La inflación acumulada por Venezuela en 2020 fue del 2.959,8%, según el BCV

Los datos de la oposición la sitúan en el 3.713%
Una mujer venezolana sostiene billetes de bolívar venezolano en medio de las crecientes tasas de hiperinflación

PHOTO/RAYNER PENA  -   Una mujer venezolana sostiene billetes de bolívar venezolano en medio de las crecientes tasas de hiperinflación

La inflación acumulada por Venezuela en 2020 fue del 2.959,8%, informó este viernes su Banco Central, lo que contradice el dato de una oficina de análisis económico que responde al líder opositor Juan Guaidó y que la había situado en el 3.713%.

El Banco Central de Venezuela (BCV) además publicó que la inflación mensual de enero de este año fue del 46,6%, un indicador también distinto al brindado por la oposición, que la cifró en el 55,2%.

La institución venezolana no publica regularmente estos datos, y no informaba sobre ellos desde septiembre pasado cuando la inflación acumulada era del 844,1%.

Ante la irregularidad de las publicaciones de datos del Banco Central, que pasó incluso años sin informar sobre los indicadores, la oposición venezolana creó un informe mensual cuando dominó el Parlamento, entre 2015 y 2020, para ofrecer los índices.

Tras las elecciones legislativas del pasado diciembre, en la que no participó la mayoría antichavista, la oposición decidió crear el Observatorio Venezolano de Finanzas (OVF) con el que continúa informando sobre la situación económica del país.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro
AFP/YURI CORTEZ - El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro

El pasado martes, el fundador del observatorio, el exdiputado Ángel Alvarado, explicó a través de Twitter que Venezuela ya acumula 38 meses en hiperinflación "y va rumbo a convertirse en la más larga de la historia, pasando a Nicaragua".

El salario mínimo en Venezuela, el que percibe la mayoría de la población, es de 1,2 millones de bolívares (0,69 dólares según la tasa de cambio), lo que ha empujado a muchos venezolanos a trabajos informales, pagados en divisas, para completar sus ingresos y poder comprar los alimentos de la canasta básica. 

El proceso de hiperinflación de Venezuela empezó en noviembre de 2017.