La FIFA apoya a las aficionadas iraníes

Gianini Infanto califica de inaceptable que se prohíba el acceso de mujeres a los estadios de fútbol
El presidente de la FIFA, Gianni Infantino

SEBASTIAN GOLLNOW  -   El presidente de la FIFA, Gianni Infantino

El presidente de la Federación Internacional de fútbol, Gianni Infantino, se ha pronunciado este jueves en un comunicado con respecto a la prohibición de que las mujeres iraníes asistan a partidos de fútbol y ha calificado este hecho de “inaceptable”. “Nuestra posición es firme y clara. Hay que permitir que las mujeres entren en los estadios de Irán” ha sentenciado Infantino.  

La FIFA ha pedido encarecidamente en varias ocasiones a Irán que permita a las fanáticas del fútbol asistir a los estadios. Según Reuters, en junio envió una carta a la Federación Iraní de Fútbol (FFIRI) solicitando un calendario que permitiera a las mujeres comprar entradas para las eliminatorias de la Copa Mundial. 

Irán, que se ha clasificado para cinco finales de la Copa del Mundo, incluidas las dos últimas, recibirá a Camboya el 10 de octubre en su primer partido en casa de la competición clasificatoria para 2022.

"Me puse en contacto con ellos en varias ocasiones en los últimos tiempos, al igual que la administración de la FIFA. Tenemos una delegación de miembros de la FIFA en Irán en estos momentos, y estoy deseando recibir buenas noticias de ellos", apunta el dirigente en el comunicado. "Tengo la esperanza de que la Federación iraní y las autoridades iraníes hayan sido receptivas a nuestros reiterados llamamientos para abordar esta situación inaceptable", añade Infantino. "Ahora es el momento de cambiar las cosas y la FIFA espera avances positivos que comenzarán en el próximo partido en casa de Irán en octubre".

En esta foto de archivo tomada el 31 de marzo de 2015, dos mujeres sostienen una pancarta que dice: ‘Dejen que las mujeres iraníes entren en sus estadios' durante el partido amistoso internacional de fútbol entre Suecia e Irán en el Friends Arena de Solna, cerca de Estocolmo
AFP/JONATHAN NACKSTRAND - En esta foto de archivo tomada el 31 de marzo de 2015, dos mujeres sostienen una pancarta que dice: ‘Dejen que las mujeres iraníes entren en sus estadios' durante el partido amistoso internacional de fútbol entre Suecia e Irán en el Friends Arena de Solna, cerca de Estocolmo
Una muerte ha sido necesaria para conseguir una reacción

Este llamado de atención por parte de Infantino se ha visto provocado por el reciente fallecimiento de Sahar Khodayari, de 29 años, que se prendió a lo bonzo el pasado 1 de septiembre.

Después de su arresto, la joven permaneció en prisión dos meses. Entonces pagó una fianza y tras ser excarcelada, la fanática del club de fútbol Esteghlal, acudió a sede judicial. Allí recibió la noticia de que podría verse obligada a pasar seis meses de cárcel. Las causas que se le atribuían eran dañar la decencia pública" e "insulto a la autoridad", por no llevar velo durante los procedimientos. Fue entonces cuando se prendió fuego a sí misma. A los diez días murió a causa de las quemaduras en el hospital de Teherán. 

Sahar Khodayari era conocida como la "chica azul", en referencia al color de su equipo de fútbol, el Esteghlal de Teherán
Sahar Khodayari era conocida como la "chica azul", en referencia al color de su equipo de fútbol, el Esteghlal de Teherán

El club expresó su profundo pesar por el fallecimiento y ofreció sus condolencias a la familia de la joven, que fue detenida por la policía cuando intentó colarse disfrazada de hombre el pasado marzo en el estadio Azadí de Teherán para ver el partido entre este equipo y el emiratí Al Ain.

La muerte de Khodayari causó una indignación generalizada en Irán e internacionalmente, lo que provocó que la FIFA suspendiera a la federación de fútbol de Irán en las redes sociales.

Seguidores del equipo de fútbol iraní Esteghlal
AP/VAHID SALEMI - Seguidores del equipo de fútbol iraní Esteghlal
La merma de derechos de las mujeres iraníes

Después de la revolución islámica de 1979, las mujeres iraníes han sufrido una decadencia de derechos relacionada con varios aspectos de la vida cotidiana. No solo en su forma de vestir o a la hora de buscar un empleo, también tienen dificultades para llevar con normalidad su vida social. La prohibición de acceder a los estadios cuando hay competiciones masculinas es un claro ejemplo. Por esta razón es bastante común que las aficionadas al fútbol intenten colarse en los estadios simulando ser hombres, vestidas con gorras pelucas, barbas postizas… corriendo el riesgo de ser detenidas por la Policía. 

Durante la segunda parte final de la Liga de Campeones de Asia en Teherán, en noviembre del año pasado, un grupo de mujeres entró al estadio, partido en el que Infantino estaba presente. Esto dio a las fanáticas del fútbol esperanza en que cambiase la situación.

Una mujer iraní en el partido de fútbol del Grupo B de la Copa del Mundo entre Portugal e Irán en el estadio Azadi de Teherán
AFP/ATTA KENARE - Una mujer iraní en el partido de fútbol del Grupo B de la Copa del Mundo entre Portugal e Irán en el estadio Azadi de Teherán

Sin embargo, desde entonces la situación no ha cambiado y se les ha seguido negando el acceso a los partidos. En el amistoso de Irán contra Siria en junio, otro grupo de mujeres fue detenido por la misma razón.