La fe del Atlético tumba al Barcelona en Arabia Saudí

El conjunto rojiblanco remontó al equipo azulgrana y se cita con el Real Madrid en la final del domingo en Yeda
Los jugadores del Atlético celebran su gol durante la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid el 9 de enero de 2020, en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah en la ciudad portuaria de Yeda, en Arabia Saudí. - El ganador se enfrentará al Real Madrid en la final el 12 de enero

AFP/GIUSEPPE CACACE  -   Los jugadores del Atlético celebran su gol durante la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid el 9 de enero de 2020, en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah en la ciudad portuaria de Yeda, en Arabia Saudí. - El ganador se enfrentará al Real Madrid en la final el 12 de enero

El Atlético de Madrid ganó 2-3 al FC Barcelona en la segunda semifinal de la Supercopa de España disputada en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah de Yeda, tras remontar el encuentro en los últimos minutos en un final vibrante y emocionante, y se verá las caras con el Real Madrid CF en la final del domingo a disputar en la ciudad portuaria saudí. 

El conjunto del técnico Diego Pablo Simeone tiró de confianza en sus posibilidades y creyó hasta el final para dar la vuelta en los compases finales a un partido que se le había puesto cuesta arriba, gracias a dos acciones decisivas; un penalti cometido por el portero brasileño Neto sobre el atlético Vitolo y una gran asistencia del internacional español Álvaro Morata al argentino Ángel Correa, quien aprovechó para definir ante el guardameta brasileño a pesar de que este estuvo a punto de detener un balón que finalmente entró llorando en el arco azulgrana. 

El partido tuvo una primera mitad caracterizada por un ritmo lento y cierto tedio provocado por las precauciones defensivas, sobre todo por parte atlética, y por la excesiva parsimonia barcelonista a la hora de circular el esférico. Un escenario que quedó únicamente roto por algunas acciones ofensivas protagonizadas sobre todo por el combinado barcelonista entrenado por Ernesto Valverde, personificadas en las figuras del astro argentino Lionel Messi, con un disparo prácticamente a bocajarro que sacó de manera espectacular el siempre eficiente Jan Oblak, y con un mano a mano que el propio cancerbero esloveno solventó ante el exatlético Antoine Griezmann, quien intentó picar el cuero por encima a modo de vaselina, acción que fue adivinada por el meta rojiblanco, en lo que supuso quizá la ocasión más clara de toda la primera parte. 

Los colchoneros solamente inquietaron la portería de Neto con un chut lejano sin mucho peligro de Thomas Partey y con un disparo escorado de golpe franco del mexicano Héctor Herrera, que a punto estuvo de sorprender al portero brasileño, quien habitualmente ejerce de suplente del alemán Marc André Ter Stegen. 

El segundo acto del duelo fue todo lo contrario, pronto se abrió el marcador y con ello las hostilidades en forma de un carrusel de ocasiones en una y otra portería, aunque con mayor presencia ofensiva del Barcelona. 

A los 20 segundos de reiniciarse el encuentro, un balón filtrado por Correa dejó en una posición inmejorable al capitán atlético Koke (quien había entrado en el descanso), lo cual fue aprovechado por el internacional español (que se marcharía luego lesionado a los 20 minutos de la reanudación) para marcar por bajo y poner por delante a los de Simeone. 

El centrocampista español del Atlético de Madrid Koke (Der) celebra su gol con el delantero argentino del Atlético de Madrid Ángel Correa
AFP/GIUSEPPE CACACE - El centrocampista español del Atlético de Madrid Koke (Der) celebra su gol con el delantero argentino del Atlético de Madrid Ángel Correa

El gol desató el corsé del partido y el Barcelona incrementó su presencia en el área rival para dar vuelta a la situación. Pronto llegó el empate gracias al de casi siempre, Leo Messi. El Balón de Oro recibió un servicio de su compañero de andanzas arriba Luis Suárez y con un certero disparo esquinado y abajo logró batir a Oblak para nivelar el partido en el minuto 50.

El delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi (C), celebra su gol durante la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid el 9 de enero de 2020, en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah, en la ciudad portuaria de Yeda, en Arabia Saudí
AFP/FAYEZ NURELDINE - El delantero argentino del Barcelona, Lionel Messi (C), celebra su gol durante la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid el 9 de enero de 2020, en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah, en la ciudad portuaria de Yeda, en Arabia Saudí

El conjunto catalán abrió la lata y empezaron a sucederse las ocasiones. Poco después del empate, un gran control de Messi en el área y otro disparo seco abajo logró perforar la meta del internacional esloveno, pero el videoarbitraje del VAR intervino para revisar la jugada y anular el tanto por una mano clara del argentino en el control previo al disparo. 

Posteriormente, otra buena acción en el área del Barcelona finalizó con un duro disparo del uruguayo Luis Suárez que despejó con un paradón el propio Oblak, pero que Griezmann materializó en gol tras aprovechar el rechace y marcar prácticamente a placer de cabeza. El francés lograba así marcar por fin a su exequipo, del que salió hace un año con polémica para poner rumbo al Camp Nou. 

El barcelonista Antoine Griezmann celebra su segundo gol con Luis Suárez y sus compañeros
REUTERS/WALEED ALI - El barcelonista Antoine Griezmann celebra su segundo gol con Luis Suárez y sus compañeros

El 2-1 en el minuto 61 parecía aclarar el partido para los de Valverde, incluso llegó un tercer gol tras una cesión del chileno Arturo Vidal a Gerard Piqué que el central aprovechó para remachar en boca de gol, pero la acción acabó anulada por una nueva intervención del VAR que dictaminó un ajustado fuera de juego previo en la acción de Vidal antes del pase. 

La diferencia de dos goles prácticamente hubiese sentenciado el partido y hundido a los atléticos, pero la decisión arbitral les dio aire y ánimos renovados para intentar nivelar el encuentro. 

Dicho y hecho, el Barcelona acusó el golpe y el Atlético, que se veía con todo perdido se vino arriba. En este escenario llegó una acción clave en el minuto 80. Un gran balón servido por el argentino Correa al internacional español Vitolo (quien había entrado en la segunda parte por el lateral Renan Lodi en un cambio ofensivo de Simeone) colocó a este mano a mano ante Neto, quien le derribó claramente en el intento de regate del canario. Penalti claro que se encargó de convertir Morata para empatar el partido. 

El guardameta brasileño del Barcelona Neto (Izq) comete penalti sobre el centrocampista español del Atlético de Madrid Vitolo durante la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid el 9 de enero de 2020, en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah, en la ciudad portuaria de Yeda
AFP/GIUSEPPE CACACE - El guardameta brasileño del Barcelona Neto (Izq) comete penalti sobre el centrocampista español del Atlético de Madrid Vitolo durante la semifinal de la Supercopa de España entre el Barcelona y el Atlético de Madrid el 9 de enero de 2020, en la Ciudad Deportiva Rey Abdullah, en la ciudad portuaria de Yeda

A partir de ahí, hubo toque de corneta por parte atlética y aprovechando la endeblez defensiva de la que hizo gala el Barcelona, sobre todo en la segunda mitad, llegó el tercer y definitivo tanto en el minuto 85 gracias a un excepcional servicio de Morata que situó Correa ante Neto para sentenciar el partido con un gol celebradísimo por lo épico del momento y porque significaba el pase a la final tras la demostración atlética de fe inquebrantable a pesar de haber sufrido durante el partido. El argentino Correa puso así un gran colofón a su excepcional partido como figura más relevante del Atlético, a pesar de que estuvo a punto de tener que retirarse en la primera mitad por un problema de rodilla tras un encontronazo con Neto y Samuel Umtiti, del que al final se repuso. 

Ángel Correa, del Atlético de Madrid, celebra su tercer gol con sus compañeros y el entrenador Diego Simeone
REUTERS/SERGIO PEREZ - Ángel Correa, del Atlético de Madrid, celebra su tercer gol con sus compañeros y el entrenador Diego Simeone

La finalísima tendrá por lo tanto derbi madrileño entre el Real Madrid y el Atlético el domingo a las 19:00 horas en el mismo escenario de la Ciudad Deportiva Rey Abdullah de Yeda.