La firma de los Acuerdos de Abraham en Washington abre una nueva etapa para Oriente Medio

Emiratos, Bahréin e Israel dan los primeros pasos hacia la pacificación de la región
De izquierda a derecha, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, exhiben sus copias de los acuerdos firmados mientras el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, los observa mientras participan en la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en Washington

REUTERS/TOM BRENNE  -   De izquierda a derecha, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif Al Zayani, el Primer Ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, y el Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed, exhiben sus copias de los acuerdos firmados mientras el Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, los observa mientras participan en la ceremonia de firma de los Acuerdos de Abraham en Washington

No por esperado deja de ser Historia. Emiratos, Barhéin, Israel y Estados Unidos han protagonizado este martes una ceremonia que quedará fijada a fuego en el relato histórico de Oriente Medio. Esta conflictiva región está dando los pasos para dejar de serlo con la normalización de relaciones entre dos Estados del Golfo e Israel. Los Acuerdos de Abraham han quedado sellados tras la firma oficial que ha tenido lugar este martes en la Casa Blanca y que abren una nueva etapa. En la firma han participado el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, el ministro de Exteriores de Emiratos, Abdullah bin Zayed al Nahyan; y el titular de Exteriores de Baréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani. Las posibilidades son inmensas: nuevos tratados comerciales, intercambio de bienes y servicios, viajes, turismo…

Donald Trump, el presidente de Estados Unidos, ha sido el primero en tomar la palabra en Washington este martes y ha asegurado que los Acuerdos de Abraham por los que Israel normalizará sus relaciones con Emiratos y Bahréin marcan “un nuevo amanecer para Oriente Medio”, según recoge la agencia Efe. Trump ha sido uno de los mediadores entre los países árabes e Israel y se ha apuntado una importante victoria diplomática con la firma de este acuerdo que le ha valido la proposición por parte de un parlamentario noruego al Nobel de la Paz. Es probable que Trump también utilice la firma de los acuerdos como ejemplo de su buena gestión de la política exterior estadounidense de cara a las elecciones de otoño frente a su rival demócrata, Joe Biden.

Ceremonia
AFP/ SAUL LOEB - De izquierda a derecha el Primer Ministro israelí Benjamin Netanyahu, el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, el Ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein Abdullatif al-Zayani y el Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos Abdullah bin Zayed Al-Nahyan saludan desde el Balcón Truman de la Casa Blanca después de haber participado en la firma de los Acuerdos de Abraham

Tras la intervención del mandatario estadounidense, ha tomado la palabra el presidente israelí, Benjamin Netanyahu. “Las bendiciones de la paz que hacemos hoy serán enormes. Primero, porque esta paz eventualmente se expandirá para incluir a otros Estados Árabes y al final acabar con el conflicto árabe-israelí de una vez por todas", ha afirmado Netanyahu en la ceremonia celebrada en la Casa Blanca. El ministro de Exteriores de Baréin, Abdulatif bin Rashid al Zayani, también ha calificado que los Acuerdos de Abraham como “un paso histórico en el camino hacia una paz genuina y duradera” en Oriente Medio, en un discurso en la Casa Blanca antes de la rúbrica del pacto con Israel. “La declaración que apoya la paz entre el Reino de Baréin y el Estado de Israel es un paso histórico en el camino hacia una paz genuina y duradera, seguridad y prosperidad en la región”, ha indicado Al Zayani. 

Llegar hasta la ceremonia de este martes no ha sido fácil. Emiratos fue el primero en romper el hielo y anunció el pasado 13 de agosto que normalizaría relaciones con Israel. “Rompimos la barrera psicológica, cómo podemos cambiar lo que pensamos y cómo venimos haciendo las cosas desde hace muchos años”, ha explicado este martes en una videoconferencia antes de la firma del acuerdo el viceministro de Asuntos Exteriores emiratí, Anwar Gargash, en declaraciones recogidas por la agencia Efe. “Creo que el punto de inflexión ocurre una vez que te das cuenta que lo que has estado haciendo durante tantos años no ha funcionado, todo lo demás se vuelve más manejable", ha agregado Gargash, peso pesado de la Diplomacia emiratí.

Emiratí
REUTERS/TOM BRENNE - El Presidente de los Estados Unidos Donald Trump escucha al Ministro de Relaciones Exteriores de los Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed Al-Nahyan

"La normalización de los vínculos entre los Emiratos Árabes Unidos e Israel es un avance diplomático histórico y una señal esperanzadora de que el progreso en el Oriente Medio es posible", ha escrito el jeque Abdullah bin Zayed Al-Nahyan en el diario Wall Street Journal. “Esta es una oportunidad para un nuevo enfoque para abordar los desafíos de la región. En una zona y una época demasiado plagada de malas noticias, eleva la oportunidad y el optimismo sobre el conflicto y el derrotismo”, ha señalado. 

