La empresa vasca Irizar consolida su negocio en Marruecos

 -  

Por Dunia Gattiui
Foto: La empresa carrocera vasca Irizar, que lleva 17 años en Marruecos, consolida su negocio en este país.
 
La planta que la empresa carrocera vasca Irizar  tiene desde 2008 en  Skhirat, una localidad situada entre Rabat y Casablanca, duplicó  el ritmo de producción en 2011 con respecto al año 2009, pasando de fabricar 0,5 autocares a uno al día, según fuentes de la compañía. Desde entonces, Irizar, que se instaló en Marruecos en 1997, ha consolidado su negocio y es una empresa rentable. Irizar tiene otra fábrica en Salé, cerca de Rabat. La filial Irizar Maroc factura una media de 25 millones de euros anuales, frente a los cerca de 400 millones que registró el grupo durante el ejercicio 2010. El centro de producción de Skhirat comenzó a construir el modelo de carrocería ‘Nuevo Century’ en enero de 2009 y ese mismo año se lanzó al mercado del autobús urbano. El  grupo vasco, que quiere  producir 1.000 vehículos al año, invirtió 25 millones de euros en la construcción y equipamiento de una planta de 15.000 metros cuadrados de Skhirat.  El grupo de Ormaiztegi dio un salto cualitativo importante al inaugurar  una nueva planta cerca  de la autopista que une Tánger con Marrakech, para dar salida a la gran demanda que no puede satisfacer su fábrica de Salé. Aparte de su central en Euskadi  (Ormaiztegi), el grupo cuenta con seis  plantas en seis países. La fábrica de Skhirat empezó con el mismo ritmo de producción que la  de Salé, un autobús cada dos días, pero ahora ya está montando un autocar al día. El objetivo que se marcó la compañía fue  fabricar 240 autocares del modelo ‘Century’ en su primer año de trabajo e ir aumentando la producción en función de la demanda.  El modelo ‘Century’ es un autocar creado para cubrir trayectos regulares y medias distancias, y del que el grupo cooperativo ha vendido miles de  unidades en todo el mundo. Seguirá siendo el autobús de referencia en Marruecos. Irizar controla  prácticamente el 100% del mercado de autocares de lujo en Marruecos, y espera consolidar su posición. 
 
17 años en territorio marroquí
El grupo vasco  se estableció en Marruecos hace 17 años, incorporándose al accionariado del fabricante de autobuses urbanos Franconvel.  En solo dos años, gracias a la transferencia de tecnología que supuso su modelo de autocar ‘Everest’, la compañía se convirtió en el líder del mercado de autocares de lujo, destinados a los operadores de líneas internacionales y a los turísticos. Empezó produciendo  500 autocares de este modelo, y en 2002 la empresa  optó por empezar a fabricar el modelo ‘Century’, al tiempo que adquiría la totalidad de las acciones de Franconvel.  El éxito de este modelo hizo  que su cuota de mercado en el sector de autocares de lujo  creciera año tras año hasta llegar prácticamente al 100%. Irizar es la principal empresa de carrozados de autocares en España y actualmente la segunda en toda Europa. La compañía  fue fundada en 1889 y hasta 2008 formó parte del grupo Mondragón Corporación Cooperativa. La firma guipuzcoana cerró 2012 con una facturación de 504 millones, un  récord histórico que superó en 2013 gracias al incremento de ventas que se registró en todos los negocios, tanto en Irizar Ormaiztegi como en las plantas del exterior, así como en las empresas del grupo. En sus 124 años de historia, Irizar ha pasado de ser una empresa familiar dedicada a la fabricación de elegantes carruajes y diligencias a un grupo empresarial formado por 3.400 personas, que cuenta con plantas productivas en seis países: España, Marruecos, Brasil, México, India y Sudáfrica, tras abandonar en 2012 China. Irizar Marruecos se convirtió en 2012 en plataforma de servicio de autocares para el mercado europeo, ya que la estrategia del grupo pasa por fabricar los productos de más alta gama en su planta de Ormaiztegi y, en función del crecimiento de los mercados, atender el resto desde esta planta del norte de África.