La Fundación Tres Culturas ofrece la ponencia `Musulmanes y judíos en la obra cultural y política de Alfonso X´

Dentro del proyecto Cátedra Al-Ándalus
cátedra-alfonso-x-el-sabio-fundación-tres-culturas-2

 -  

Coincidiendo con el VIII centenario del nacimiento de Alfonso X, la Fundación Tres Culturas del Mediterráneo quiere rendirle homenaje al Rey Sabio mediante la participación en el programa de actividades diseñado por diferentes instituciones públicas y privadas en torno al monarca con motivo de esta efeméride.

Para ello, Tres Culturas ha preparado un ciclo de ponencias dentro del proyecto Cátedra Al-Ándalus, así como la reedición de un libro, con el objetivo de dar a conocer diversos aspectos del reinado y la obra de una de las figuras más importantes de nuestra historia.

La segunda sesión del ciclo de ponencias, con el título de ‘Musulmanes y judíos en la obra cultural y política de Alfonso X’, se celebrará el martes 14 de diciembre a las 19:00 horas. La conferencia será impartida por Francisco García Fitz, catedrático de Historia Medieval de la Universidad de Extremadura.

Las relaciones entre cristianos, judíos y musulmanes -si bien caracterizadas durante siglos por su naturaleza fluctuante, contradictoria, nunca fácil- resultan particularmente complejas durante el reinado de Alfonso X. El Rey Sabio llevó a cabo una trascendental labor en áreas como el fomento de la traducción de obras árabes de astronomía, astrología, matemáticas, filosofía, literatura, religión o historia. En otros terrenos como el de la enseñanza, Alfonso X ordenó construir una escuela superior en Murcia en la que se impartían clases de lógica, ingeniería, matemáticas, música o filosofía bajo la dirección del filósofo Abu Bakr Muhammad ibn Ahmad al-Riquti. Estos hechos han contribuido a que el monarca haya pasado a la historia como el soberano “de las Tres Religiones” por su percibida actitud transigente hacia las minorías musulmana y judía.

El profesor Francisco García Fitz cuestiona la validez absoluta de esta premisa, al considerar que “(…) tanto las conclusiones generales sobre la convivencia de las tres comunidades durante el reinado de Alfonso X, como algunas apreciaciones o interpretaciones referidas específicamente a las relaciones interculturales están impregnadas de unas buenas dosis de optimismo que no siempre encuentra respaldo en la realidad histórica”.

¿Cuánto hubo de pragmatismo de Estado o de genuino interés por los seguidores de las otras dos grandes religiones monoteístas en la labor cultural de Alfonso X? ¿Es posible hablar de un periodo de especial convivencia entre confesiones? Y, en tal caso, al emplear conceptos como multiconfesionalidad o convivencia entre religiones ¿se estaría incurriendo en un anacronismo histórico?