La Fundación Alternativas aboga por crear una política común de inmigración en la Unión Europea

Un informe denuncia los falsos mitos ligados a los migrantes, como la islamización de Europa o el incremento de la inseguridad
Participantes de la jornada organizada por la Fundación Alternativas

FUNDACIÓN ALTERNATIVAS  -   Participantes de la jornada organizada por la Fundación Alternativas

La icónica fotografía de 2016 de un refugiado sirio cargando a su hijo en brazos, obra del australiano Warren Richardson, bajo la lluvia es para la politóloga Leticia Rodríguez la imagen de lo que supone para una persona dejar su país y emprender un camino incierto hacia uno más seguro. Rodríguez es una de las autoras del informe ‘Desmontando el mito del problema migratorio’ presentado este miércoles por la Fundación Alternativas. En él se aboga por avanzar en la creación de una política común de inmigración en toda la Unión Europea. El documento también refleja la falsedad de la islamización de Europa y descarta que el incremento de la población migrante suponga un aumento de la inseguridad. 

“Según los datos de CGPJ (Consejo General del Poder Judicial), en España había unos 48.000 reclusos en 2018, de los que tan solo un 30% era de origen inmigrante”, ha explicado la jurista Beatriz Cózar, coautora del estudio, este miércoles durante la presentación del documento. Contrariamente a lo que defienden los partidos de extrema derecha, la mayor parte de la población europea y española no tiene una opinión polarizada sobre la inmigración y no la identifica con problemas de seguridad nacional o el terrorismo, según datos del CIS (Centro de Investigaciones Sociológicas) y la última Encuesta Social Europea (2016).  

De izquierda a derecha, Beatriz Cózar (jurista), Diego López Garrido (Director de la Fundación Alternativas) y Leticia Rodríguez (politóloga) durante la presentación del informe este miércoles.
FUNDACIÓN ALTERNATIVAS - De izquierda a derecha, Beatriz Cózar (jurista), Diego López Garrido (Director de la Fundación Alternativas) y Leticia Rodríguez (politóloga) durante la presentación del informe este miércoles. 

“El incremento de la población migrante en España en los últimos años tampoco ha provocado que se haya producido un incremento en los delitos, de hecho la delincuencia ha descendido”, según ha expuesto Cózar. Aún así, la politóloga Leticia Rodríguez afirma que la postura de Alemania en 2015 de puertas abiertas fue percibida por la ciudadanía como “una falta de control de las fronteras”. Además, Cózar ha señalado las políticas que limitan el uso del burka o el burkini en algunos países europeos para negar la islamización de las sociedades europeas. En el caso concreto de España, la población musulmana no alcanza el 3% en el país. 

Las investigadoras señalan que la inmigración empezó a tratarse como un problema para la seguridad interior de los países en los 80, una tendencia que se ha incrementado en los últimos años. “Eso provoca que cada vez se diseñen políticas migratorias más restrictivas, que obligan a los inmigrantes a tomar rutas más arriesgadas y que favorecen a las mafias de tráfico de personas”, ha señalado Cózar.

Para abordar este problema, el informe de la Fundación Alternativas señala que es necesario reforzar la actuación de los países europeas en esta materia. “La UE tiene que aumentar las sinergias entre sus miembros para abordar la inmigración y dejar de externalizar [en referencia al acuerdo con Turquía] el control de sus fronteras”, ha señalado Rodríguez. Esta experta ha dicho que no se puede abordar la inmigración como un problema matemático o estadístico, sino como una cuestión humanitaria. “Los inmigrantes se juegan la vida por sobrevivir y llegar hasta países más seguros. La UE no debe hablar de cuotas de reparto como si las personas fueran caramelos”, ha concluido Rodríguez. 

Refugiados afganos de Mazar-i Sharif, después de cruzar la frontera entre Serbia y Hungría cerca de Roszke, al sur de Hungría, el sábado 12 de septiembre de 2015.
AP/MUHAMEND MUHEISEN  - Refugiados afganos de Mazar-i Sharif,, después de cruzar la frontera entre Serbia y Hungría cerca de Roszke, al sur de Hungría, el sábado 12 de septiembre de 2015.

 

La inmigración es uno de los temas sobre los que más desinformación se produjo durante la campaña de las últimas elecciones europeas. Algunos titulares recopilados en el informe de la Fundación Alternativas indicaban que Alemania estaba entregando cupones a los inmigrantes para asistir a burdeles de forma gratuita o que Francia pondría en la calle a más de 250 terroristas islámicos condenados en 2022. Un estudio de la Comisión Europea pone de manifiesto que la circulación de noticias falsas es muy alta. Hasta el 46% de los ciudadanos de la UE se informa a través de redes sociales y seis de cada diez tienden a compartir estas noticias sin haberlas leído o sin haber comprobado su veracidad.