La lengua bereber, más cerca de ser oficial en Marruecos con la aprobación de dos proyectos de ley

 -  

Javier García Gómez 

Pie de foto: La Cámara de Representantes del Reino de Marruecos. AFP PHOTO / FADEL SENNA

La Cámara de Representantes del Reino de Marruecos ha aprobado por unanimidad dos proyectos de ley orgánica sobre la lengua bereber, que permitirá la aceleración de su oficialización definitiva y la creación de un Consejo nacional de las lenguas y de la cultura marroquí. 

El primero de los proyectos de ley trata la definición de los pasos a seguir que permita llevar a cabo el carácter oficial de la lengua bereber en todos los ámbitos de la vida pública del país norteafricano, así como hacer efectivo su uso en la enseñanza, las leyes y la constitución, la actividad parlamentaria, en los medios de comunicación o en las diversas actividades culturales. Así, la ley permitirá desarrollar y reforzar las capacidades en recursos humanos para estudiar e investigar científicamente sobre la lengua bereber o sostener económicamente proyectos culturales que la utilicen como lengua vehicular. 

El segundo de los proyectos de ley trata sobre la creación del Consejo nacional de las lenguas y de la cultura marroquí que se encuadrada dentro del mandatos constitucionales que marca la Constitución de 2011 desde su aprobación. El artículo 5 de la Carta Magna marroquí establecía la creación de esta institución que servirá para instaurar un marco de referencia sobre las lenguas habladas en el país que permita armonizar las políticas lingüísticas de las dos lenguas oficiales y su relación con las lenguas extranjeras. 

El presidente de la Cámara de Consejeros, Hakim Benchamach, afirmó durante los trabajos en el parlamento que esta decisión abre una nueva etapa para que la lengua bereber obtenga definitivamente su carácter oficial como una manera de respetar la coherencia y la identidad cultural marroquí. 

Estos dos textos se encontraban en espera en la cámara alta desde que la cámara baja diera su visto bueno el pasado mes, con la votación de una ley histórica en Marruecos sobre la lengua bereber. Especialmente el primero de los decretos, que trata sobre el uso efectivo de la lengua en las instituciones públicas, se encontraba con más dificultades para su aprobación. El principal punto de desacuerdo residía en qué alfabeto utilizar para la escritura esta lengua: algunas voces optaban por utilizar el alfabeto árabe o el latino, pero finalmente fue el característico tifinaghel elegido para escribir la lengua bereber. Del mismo modo, finalmente, se decidió que la integración de la lengua se daría en todos los niveles de la educación y en todas las regiones. 

Para algunos activistas, las disposiciones de la ley anterior no resultaban suficientes para asentar el carácter oficial del idioma bereber, por lo que así, ejercían presión a la aprobación de estos dos decretos que permitieran su inclusión práctica. La lengua amazigh o bereber ha sufrido una reducción de sus hablantes en los últimos años. Según resultados del censo nacional realizado en 2014 por el órgano estadístico Alto Comisariado del Plan, la gran mayoría de marroquíes conocen la lengua árabe frente al 27% de la población del país que habla bereber, de acuerdo con la agencia EFE. El uso de esta lengua se encuentra más extendido en las zonas rurales del sur del país entre el Atlas y el Sáhara y en la norteña región del Rif.