Aunque la firma oficial de los Acuerdos de Abraham ha llegado este martes, ya se han producido los primeros contactos en temas relacionados con la seguridad, la economía, la ciencia o las comunicaciones. El viceministro ha asegurado que la “polarización en la región ha sido desastrosa” y la cree que la normalización de relaciones con Israel, al que la inmensa mayoría de países árabes sigue sin reconocer, es una forma de sacar a Oriente Medio del punto muerto en el que se encontraba

“Las cuestiones políticas deben ser resueltas, pero no pueden ser obstáculos para la comunicación y las relaciones”, ha añadido Gargash, indicando que ahí es donde EAU ve oportunidades y un rol que jugar "en la región y más allá". Gargash considera que las concesiones que EAU ha obtenido en su acuerdo con Israel, que se comprometió a no anexionarse más territorios palestinos en Cisjordania, "son fundamentales" para resolver esas cuestiones políticas. Sin embargo, Gargash ha indicado que “la firma del acuerdo no significa que el trabajo ha terminado”. “Depende de nosotros intentar construir una paz cálida que traiga estabilidad y oportunidades económicas, coexistencia cultural y tolerancia”, ha explicado. 

Bahréin
AFP/ SAUL LOEB - El Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, observa cómo el Ministro de Relaciones Exteriores de Bahrein, Abdullatif al-Zayani(D), habla desde el Balcón Truman de la Casa Blanca

El ministro de Exteriores de Emiratos Árabes Unidos (EAU), Abdullah bin Zayed Al-Nahyan, se ha referidos también al conflicto entre Israel y los palestinos, que durante décadas ha enfrentado al Gobierno israelí con sus vecinos árabes en la ceremonia de firma del acuerdo. "Este acuerdo nos permitirá seguir defendiendo al pueblo palestino y hacer realidad su esperanza de un Estado independiente dentro de una región estable y próspera", ha asegurado el ministro emiratí. El diplomático dio las gracias a Netanyahu por "detener la anexión de los territorios palestinos" en virtud del acuerdo, a pesar de que el primer ministro israelí ha asegurado que la anexión de parte de Cisjordania ocupada sigue "sobre la mesa".

Celebraciones en Israel

El Ayuntamiento de Tel Aviv ha iluminado la fachada del edificio con la palabra “paz” y las banderas de estas monarquías del Golfo Pérsico en las murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén. “Juntos podemos llevar a Oriente Medio por un nuevo camino de esperanza, paz, tolerancia y cooperación”, ha declarado el presidente israelí, Reuvén Rivlin, quien espera “que muchos países árabes y musulmanes sigan el ejemplo” de EAU y Barhéin.

En Tel Aviv, la emblemática fachada de su Consistorio se iluminó con la palabra "paz" en hebreo, árabe e inglés. A su vez, en las icónicas murallas de la Ciudad Vieja de Jerusalén -en su parte oriental ocupada- se proyectaron las banderas de Emiratos y Baréin junto a las de Israel y Estados Unidos. Las celebraciones han quedado eclipsadas por alarmas antiaéreas que sonaron en varias comunidades israelíes colindantes con la Franja de Gaza, según recoge Efe. Según medios locales, varios proyectiles fueron lanzados desde la Franja a Israel, en lo que se interpretó como un mensaje por parte de grupos palestinos en contra de la normalización de las relaciones entre Israel y estas dos monarquías del Golfo

Paz
PHOTO/REUTERS - La palabra "Paz" se ve en inglés, en el edificio de Tel Aviv, mientras los Emiratos Árabes Unidos y Bahrein firman acuerdos para normalizar las relaciones con Israel en una ceremonia en la Casa Blanca, en Tel Aviv, Israel, el 15 de septiembre de 2020

"Los acuerdos de normalización entre EAU y Baréin con la entidad sionista (Israel) no valen la tinta con la que fueron escritos, y nuestro pueblo" seguirá "insistiendo en la lucha hasta ganar plenamente sus derechos", ha declarado Hazem Qasem, portavoz del movimiento islamista Hamás, que gobierna de facto en Gaza. Las facciones y el liderazgo palestino han condenado con rotundidad la normalización de relaciones de los dos países del Golfo con Israel, que consideran un golpe a la solidaridad entre los Estados árabes y que contradicen la Iniciativa de Paz Árabe, que ofrecía la normalización a Israel solo cuando este firmase un acuerdo de paz con los palestinos. Cisjordania y Gaza se han registrado este martes manifestaciones pequeñas en rechazo a los Acuerdos de Abraham.