PUBLICIDAD

Iberdrola

La española EUROPAC inaugura planta de producción en Tánger

 -  

Las compañías españolas redoblan esfuerzos por internacionalizarse y salir de la crisis que ya dura un lustro y parece que permanecerá instalada en suelo nacional otros tantos años. En el caso de las empresas que cotizan en bolsa, la exigencia de crecer en el exterior responde también a exigencias de inversores y analistas. Tres ‘midcaps’ nacionales han fijado rumbos muy distintos para su expansión más inmediata: Marruecos, Asia, Latinoamérica.
 
Europac, empresa de embalaje, ha hecho las cuentas y se ha decidido a cruzar el Estrecho de Gibraltar y desembarcar con sus cartones en Marruecos. El país árabe es su principal apuesta exterior en este momento, como este jueves ha señalado su director general de recursos, Fernando Aranguren. La compañía acaba de abrir en Tánger una fábrica de embalajes en el que es ya su tercer apuesta  internacional tras su aterrizaje en Portugal, en el año 2000, y a Francia, en 2008.
 
El rumbo a Asia lo pone Indra, compañía puntera en innovación y desarrollo tecnológico. Su presencia en la región se remonta al año 1997, pero su pujanza económica frente al retroceso de la Vieja Europa ha espoleado la búsqueda de negocio de la madrileña en el Lejano Oriente. Su director de desarrollo estratégico, Juan José González, en el marco del 9º Foro MedCap que BME organiza en Madrid, ha apuntado este jueves que en su área de negocio existen “importantes clientes potenciales públicos y privados” que justifican su apuesta.
 
La creciente demanda de sistemas de seguridad, tanto en su sentido más literal como en la gestión de logística, se convierte en su principal baza a jugar, ha destacado González.  La apuesta de crecimiento de Prisa la pasa obligatoriamente por Latinoamérica. La directora de relaciones con inversores, Pilar Gil, ha destacado en el MedCap que ahora su gran apuesta pasa por la “educación digital” que ya se está probando en algunos colegios privados al otro lado del Atlántico.