La geopolítica del agua que amenaza la estabilidad de África

La falta de consenso durante las conversaciones sobre la Gran Prensa del Renacimiento de Etiopía aumenta la tensión en la región
Vista general de las obras de construcción de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD), cerca de Guba en Etiopía

AFP/EDUARDO SOTERAS  -   Vista general de las obras de construcción de la Gran Presa del Renacimiento Etíope (GERD), cerca de Guba en Etiopía

“En ninguna otra parte del mundo conviven de manera tan radical la miseria más absoluta con recursos naturales fabulosos como en África. […] La incapacidad del continente negro para salir del profundo pozo en que se encuentra sumido, se ve agravada por la inexistencia, en la mayoría de los casos, de verdaderos sistemas democráticos, de sentimientos nacionalistas estatales y de una clase media que pudiera dar estabilidad a los siempre débiles e inestables Estados”. Con estas palabras, el coronel y analista Pedro Baños comenzaba el artículo ‘África: recursos naturales, guerras y corrupción’, publicado con motivo del XVI Curso Internacional de Defensa en abril de 2019. Más de diez años después la geopolítica del agua amenaza la estabilidad del continente africano. Las conversaciones a tres bandas entre Etiopía, Egipto y Sudán sobre la presa que construye Adís Abeba en el Nilo Azul se han reanudado durante los últimos días, aunque, por el momento, no se ha alcanzado ningún acuerdo. 

Esta imagen satélite tomada el jueves 28 de mayo de 2020, muestra la Gran Presa del Renacimiento Etíope en el río Nilo Azul en la región de Benishangul-Gumuz de Etiopía
PHOTO/ Maxar Technologies vía AP - Esta imagen satélite tomada el jueves 28 de mayo de 2020, muestra la Gran Presa del Renacimiento Etíope en el río Nilo Azul en la región de Benishangul-Gumuz de Etiopía

Egipto, que depende casi totalmente del río Nilo para su agua dulce, teme que la presa disminuya su suministro de agua, y por ello ha presentado una nueva propuesta en la nueva ronda de conversaciones que se está celebrando esta semana. Mientras tanto, Etiopía espera convertirse en el mayor exportador de energía de África, una vez que la Gran Presa esté terminada. El ministro de Recursos Hídricos egipcio Mohamed Abdel-Ati ha afirmado que “aún es demasiado pronto” para saber si surgirán resultados respecto a las negociaciones con Etiopía sobre la contenciosa Gran Presa del Renacimiento Etiopía. Durante una entrevista con el canal de televisión Channel One ha aseverado que “estamos negociando hasta el último minuto y al final haremos frente a los resultados de las negociaciones. Queremos llegar a un acuerdo para llenar y operar”.

El ministro de Recursos Hídricos e Irrigación de Egipto, Mohamed Abdel Aty el 9 de enero de 2020
PHOTO/REUTERS - El ministro de Recursos Hídricos e Irrigación de Egipto, Mohamed Abdel Aty el 9 de enero de 2020

Asimismo, el ministro ha subrayado la dependencia absoluta de su país del rio Nilo. “Dependemos completamente del río Nilo, ya que el 95 por ciento de las tierras egipcias son desérticas”, ha señalado, en declaraciones recogidas por el periódico Egypt Independent. Los ministros de recursos hídricos de las tres naciones involucradas (Egipto, Etiopía y Sudán) han iniciado este viernes una serie de reuniones para relanzar las negociaciones sobre la gran presa etíope; unas conversaciones auspiciadas por el actual presidente de la Unión Africana y que cuentan con la presencia de observadores de Estados Unidos, la Unión Europea o representantes de la propia Unión Africana, entre otros. El portavoz de este ministerio también ha afirmado que “la nueva propuesta de Egipto es justa integral y sostenible”, además tiene la capacidad de “lograr el desarrollo en los tres países involucrados, así como conservar los recursos hídricos”. 

