detalle, que traduce la gran sintonía y refleja la gran amistad que une a nuestros respectivos soberanos y a ambas casas reales”. El gesto es simbólico, pues se trata de la primera vez que esta unidad de la Guardia Real ha interpretado piezas en una Embajada extranjera. 

Entre ellos, sobresalió por excelencia la presencia del ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación en funciones – y recién nombrado alto representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Seguridad, Josep Borell. Asimismo, el Gobierno español estuvo representado por la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo, y por numerosos miembros del Gabinete, como Fernando Grande-Marlaska, ministro del Interior; Dolores Delgado, ministra de Justicia; Magdalena Valerio, ministra de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social; y Luis Planas, ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación.

Pie de foto: La Excma. Sra. Embajadora de Marruecos en España, Karima Benyaich, con la vicepresidenta y ministra de la Presidencia, Relaciones con las Cortes e Igualdad, Carmen Calvo. ATALAYAR©

Otras importantes figuras políticas también asistieron a la recepción organizada por la embajadora: Ana Pastor, expresidenta del Congreso de los Diputados; Isabel García Tejerina, exministra de Agricultura; Cristina Narbona Ruiz, presidenta del PSOE; y María Teresa Fernández de la Vega, presidenta del Consejo de Estado. Del mundo diplomático, estuvieron presentes la embajadora de Argelia, Taous Feroukhi, y el embajador de Sudán, Mohamed Abdalla Abdelhameed Ahmed, entre otros.