PUBLICIDAD

Marruecos

La Fundación Alternativas sugiere la renovación de la fuerza de guardacostas

 -  

Alicia Pérez  Lozano
 
La Fundación Alternativas ha creado un informe donde sugiere la creación de un servicio de guardacostas cívico-militar para sustituir aquellos organismos que se encargan de proteger la seguridad en las aguas territoriales. El encargado de redactar el documento ha sido el capitán de fragata Francisco Ruiz González, bajo el título ‘El papel de España en la seguridad marítima del Mediterráneo occidental’. 
 
El nuevo documento propone que esta fuerza de guardacostas se responsabilice en competencias del Servicio Marítimo de la Guardia Civil, la Dirección Adjunta de Vigilancia Aduanera, la Secretaría General de Pesca o Salvamento Marítimo. 
 
La inestabilidad en el Magreb preocupa a España
Todo lo que se muestra en el informe  se basa en el objetivo de acabar con la “inestabilidad” que se vive en la zona del Magreb. “España está especialmente expuesta a los riesgos y amenazas que surjan del norte de África y África occidental”, comentaba F.R. González. La situación actual en estos países es peor que las anteriores revueltas árabes, sobre todo por “el caos en Libia” que según él “ha potenciado la actividad terrorista del islamismo radical, con un contrabando masivo de armas que han llegado a manos de organizaciones como Al Qaeda en el Magreb Islámico”. 
 
Estados Unidos y Francia, dos modelos a seguir
Francisco Ruiz González ha planteado diversas alternativas en cuanto a la estructura de mando de la fuerza de guardacostas. Entre sus modelos a seguir a introducido a Estados Unidos y Francia como los dos países con una mejor estructura. 
 
La razón por la que considera que son dos ejemplos que sirven como modelo de actuación, según ha comentado F. R. González, “porque englobaría competencias que ahora se encuentran dispersas en diferentes organismos”. Y aunque cree que tendría que estudiarse con detenimiento la manera de operar y los costes que generaría, mantiene que sería un “avance para evitar duplicidades”. 
 
Ambos modelos, se basan en primer lugar en la US Coast Guard que depende del Departamento de Seguridad Nacional estadounidense. Mientras que por su parte, la Gendarmería Marítima francesa pende exclusivamente del jefe del Estado Mayor de la Armada. 
 
El modelo Canario como modelo nacional
Se trataría de acomodar el modelo del Centro de Coordinación Regional de Canarias, basado en el francés, y que se introdujo en el año 2006. En este, las órdenes del primer ministro, a través del General del Mar, se comunican al prefecto marítimo en la zona donde se haya producido la crisis pertinente.
Este modelo propone cambios como la creación de una presidencia permanente, que no sea rotatoria, y que recaiga sobre el Presidente del Gobierno. Esto debe ser así “si se quiere lograr la unidad de acción” bajo el Consejo Nacional de Seguridad Marítima.