PUBLICIDAD

Iberdrola

La hiperinflación del Líbano continúa impulsando los costes de compra

El país registró en septiembre su vigesimosexto mes consecutivo con tres dígitos de inflación
Libra libanesa

AP/HUSSEIN MALLA  -   La libra libanesa ha alcanzado un mínimo histórico

Las condiciones de negocio y el tipo de cambio no para de crecer originando múltiples conflictos por todo el Líbano. La debilidad de los tipos de cambio sigue impulsando los costos de compra más altos. Pese a empequeñecerse en el mes de septiembre, a medida que la temporada de verano va llegando a su fin, el país mediterráneo está teniendo una evidente disminución de las llegadas de gasto turístico. Además, las huelgas por parte de los bancos están agravando una situación que parece no tener una solución a corto plazo, tal y como afirmó Stephanie Aoun, analista de investigación del Blominvest Bank. 

Es por eso por lo que varios clientes, algunos de ellos armados, irrumpieron el martes en al menos cuatro sucursales bancarias buscando retirar por la fuerza sus ahorros bloqueados, luego de que se cumpliera una semana del cierre de las instituciones. Debido a la escasez de efectivo, los bancos han impuesto límites informales al retiro de fondos. Las irrupciones que se han presentado desde mediados de septiembre reflejan la creciente cólera de la población hacia los bancos y las autoridades que han intentado reformar la corrupta y maltrecha economía libanesa. 

libano-economia
REUTERS/MOHAMED AZAKIRA  -   Edificio del Banco Central del Líbano en Beirut

“Estamos enviando un mensaje a los bancos de que sus medidas de seguridad no detendrán a los depositantes, porque todos estos están luchando”, dijo la coordinadora de prensa de los depositantes, Moussa Agassi, a The Associated Press. “Estamos tratando de decirle a los dueños del banco que intenten encontrar una solución, y la aplicación de medidas de seguridad no va a mantenerlos a salvo”. 

Tal es la situación en el país que una asociación de depositantes dijo que Saheli, madre de familia, había pedido repetidamente al banco que transfiriera 4.300 dólares a su hijo que está estudiando en Ucrania, después de ser expulsado de su universidad y residencia debido a su falta de pago tanto de la matrícula como del alquiler. Saheli, desesperada, se sometió a controles médicos para determinar si podía vender un riñón para asegurar el dinero necesario, añadió la asociación.

Como consecuencia, las actividades empresariales en el país se están viendo afectadas, pues debido a la inflación que asola el Estado, la difícil gobernabilidad y el debilitamiento de la moneda, se genera mucha incertidumbre en aquellos que quieren invertir. La producción del país también se está viendo afectada. Pese a que los atrasos en los trabajos se vieron reducidos por primera vez en tres meses, la devaluación de la libra libanesa frente al dólar que se calcula en un 90% continúa agravando las presiones inflacionarias. El poder de la hiperinflación es tal que se estima que la posesión de 10.000 dólares en 2015 actualmente equivaldría a menos de 400 dólares.

Economía Líbano
AP/HUSSEIN MALLA  -   La gente hace cola frente a una oficina de cambio para comprar dólares estadounidenses, en Beirut, Líbano

Esto ha dado lugar a un aumento de los precios, pues las empresas pretenden que sean sus clientes quienes se hagan cargo de los sobrecostes que genera la hiperinflación. Respecto del año anterior los precios han aumentado un 7,6%, alcanzando así un 162% de inflación. De mantener este crecimiento el país se situaría a la cola de todos solo por delante de Sudán, según la entidad Fitch Solutions. El Banco Mundial ha descrito la crisis económica del Líbano como una de las peores en más de un siglo. Con el fin de aliviar la situación, el FMI pidió a las autoridades libanesas que pusieran en marcha reformas estructurales y financieras para obtener la asistencia de 3.000 millones de dólares con la que intentar paliar los efectos. Debido a que el país se encuentra en una situación de bloqueo gubernamental, dichas reformas llevan estancadas desde el mes de marzo. Se espera que para el 31 de octubre que Michel Aoun termina su mandato se pueda conformar un gobierno que pueda realizar las reformas que el FMI pide para poner en marcha el crédito, y así poder relajar la que algunos clasifican como la peor crisis de la historia del Líbano.