PUBLICIDAD

Iberdrola

“La frontera sur de Europa no es el Mediterráneo, es el Sahel”

La UFV acoge por segunda vez el Foro de Diálogo Sahel-Europa para abordar los desafíos de la región
AFP/MICHELE CATTANI  -   Un grupo de soldados del Ejército francés patrulla en el Sahel

AFP/MICHELE CATTANI  -   Un grupo de soldados del Ejército francés patrulla en el Sahel

En Europa, una gran parte de la población tiende a ver a África como un territorio lejano, ajeno. Sin embargo, son apenas 15 kilómetros los que nos separan del continente africano. Una vez superada esta corta distancia nos encontramos con el Magreb e, inmediatamente después, con el Sahel, una de las regiones más convulsas de actualidad. El terrorismo, la inseguridad alimentaria y la fragilidad de los Gobiernos regionales son algunos de los principales desafíos de la zona.

Aunque los problemas provocados por estos desafíos tienen su eco en Europa. Es por ello por lo que la Unión Europa no debe desatender esta región, sino situarla como una de las prioridades en la política exterior de Bruselas. 

Para destacar la relevancia del Sahel e impulsar el diálogo con Europa, el Centro para el Bien Común Global de la Universidad Francisco de Vitoria (UFV) organiza la II edición del Foro de Diálogo Sahel-Europa, un evento que acoge a diplomáticos, miembros de las fuerzas de seguridad, académicos, periodistas y demás expertos en la cuestión.

sahel europa
II edición del Foro de Diálogo Sahel-Europa

Javier de Cendra, decano de la Facultad de Derecho, Empresa y Gobierno de la UFV, y Beatriz de León Cobo, coordinadora del Foro, han sido los encargados de inaugurar y dar la bienvenida a los participantes y ponentes. Ambos han subrayado la gran relevancia del Sahel y lo necesario que es que el resto del mundo se involucre en la región en pos de su desarrollo y estabilidad. “Para que el bien común avance se necesitan medidas a nivel local, regional, pero también internacional”, declaró De Cendra, quien además resaltó el gran potencial de la región. 

De León Cobo, por su parte, recordó un punto que a veces se nos pasa por alto en Europa: “el bien común del Sahel es nuestro bien común”. Tal y como explicó la coordinadora del Foro, lo que ocurre en el área africana nos afecta a todos, por ello, es “nuestro problema y también nuestra oportunidad”

A pesar de ser una región que presenta numerosos desafíos, la experta sostiene que hay mucha gente comprometida, algo que sin duda “demuestra esperanza”.

sahel europa
Beatriz de León Cobo, coordinadora del Foro de Diálogo Sahel-Europa

Posteriormente y dentro de la sesión inaugural, Emmanuel Dupuy, presidente del Think Tank Instituto de Prospectiva y Seguridad Europea, moderó una mesa de diálogo con Gonzalo Vega, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID); Djilmé Adoum, alto representante de la Coalición del Sahel; y Robert Dussey, ministro de Asuntos Exteriores de Togo. 

Vega ha comenzado señalando uno de los principales problemas que afrenta el Sahel: la inseguridad alimentaria, desafío acentuado por la guerra en Ucrania y el cambio climático. Paliar los efectos de esta grave situación es uno de los objetivos de AECID, que ha abierto oficinas en varios países de la región. De hecho, la reina Letizia recientemente ha visitado Mauritania para conocer de primera mano los proyectos de desarrollo en el país.

Para la agencia española, el Sahel es una zona prioritaria en materia de cooperación. En los últimos años AECID ha llevado a cabo numerosos proyectos en la región. Algunos de los temas en los que se centra la organización es en proyectos relacionados con la agricultura, sanidad, igualdad de género, salud sexual o energías renovables. Todo ello con un objetivo: impulsar el desarrollo de los países y ofrecer oportunidades a los jóvenes.

dialogo sahel europa
Emmanuel Dupuy, presidente del Think Tank Instituto de Prospectiva y Seguridad Europea y Gonzalo Vega, de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID)

Adoum, por su parte, ha destacado que la relación entre Europa y el Sahel debe basarse en la “comunicación verdadera y positiva”, haciendo hincapié en iniciativas humanitarias y en la lucha antiterrorista. 

