La justicia australiana ordena la liberación de Djokovic

El tenista serbio gana de esta forma la batalla judicial en relación con su deportación de Australia
El tenista serbio Novak Djokovic

PHOTO/THIEM ACTION IMAGES vía REUTERS  -   El tenista serbio Novak Djokovic

Novak Djokovic se anotó un punto importante en la lucha diplomática desatada en Australia por su presencia allí para disputar el Open de Melbourne. En este sentido, un tribunal australiano decretó la puesta en libertad del tenista serbio, quien estaba retenido en un hotel para inmigrantes después de ver cómo se le había revocado el visado al no haberse confirmado el hecho de esté vacunado contra la COVID-19, condición exigida por las autoridades para entrar en el país, salvo en algunos casos particulares. 

El juez Anthony Kelly ordenó al Gobierno australiano aplicar la libertad de movimiento a Djokovic, así como la devolución de su pasaporte y pertenencias personales y el pago de los costes judiciales del proceso. El juez Kelly argumentó que la medida de la revocación del visado fue “irrazonable” y señaló que si Djokovic hubiera tenido más tiempo y más detalles sobre su situación podría haber respondido mejor ante su situación en territorio australiano que le llevó al Park Hotel de Melbourne donde estaba retenido a la espera de aclarar su situación personal. 

Este paso dado por la justicia australiana permite a Djokovic jugar el Abierto de Australia y seguir luchando por ser el tenista con más Grand Slams en todo el mundo superando al suizo Roger Federer y al español Rafa Nadal. El tenista balcánico busca el que sería su 21º gran torneo del circuito tenístico masculino. 

En cualquier caso, la historia no ha terminado porque el ministro de Inmigración de Australia, Alex Hawke, tiene unas prerrogativas especiales para deportar por decisión propia a Djokovic o cualquier inmigrante en virtud de la aplicación de la ley australiana. Además, el Gobierno del país oceánico presentó un recurso ante la decisión del juez Anthony Kelly.

El tenista serbio Novak Djokovic
REUTERS/TOBY MELVILLE - El tenista serbio Novak Djokovic 

El Gobierno de Australia exige a los viajeros y extranjeros que entren en el país haber completado la pauta de vacunación contra la COVID-19 o una exención médica relacionada con diversos supuestos que eximan de su cumplimiento, como pueden ser cuestiones cardíacas, por ejemplo. En un principio se permitió la entrada de Djokovic en Australia en virtud de ciertas exenciones médicas respecto a exigencias de vacunación ante la COVID-19, pero el primer ministro Scott Morrison, ante el revuelo generado, anunció que se retiraba el visado a Novak Djokovic para su posterior deportación al no acreditar estar vacunado contra el coronavirus y no estar clara del todo su situación personal. Los abogados de Djokovic alegaron que el jugador siguió todos los pasos migratorios que creyó necesarios para entrar en Australia, aunque, tras la polémica generada, las autoridades australianas decidieron la deportación de Djokovic hasta que ha llegado esta última respuesta judicial. 

Ahora, en principio, Novak Djokovic podrá luchar por el que sería su décimo Abierto de Australia en Melbourne y seguir peleando por ser el tenista que más Grand Slams posee. 

Mientras tanto, como apuntaba la agencia de noticias EFE, Australia vive estos días su peor ola de la COVID-19; la nación australiana alcanzó este lunes un millón de contagios acumulados desde el inicio de la pandemia, casi la mitad de ellos registrados desde principios de este año debido al fuerte impacto de la variante ómicron.