La Fundación Friedrich Naumann defiende la diversidad y la lucha por la igualdad y la libertad

Desde la esfera liberal se busca avanzar en materia de libertades individuales
Ciudadanos de Marruecos

 -  

La lucha por la igualdad y la libertad ha impulsado un inmenso cambio en las últimas décadas. Los movimientos sociales del colectivo LGBTI+, de las mujeres o contra el racismo, entre otros, han logrado muchas victorias históricas que han supuesto grandes avances en las libertades civiles.  

Aunque, como liberales, debemos celebrar los logros conseguidos, también debemos preguntarnos... ¿Cómo debemos avanzar en la lucha por la libertad individual como un derecho intrínseco e indiscutible? 

La diversidad: ¡pero desde una perspectiva diferente!

Hasta ahora, la diversidad se ha articulado como herramienta para diferenciar a los colectivos en su conjunto, agrupando a los individuos por un rasgo o creencia. Somos a la vez víctimas y verdugos, imponiendo límites a nuestra identidad y a la de los demás. 

Sin embargo, somos complejos y estamos en constante evolución. Para crear una sociedad libre debemos crear primero las condiciones de nuestra propia libertad. La era de la "diversidad personal" ha llegado. 

La diversidad personal abarca todas las dimensiones que hacen que cada persona sea única: etnia, edad, identidad u orientación sexual, género, nacionalidad, pero también estilo, estado emocional, estructura familiar, educación, estatus profesional, tipo de organización para la que se trabaja; personalidad, creencias religiosas y políticas, experiencias vitales... que al mezclarse te hacen ser, en definitiva, tú. 

La clave de la diversidad es que no se nos entienda por un solo aspecto de nuestra identidad sino por la suma de todas nuestras partes. Al eliminar etiquetas y entender que todo individuo es diverso, podremos abrazar un futuro realmente inclusivo y libre. ¿No sería eso algo increíble?