En el Sahel, 1 de cada 4 personas necesita ayuda humanitaria. No obstante, las previsiones no son favorables. Con el aumento de la temperatura la crisis alimentaria y humanitaria se acentúa. Por ello, para hacer frente a los desafíos climáticos, Adoum ha señalado el uso de la tecnología contemporánea como un elemento fundamental que podría mejorar la vida de las 20 millones de personas en riesgo, así como de los 4 millones de desplazados de la región. 

En este sentido, Dupuy ha asegurado que la Unión Europea “está comprometida a largo lazo”. El analista afirma que no solo los países europeos más cercanos a África se involucran, sino que también ONGs de países más al norte como Suecia y Noruega trabajan en el Sahel

Dussey, ministro de Exteriores de Togo, ha sido contundente: “el continente africano se encuentra en un momento crítico de seguridad”. El jefe de la diplomacia togolesa ha destacado en este punto a los grupos armados y terroristas, aunque hay más.

“Hoy en día la región hace frente a diferentes dificultades. La inestabilidad del Sahel es una preocupación prioritaria para los países miembros, una inseguridad que nos afecta a todos”, explicó.

Por este motivo, Dussey ha hecho un llamamiento a la comunidad internacional, y en concreto a Europa, para apoyar la estabilidad del Sahel y del África Occidental. El ministro ha recordado que el Sahel es relevante para el Viejo Continente, ya que ambos están ligados “por historia y geografía”.

sahel europa
Robert Dussey, ministro de Asuntos Exteriores de Togo
Sahel: nuevos aliados, nuevas influencias 

Tras la conferencia inaugural se dio paso a la primera masterclass dirigida por Anne Savey, experta en seguridad, mediación y estabilización en el Sahel.

El primero en tomar la palabra fue el diplomático Sékou dit Gaoussou Cissé, Director para Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Mali. Cissé destacó una vez más una de las principales ideas del foro: “hablar del Sahel es hablar de Europa”. “La frontera sur no es el Mediterráneo, es el Sahel”, añadió. 

Dentro de los desafíos de la región, el diplomático enumeró el poco derecho administrativo y la debilidad en la gobernanza. En este último punto señaló a los grupos terroristas de Al-Qaeda y Daesh, cuyo objetivo es, de cuerdo con Cissé, “deslegitimar al Estado”

El terrorismo es una de las principales amenazas de los Gobiernos del Sahel, pero ¿cómo luchar contra esta lacra si se carece de capacidad militar para ello? Cissé advierte que no tienen bastantes municiones y suministro armamentístico y que la UE tampoco lo envía ya que el derecho europeo prohíbe dar armas letales. “Tenemos cascos y chalecos de protección, pero así no podemos luchar”, indicó el diplomático.

dialogo sahel europa
Emmanuel Dupuy, presidente del Think Tank Instituto de Prospectiva y Seguridad Europea y Sékou dit Gaoussou Cissé, Director para Europa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Mali

Cissé también ha criticado la doble vara de medir de Bruselas. “Millones y millones en armamento para Ucrania, pero cuando el Sahel lo pidió no ocurrió lo mismo”, lamentó. 

Es por esta razón por la que las relaciones de Mali con ciertos países europeos no pasan por un buen momento, según Cissé. Y, es en esta situación, cuando aparecen las nuevas alianzas, como Rusia, Turquía, China, Irán o La India, países que buscan su lugar en la región. 

Aún así, Cissé resalta que en el país no existe un sentimiento anti-francés. Aunque también recuerda que París “ya no les acompaña en el combate”. “La UE no quiere vendernos armas. ¿Qué hacemos?”, concluyó. 

En esta línea continuó la ponencia de Boubacar Haidara, profesor universitario e investigador maliense. Haidara comenzó aludiendo a la “ruptura de Mali con sus socios tradicionales en beneficio de otros socios nuevos”. Para el investigador, esta dinámica responde a “una necesidad local”.

dialogo sahel europa
II edición del Foro de Diálogo Sahel-Europa

Haidara ha señalado la amenaza del yihadismo —fenómeno que aparece en Mali en 2012 y posteriormente se extiende a toda la región a partir de 2017— y la ola de golpes de Estado, que comienza también en Mali. Lo que se inicia igualmente en el país africano, de acuerdo con Haidara, es el sentimiento anti-francés y la búsqueda de nuevos aliados. ¿Cómo se ha llegado a este punto? El profesor maliense señala “el fracaso de la intervención militar en Mali”, algo que “lleva a la población a oponerse a ella”. 

