La justicia tunecina mantiene en prisión provisional al candidato a la presidencia Nabil Karoui

El candidato de Corazón de Túnez lleva siendo investigado desde 2017 y en prisión provisional desde el 23 de agosto por presuntos delitos de blanqueo de capitales y evasión fiscal
El candidato a la presidencia Nabil Karoui

 -   El candidato a la presidencia Nabil Karoui

La justicia tunecina ha decidido rechazar la petición de libertad en la que se encuentra el candidato a la presidencia Nabil Karoui. El candidato de Qalb Tounes (Corazón de Túnez) se encuentra investigado desde 2017 y en prisión provisional desde el pasado 23 de agosto acusado de presuntos delitos de blanqueo de capitales y evasión fiscal. El tribunal de apelación acaba de rechazar su puesta en libertad por segunda vez y, si no hay ninguna novedad, la campaña electoral previa a los comicios volverá a ser atípica. 

A pesar de las declaraciones del presidente de la Junta Electoral Independiente, Nabil Baffoun, que solicitaba expresamente la liberación del candidato a favor de unas elecciones igualitarias y sin limitación de derechos; el tribunal se ha mostrado firme en su decisión manteniéndolo en prisión preventiva. 

Al fundador de Nessma TV, un importante canal de televisión que se difunde en todo el Magreb, no le resultó desventajosa su situación procesal en la primera vuelta de las elecciones donde alcanzó el 15,58% de los votos; aunque en esta ocasión no se muestren tan optimistas. 

Asimismo, el domingo 6 de octubre también se celebran las segundas elecciones legislativas de la transición tunecina. Con el trasfondo de la situación de los elegibles como presidentes, el escenario se plantea imprevisible debido a que ninguna de las fuerzas más votadas en las presidenciales posee representación en la Asamblea de Representantes del Pueblo y uno de los candidatos, Kaïs Saïed, ni tan siquiera posee un partido político a sus espaldas. Sin embargo, se podrá medir la fuerza con la que contará el partido de Karoui y, de igual modo, la representatividad del anterior partido vencedor, Nidaa Tounes, así como del movimiento islamista democrático Ennahda. 

Ese día, la transición democrática de Túnez se vuelve a poner a prueba y, tras el descenso de más de 15 puntos en la participación de la primera vuelta de las elecciones presidenciales del 15 de septiembre, la segunda vuelta de las presidenciales está prevista para el 13 de octubre, el escenario en la Cámara se avecina novedoso en busca de otra posible solución política a los problemas de la sociedad tunecina.