La gran apertura del nuevo ‘Camino de los Corderos’ en Egipto

El presidente Abdel Fattah al-Sisi asistió a la gran ceremonia en un espectáculo de luces e historia antigua
Ceremonia de inauguración en Karnak

AFP/KHALED ELFIQI  -   Ceremonia de inauguración en Karnak

Egipto ha reabierto la antigua ruta arqueológica conocida como ‘El Camino de los Carneros’ que, durante los tiempos faraónicos, conectaba el templo de Luxor con el templo de Karnak. El presidente del país, Abdel Fattah al-Sisi, junto a varios cargos importantes del Gobierno y representantes de delegaciones extranjeras, acudieron a una gran ceremonia que recreó el Antiguo Egipto junto a un espectáculo de luces, danza, música, fuegos artificiales y documentos audiovisuales que se retransmitió por diversos medios de comunicación. 

Este camino en la actualidad se encuentra restaurado, tiene alrededor de 2.700 metros de largo y está formado por una pasarela hecha de piedra con estatuas de carneros a los lados. A su vez, también se encuentra estatuas de esfinges y de los reyes Amenhotep II y Nechtenbo II. La calzada está formada por 1.059 esculturas que se encuentran en muy buen estado de conservación, aunque hay gran parte del recorrido al que el factor del tiempo ha afectado. La primera estatua encontrada fue en el año 1949 y, desde entonces, la búsqueda de más no se ha detenido.  

En el Antiguo Egipto se construían estas representaciones de carneros frente a los templos con la misión de protegerlos de los espíritus malignos y se podía hacer de dos formas: una estatua de un carnero completo y otra que tenía solo la cabeza de ese animal, pero el cuerpo de un león. Este camino representa la consagración al culto de la antigua deidad Amón Ra, el dios del Sol.

luxor templo
AFP/KHALED ELFIQI - Las esfinges que flanquean el paseo de entrada al templo de Karnak

La ceremonia abrió con una representación pictórica sobre el Valle de los Reyes, varios templos antiguos como el de Luxor, Karnak, Habu y Hashput y una presentación del Museo de Luxor presentado por un equipo de periodistas profesionales del país. Al-Sisi, junto con el ministro de Turismo y Antigüedades, Khaled Anani, comenzaron el recorrido que el ministro le describió detalladamente. Además, este afirmó que todavía faltan muchos más restos arqueológicos que se tienen que encontrar y desenterrar. Anani explicó que este proyecto ya llevaba tiempo en realización, concretamente desde el año 2004, pero por los eventos ocurridos en 2011 tuvo que parar. 

2011 fue un año clave en el país africano, ya que el 25 de enero de ese año cientos de miles de jóvenes, cansados del régimen de la época, salieron a las calles a protestar contra el presidente Hosni Mubarak. Este presidente no quería dimitir y mandó a los cuerpos de seguridad del Estado a apaciguar las manifestaciones que cada vez se volvían más violentas. Finalmente, esta revolución terminó dejando 850 muertos y muchos heridos debido a las represalias del Gobierno, pero el pueblo consiguió su cometido y Mubarak dimitió. 

Este desfile prosiguió por una representación de la festividad conocida como Opet, en los tiempos de los faraones. Esta ceremonia representa la regeneración de Amón-Ra, uno de los principales dioses del Antiguo Egipto, en la que además se veneraba la crecida del río Nilo como símbolo de buena fortuna. La marcha prosiguió en el interior del templo de Luxor en el que los cantantes Mohamed Maki y Lara Iskandar interpretaron la canción ‘Our Sweet Country’ tanto en árabe como en inglés. Seguidamente, en el escenario ceremonial, Heido Moussa interpretó su single ‘Chant Hatshot’ y el artista Izz al-Fleet ‘El Canto de Amón’. También, se proyectó el documental titulado ‘Luxor. El secreto’ con la participación y dirección de varias personalidades del país que representaban el patrimonio cultural de la nación e invitaban a los turistas a venir. En este se reveló gran parte del trabajo de las misiones arqueológicas que se realizó y varios descubrimientos.

luxor templo
AFP/KHALED ELFIQI - Inauguración de la gran Avenida de las Esfinges de Luxor

Este espectáculo forma parte de la campaña realizada por el Gobierno egipcio para impulsar el turismo del país y mejorar la imagen que se tiene en otros lugares. Este nuevo museo al aire libre es una de las esperanzas del presidente de volver a una normalidad y recuperar lo perdido. Egipto tiene como objetivo recuperar el número de turistas extranjeros que se perdieron desde la revolución de 2011, la cual ha sido un azote económico para la nación ya que se perdieron más de 15 millones de visitantes anuales. Aunque está con el tiempo se fue normalizando, la pandemia de la COVID-19 también ha influenciado en el turismo de la zona, por lo que se está intentado por parte de las administraciones recuperar de una vez por todas la antigua normalidad.