La Fundación Tres Culturas apuesta por estrechar lazos entre Andalucía y el mundo árabe

 -  

Paco Soto

Pie de foto: Sede de la Fundación Tres Culturas en Sevilla.

La Fundación Tres Culturas del Mediterráneo apuesta decididamente por estrechar lazos entre Andalucía y el mundo árabe, o si se quiere, entre Occidente y Oriente a través de la comunidad autónoma andaluza. Así lo plantea en un artículo publicado en Diario de Sevilla Antonio Chaves Rendón, responsable de planificación estratégica y programación de la citada entidad, que tiene su sede central en la capital hispalense. La Fundación Tres Culturas del Mediterráneo fue creada en 1998 por la Junta de Andalucía y el Reino de Marruecos con un objetivo concreto: articular un foro de debate y actividades socioculturales basado en los principios de la paz, el diálogo y la tolerancia. Promover el encuentro entre pueblos y culturas del Mediterráneo hace parte del cometido de la Fundación. A esta iniciativa se unieron posteriormente entidades como el Centro Peres por la Paz, la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y numerosas personas e instituciones comprometidas con el diálogo y la paz. Andalucía, comunidad fronteriza con Marruecos, mantiene una estrecha relación económica, comercial, institucional y cultural con el país norteafricano. Tanto es así que, junto con comunidades como Cataluña y Madrid, es una región puente entre España y el Reino de Marruecos.

Diálogo contra el miedo

En el citado artículo en Diario de Sevilla, Antonio Chaves Rendón sostiene que “se ha demostrado que el mejor antídoto frente al miedo al otro es el diálogo sincero alejado de estereotipos, cargado de la fuerza que nos da la juventud”. Cabe recordar que la semana del 5 al 9 de diciembre tuvo lugar en la ciudad de Doha (Qatar) el IV Encuentro de Jóvenes Líderes de Europa y el Mundo Árabe. En este sentido, como recuerda Chaves, “la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo asistió a este foro de diálogo que surge a iniciativa del ministro de Asuntos Exteriores de Austria, y que contaba con la colaboración de la Liga de Estados Árabes y el Ministerio de Cultura y Deportes del Estado de Qatar.

Fueron cuatro días de “intenso debate en el que más de 70 organizaciones de ambas orillas del Mediterráneo y de Oriente Próximo han analizado aspectos tales como la construcción del diálogo intercultural desde la educación no formal, la sostenibilidad económica y ambiental y los modelos comparados de gobernanza política”, explica Chaves. El objetivo de la Fundación Tres Culturas fue interconectar el proceso de debate de la sociedad civil iniciado en Malta y Marsella el pasado mes de octubre con este proceso ya iniciado, que, recalca Chaves, “expande territorialmente su mirada más allá del Mediterráneo. Distintos territorios, pero idénticas aspiraciones y esperanzas entre la juventud y la sociedad civil de los pueblos de Europa y el mundo árabe: avanzar en la justicia social, en la construcción de una sociedad más diversa e inclusiva que no niegue el futuro a las nuevas generaciones de jóvenes”.

Imagen eliminada.

Pie de foto: La Torre del Oro de Sevilla, construida por orden del gobernador almohade de la ciudad, Abú l-Ulá.

Debate contra la radicalización

El responsable de planificación estratégica y programación de la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo explica que en la mesa de debate se abordaron “temas tan necesarios como el trabajo común frente a la creciente ola de radicalización y su contraparte, con el aumento de los casos de islamofobia que comienza a experimentarse en los países europeos”. “No podíamos dejar de olvidarnos de los refugiados y el reto que ante sí tiene Europa en una doble vertiente: la primera de justicia social mediante la acogida a esta ola de población que reclama nuestro auxilio y la segunda desde la sensibilización en nuestra sociedad, con nuestros convecinos, enfatizando la aportación que este nuevo contingente de población puede aportar al proyecto europeo”, señala Antonio Chaves Rendón. La entidad firmó recientemente con la Universidad Camilo José Cela un protocolo  para la acogida y ayuda en su carrera universitaria de estudiantes refugiados, y también hay que resaltar los conciertos solidarios a beneficio de organismos solidarios como CEAR, Cruz Roja y Accem organizados por  la Fundación Tres Culturas para hacer frente al drama de los demandantes de asilo.

Chaves cree que “los andaluces pueden sentirse orgullosos de que la Fundación Tres Culturas esté en la vanguardia de todos los procesos de diálogo político del espacio del Mediterráneo y Oriente Medio: la participación en el Med Forum de Malta, el Diálogo 5+5 en Marsella, la organización del encuentro de alto nivel sobre geopolítica y valores en el Mediterráneo y Oriente Próximo, o esta última participación en 4º Encuentro de Jóvenes Líderes de Europa y el Mundo Árabe”. Esto demuestra, según Chaves, que la Fundación Tres Culturas “se consolida así como un instrumento útil al servicio de la acción exterior de Andalucía que desde la cultura, proyecta la imagen de una tierra, la nuestra, comprometida y solidaria; la imagen de una comunidad que consciente de su historia y legado ha sabido ganarse el papel de punto de encuentro entre oriente y occidente”.