La estabilidad del Sahel, clave para la seguridad europea

“La actuación en origen es prioritaria”, advierte la profesora Pilar Rangel en la segunda jornada del curso ‘Magreb y Europa: Entendimiento entre culturas. Relaciones y desafíos’, organizado por Atalayar y CIFAL Málaga
Pilar Rangel

PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ  -   La profesora Pilar Rangel interviene en la segunda jornada del curso organizado por la revista Atalayar y CIFAL Málaga

“El terrorismo ha evolucionado rápido en poco tiempo”, avisa la profesora de Derecho Internacional Público y RRII de la Universidad de Málaga y experta en terrorismo yihadista Pilar Rangel, que ha intervenido en la segunda jornada del curso ‘Magreb y Europa: Entendimiento entre culturas. Relaciones y desafíos’, organizado por Atalayar y CIFAL Málaga y celebrado en la Universidad de Málaga. En su alocución, Rangel ha repasado el concepto de terrorismo y ha hecho hincapié en la necesidad de estabilizar la zona del Sahel para favorecer la seguridad de Europa.

Ni siquiera en derecho internacional se ponen de acuerdo sobre el concepto de terrorismo, ha admitido. ¿Cuál fue el primer acto terrorista que presenciamos? Rangel pone como ejemplo personal el caso de ETA, “lo primero que recuerdo al hablar de terrorismo”. La profesora pone como fecha clave para el orden mundial actual el 11S. El siguiente atentado de más relevancia mediática fue el 11M de 2004. La siguiente imagen de este tema que más impactó fueron los vídeos del Daesh asesinando impunemente, ejecutando rehenes en público. La muerte de Bin Laden, los atentados de Barcelona o París. “El terrorismo ha evolucionado de una forma muy rápida en poco tiempo”, ha destacado.

Daesh, durante la época en la que proclamó Califato, se autodenominó Estado Islámico, aunque Rangel insiste en no llamarlo Estado, pues en derecho internacional, el Estado implica unas estructuras que la entidad yihadista no cumplía en su totalidad. Aunque ha perdido fuerza, la experta señala que Daesh va a continuar, especialmente gracias al mundo cibernético, un espacio donde sin duda siguen estando muy presentes.

Pilar Rangel
PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ - La investigadora Pilar Rangel durante su intervención en el Rectorado de la Universidad de Málaga, este martes

Tras la ofensiva mundial contra el Daesh, el grupo terrorista ha abandonado la mayoría de los territorios en Siria o Irak que dominaba, pero ¿dónde han ido? Pilar ha expuesto que “estaba claro” que iban a marcharse a la zona del Sahel, donde se encuentran algunos “estados débiles” o “estados fallidos”. Sahel es la parte del territorio africano que incluye el desierto del Sahara-Mauritania, Senegal, Mali, Burkina Faso, Níger, Sudán y Etiopía. Son los países más pobres del mundo y entre ellos se produce mucho tráfico ilícito (drogas, personas, armas…). Por ello, la profesora de la UMA afirma que esta zona es un área de peligro, una denominada “frontera avanzada” con Europa. Irak, Libia, Siria... son ejemplos, según explica Rangel, de Estados fallidos debido a las acciones bien de Europa o bien de Estados Unidos; que con el tiempo han ocasionado la aparición de numerosos grupos terroristas como Daesh o Al Qaeda, entre otros. De ahí se han ido repartiendo por las zonas colindantes como es el Sahel, mucho más cercana a Europa.

Muchos de los países que conforman el Sahel, al ser economías muy pobres, sufren crisis alimentarias, humanitarias, etc... lo cual desemboca en movimientos no solo internos, sino también externos, por lo que el flujo de movimiento de personas es elevado. Dada esta situación, ha explicado la profesora de la Universidad de Málaga, el crimen organizado u organizaciones terroristas consiguen controlarlas, pues “por un plato de comida hacen lo que sea”; y las mafias y grupos terroristas se aprovechan de estas miserias. Esta situación de desesperación que viven muchas familias les obliga a abandonar de manera forzosa sus hogares y lanzarse al sueño de alcanzar Europa, para lo que tienen que recorrer un camino largo y peligroso. Los principales países que la experta ha destacado como receptores de estos flujos migratorios son Libia y Marruecos.

Rectorado de la Universidad de Málaga
PHOTO/GUILLERMO LÓPEZ - Vista del Rectorado de la Universidad de Málaga durante la celebración del curso ‘Magreb y Europa: Entendimiento entre culturas. Relaciones y desafíos’, organizado por Atalayar y CIFAL Málaga

 

Rutas migratorias cambiantes

Desde los países emisores de inmigrantes y refugiados como Mali, Etiopía y demás zonas del Sahel existen numerosas rutas migratorias que se utilizan para llegar a los puntos clave desde los cuales el viaje a Europa es “más fácil”. Rangel ha enfatizado que las rutas son cambiantes, pues cuando las autoridades descubren una ruta que utilizan las mafias para el tráfico ilegal, inmediatamente la cambian para proseguir con su negocio.

Fusión de los grupos terroristas en el Sahel: un enorme riesgo para Europa

Coexisten grupos o escisiones de Al Qaeda y Daesh en esta región, el mapa que muestra la profesora de la Universidad de Málaga para exponer el gran número de grupos refleja la enorme dispersión de estos grupos. Además, ha alertado de que, en zonas como Túnez, muy cercano a las costas europeas, campan a sus anchas varias filiales terroristas, lo cual es un riesgo para Europa. De hecho, Rangel ha recordado que “de Túnez es de donde más combatientes han partido para luchar en el califato”, un dato que hay que tener muy en cuenta para valorar toda la situación.

Asimismo, la investigadora ha señalado la delicada situación de países como Mali, donde el Gobierno solo controla la capital, prácticamente el resto del territorio está controlado por filiales de grupos terroristas, una situación que facilita que esas zonas sin control del Estado se conviertan en zonas de paso de todo el tráfico ilícito.

La profesora y experta en terrorismo ha recordado también el riesgo que supone viajar a estos países, de hecho, Gobiernos como el francés o el español tienen toda esta zona dentro de las recomendaciones de países a los que NO ir. Además de la inseguridad y riesgo de perder la vida, Pilar explica que los secuestros son una tónica habitual que utilizan los grupos terroristas no solo para causar temor, sino como una forma de financiarse al pedir rescates. Los ataques terroristas en estos países, advierte, han aumentado de manera muy notable en pocos años, un reflejo de la delicada situación que se vive en la zona.

¿Cómo se lucha en el Sahel contra el terrorismo yihadista?

Rangel ha detallado las operaciones llevadas a cabo sobre el terreno, con muchos efectivos y maquinaria militar, pero plantea una pregunta, ¿cómo es posible que con todos los recursos militares desplegados no se haya conseguido erradicar, sino que aumente el terrorismo en la zona? A juicio de Rangel, falta inversión y actuación en los países de origen además de una mayor implicación internacional. De esta forma se conseguirá atajar la migración de una forma más efectiva. Por ello, ha concluido, es importante estabilizar la situación en el Sahel para minimizar el riesgo de ascenso del yihadismo en Europa.