Para finalizar su ponencia, Haidara advierte: “si el nuevo aliado lo hace mejor que el aliado tradicional será el fin de la influencia occidental en el Sahel”

Dupuy, por su parte, ha querido subrayar que el objetivo de Rusia a través del grupo Wagner no es otro que “romper la influencia francesa en la región”. Aunque también indica que esta organización, así como la estrategia rusa en el continente, no es el único mecanismo para conseguir eso. “Turquía hace lo mismo”, señaló Dupuy, poniendo como ejemplos lo que ha denominado como “diplomacia de Bayraktar” o las aperturas de embajadas turcas en la región.

dialogo sahel europa
Anne Savey, experta en seguridad, mediación y estabilización en el Sahel y Boubacar Haidara, profesor universitario e investigador maliense
“Es necesario construir un consenso social y luchar contra el cambio climático”

Después de hablar de los nuevos posibles actores en el Sahel fue el turno de la sociedad civil, un elemento clave para conseguir un verdadero cambio en la zona.

Lourdes Benavides, de la ONG Oxfam, afirmó que las desigualdades eran la bases de todos los desafíos del Sahel, destacando la brecha de género. Por ello, tal y como señaló Benavides, la ayuda internacional que se destine debe estar encaminada a disminuir esas desigualdades.

Badié Hima, director de NDI (National Democratic Institute) en Mali, ha elogiado el papel de las ONGs en la región, ya que, incluso en zonas sin servicios sociales básicos donde no hay presencia estatal, estas organizaciones están presentes. Aún así, las ONGs tienen muchas dificultades para trabajar por la inseguridad.

dialogo sahel europa
Badié Hima, director de NDI (National Democratic Institute) en Mali

Para Hima, las intervenciones militares no son suficientes para enfrentar los desafíos regionales. “Es necesario construir un consenso social y luchar contra el cambio climático”, explicó. 

Para finalizar, Sylvestre Tiemtoré, coordinador de la Secretaria Permanente de las ONGs en Burkina Faso, aclaró que es necesario actuar frente a los problemas “antes, durante y después”. Hay operaciones puntuales contra grupos armados, pero posteriormente se retiran y estos grupos vuelven, creando de nuevo el problema. 

Lo mismo ocurre con los desafíos medioambientales y climáticos. Burkina Faso ha perdido en los últimos 10 años el 19% de su territorio fértil por la deforestación. “Los estados se comprometen a redeforestar pero no tienen recursos”, afirmó. En este contexto, Tiemtoré menciona la Gran muralla verde, una iniciativa para ayudar a paliar las consecuencias del cambio climático y que, sin duda, favorecería la situación actual del Sahel. 

Debido a las sequías y otros problemas ligados con el cambio climático, 37 millones de personas sufrirán hambruna en la región. En la actualidad, los productos de primera necesidad cada vez son más inaccesibles

Otro de los desafíos que enfrenta la región es la alta tasa de paro entre los jóvenes. Por ello, Tiemtoré propone apoyar iniciativas innovadoras de creación de empleo, destacando que, tanto Burkina Faso como Níger son productores de algodón, por lo que se podría crear miles de puestos de trabajo entre la juventud.

UE-Sahel: cooperación en seguridad 

La primera jornada ha sido clausurada con una masterclass sobre las amenazas transfronterizas: crimen y terrorismo. Para dialogar sobre esta compleja y a la vez interesante cuestión se ha contado con la participación de Henri Gómez, jefe de operaciones EUCAP-Níger; Hervé Flahaut, jefe de misión EUCAP-Mali; Francisco Corrales Galindo, jefe de operaciones GAR-SI Sahel; y Mahamat Abakar jefe de la división de Defensa, Secretaría Ejecutiva del G5 Sahel.

dialogo sahel europa
II edición del Foro de Diálogo Sahel-Europa

Europa, mediante sus fuerzas de seguridad nacionales, coopera con los países del Sahel. A través del entrenamiento y las misiones conjuntas, desarticulan redes de tráfico de personas, armas o drogas. El objetivo de estas operaciones no es otra que lograr que las distintas gendarmerías de los países del Sahel alcancen autonomía suficiente para trabajar solas, tal y como explicó Corrales Galindo. Bakar, por su parte, afirma que todavía no se ha conseguido esa independencia, aunque señala que “hay esperanza”.