La inteligencia iraní amenaza a Ahmadinejad con el arresto

Las acusaciones que ha vertido el expresidente contra la Inteligencia iraní, acusándola de realizar actos de espionaje, ha sido la tónica para que desde el Ministerio se amenace a Ahmadineyad con la detención
Atalayar_Irán amenaza

AP/VAHID SALEMI  -   En esta foto de archivo del 26 de noviembre de 2006, el entonces presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad, tercero a la izquierda, pasa revista a los voluntarios paramilitares Basij, afiliados a la élite de la Guardia Revolucionaria

El Ministerio de Inteligencia iraní ha lanzado una amenaza velada contra el expresidente Mahmud Ahmadinejad después de que este emitiera unas declaraciones acusando al Ministerio de cometer deliberadamente “actos de espionaje contra los iraníes”.  El propio ministerio de seguridad, que actualmente se encuentra bajo la administración de Hasán Rohaní y dirigido por el clérigo Mahmoud Alawi, ha respondido a estas acusaciones en forma de advertencia tras alertar con el arresto del exlíder si no retracta sus palabras.

Según un comunicado distribuido por medios iraníes, desde el Ministerio describen estas acusaciones como “declaraciones controvertidas que se dirigen contra la seguridad” y agregan que son “poco realistas” y que no se encuentran acorde a la “preocupación actual de los iraníes”. Sin embargo, estas respuestas fueron más allá y el propio Ministerio prometió a Ahmadinejad tener “una respuesta adecuada a sus declaraciones” ya que estarían actuando de manera “contraria a los hechos de seguridad de manera oportuna”.

Ahmadinejad ha sido excluido de las próximas elecciones presidenciales iraníes, las cuales se espera que se celebren el próximo 18 de junio. En declaraciones anteriores, Ahmadinejad amenazó que si el Consejo de Guardianes inhabilitaba su candidatura boicotearía las elecciones alentando a la no participación en las votaciones. Sus advertencias se han cumplido. El expresidente continúa criticando a la Inteligencia iraní y tilda al Ministerio de ser “una banda de seguridad afiliada al régimen” y declaró que habían instalado cámaras de vigilancia en su vivienda. A estas actuaciones, Ahmadinejad se ha jactado tras afirmar que deberían instalar cámaras de vigilancia en el almacén nuclear secreto de Turkuzabad “para que no vengan a robar los documentos del país” ya que el espacio ha sufrido diversos ataques de los que se acusa a Israel.

Atalayar_Irán amenaza
AFP/ ATTA KENARE - Simpatizantes del ex presidente iraní Mahmoud Ahmadinejad se reúnen frente a la sede del Ministerio del Interior en la capital, Teherán, el 12 de mayo de 2021

En abril del 2018 Netanyahu afirmó estar en posesión del archivo del proyecto nuclear iraní gracias a una operación que habría realizado la agencia de seguridad israelí, el Mosad. Sin embargo, Teherán lo negó rotundamente y lo consideró como propaganda israelí. Del mismo modo, el expresidente afirmó que los servicios de seguridad iranís son “un grupo de seguridad corrupto” y fueron los culpables de “haber generado en el 2009 un conflicto generalizado en el país” refiriéndose a las protestas populares que se realizaron tras conocerse el resultado electoral de ese año que dieron una controvertida victoria al ultraconservador Ahamdinejad.

En ese momento, una marea de personas desafió la prohibición de manifestarse para dar su apoyo al que consideraban su ganador, el político de la oposición, Mir-Hosein Musaví. En estas protestas un manifestante llamado Behnan Taskor declaró para El País que “Ahmadinejad nos ha hecho un gran favor porque ha permitido que nos demos cuenta de cuántos somos y que podemos organizarnos". Sin embargo, las protestas no consiguieron derrocar al presidente reelegido en unos comicios que fueron acusados de fraudulentos.

En su segundo mandato, el ultraconservador fue acusado de varios cargos de corrupción en su administración desembocando en la condena de hasta 15 años de prisión de varios de sus ayudantes y diputados por corrupción financiera.

Atalayar_Irán amenaza
AFP/AFP - Lista de candidatos a las elecciones presidenciales en Irán, fijadas para el 18 de junio, y los candidatos rechazados

Ya en el 2017, un fiscal del Tribunal Supremo de Cuentas declaró que Ahmadinejad enfrentaba un castigo por 7 cargos de uso indebido del dinero público, incluyendo actos corruptos de una suma total de 2 mil millones de dólares durante su segundo mandato como presidente.

El próximo 18 de junio se disputarán la nueva presidencia los candidatos Ali Larijani y Ebrahim Raisi, principal rival de Rohaní en las elecciones de 2017 y el favorito como futuro presidente. Además, el conservador y religioso posee gran influencia en el país al gestionar y custodiar la mezquita más grande en Irán.

A pesar de que más de 50 millones de iraníes están llamados a las urnas, se espera que los enfrentamientos políticos influyan en la baja participación debido al hartazgo social tanto por la crisis política como por la económica. Sin embargo, la Comunidad Internacional junto con los países de la región estarán muy pendientes del resultado electoral ya que puede devenir en un cambio trascendental y profundo en la política de la región.