La esperanza de alcanzar un acuerdo antes del próximo 11 de junio no se ha perdido. “Siempre que ninguna de las partes viole los derechos de los demás es posible firmar este acuerdo”, ha sentenciado el portavoz del ministerio de Recursos Hídricos. Mientras tanto, Sudán ha presentado este lunes una pequeña hoja de ruta que recorre los principales hitos de las negociaciones a tres bandas sobre la Gran Presa del Renacimiento y ha incidido en varios puntos controvertidos que, a su juicio, podrían superarse mediante negociaciones, según ha informado el periódico Egypt Today. 

El ministro de Riego y Recursos Hídricos del Sudán, Yasser Abbas, participa en una reunión trilateral para reanudar las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento Etíope, en la capital sudanesa, Jartum, el 21 de diciembre de 2019
AFP/ ASHRAF SHAZLY - El ministro de Riego y Recursos Hídricos del Sudán, Yasser Abbas, participa en una reunión trilateral para reanudar las negociaciones sobre la Gran Presa del Renacimiento Etíope, en la capital sudanesa, Jartum, el 21 de diciembre de 2019

El pasado mes de junio, el ministerio de Asuntos Exteriores de Sudán solicitó al Consejo de Seguridad de la ONU que instara a todas las partes involucradas en este contencioso a “abstenerse de tomar cualquier tipo de medida unilateral que pudiera afectar a la paz y la seguridad regional e internacional”. Asimismo, en esta misma solicitud pidieron a la ONU apoyo “para llegar a un acuerdo integral capaz de satisfacer a todas las partes”. 

La ausencia de entendimiento entre los tres países llevó a Egipto a presentar una nueva iniciativa este domingo, con el fin de garantizar el objetivo etíope de generar electricidad y, al mismo tiempo, evitar cualquier daño a los intereses egipcios y sudaneses, de acuerdo con lo establecido en el marco de la Declaración de principios de 2015. Durante las negociaciones, la parte egipcia ha indicado que “no ha rechazado ningún proyecto de desarrollo en el río Nilo”, según ha informado Egypt Today. “Egipto apoya los esfuerzos de los países de la cuenca del rio Nilo para satisfacer las aspiraciones de sus pueblos”, han incidido. 

El ministro de Agua, Irrigación y Energía de Etiopía, Seleshi Bekele
AFP/MICHAEL TEWELDE - El ministro de Agua, Irrigación y Energía de Etiopía, Seleshi Bekele

Asimismo, Egipto ha hecho hincapié en la importancia que tienen para su país determinados recursos hídricos, afirmando que la presa del Renacimiento es “existencial” para su supervivencia. En este sentido han apostado por alcanzar un acuerdo “justo y equilibrado” que tenga en cuenta los intereses de los tres países.  No obstante, en un artículo de opinión publicado en este mismo periódico, Egipto defiende la idea de buscar “procedimientos y opciones que preserven sus derechos históricos sobre las aguas del Nilo” y determinar las alternativas disponibles en caso de que transcurra el plazo de dos semanas sin llegar a un acuerdo. “Hay dos vías: la primera es política y diplomática, y la segunda es legal, sin excluir el resto de las opciones, incluida la militar”, advierten en este artículo.  Etiopía, por su parte, insiste en el beneficio económico de este proyecto para impulsar su economía, en un país donde más de la mitad de la población no tiene acceso a la electricidad. 

Mapa de África Oriental que muestra el Nilo y la Gran Presa del Renacimiento Etíope
AFP/AFP - Mapa de África Oriental que muestra el Nilo y la Gran Presa del Renacimiento Etíope 

Los gobiernos de Egipto, Etiopía y Sudán alcanzaron el pasado 31 de enero un principio de acuerdo sobre los principales puntos de disputa. Sin embargo, este acuerdo se convirtió en un espejismo, después de que a finales de febrero Adís Adeba decidiera abandonarlo. En este plan, las tres partas involucradas habían pactado un calendario para llenar la denominada Presa del Gran Renacimiento a través de dos mecanismos. Aun así, la disputa tripartita entre Etiopía, Egipto y Sudán sobre el reparto de las aguas del Nilo sigue estancada, tal y como han demostrado las últimas negociaciones.  Mientras tanto, Etiopía tiene programado empezar a rellenar la presa a través del caudal del río Nilo Azul, aumentando aun más la tensión en la región, en medio de una crisis sanitaria sin precedentes, provocada por la pandemia de la COVID-19.