La Liga tiene un plan

Vuelve el fútbol tras el anuncio hecho por el Gobierno de España
Javier Tebas, presidente de LaLiga, habla durante un evento promocional

AFP/SAJJAD HUSSAIN  -   Javier Tebas, presidente de LaLiga, habla durante un evento promocional

La deriva política ha precipitado la fecha del regreso del fútbol.

#DerbiAndaluz

El fútbol español volverá el jueves 11 de junio con el partido que enfrentará al Sevilla y al Betis. Un partido. Un derbi caliente en un estadio vacío para mandar un mensaje: LaLiga ha vuelto. Una competición con todo por decidir que se ha enfriado y que ahora cocinan a fuego lento desde la propia competición para que el aficionado se vuelva a enganchar a su calmante social. 

#ShowMustGoOn

Mientras el Gobierno ha pisado el acelerador para enseñar a los españoles cómo es la “nueva normalidad”, el fútbol se ha visto superado por los acontecimientos. Nunca dejó de ser un tema importante. Siempre ha sido el as bajo la manga de la política. Siempre dispuesto a salvar una mala mano. Primero fueron las fechas de regreso cuando alegremente se hablaba del 12 de mayo; luego fueron los test que Sanidad privatizó por su incompetencia y, por último, la RFEF, siempre dispuesta a poner palos en las ruedas. Tebas ha sabido gobernar su bien más preciado para devolver a la industria del fútbol a la televisión. El espectáculo debe continuar. 

#LaLucecitaDelFútbol

Mal día escogió el errático Gobierno de Pedro Sánchez para pactar con Bildu. Siempre es mal momento para pactar con los de Otegui, pero si la intención es dinamitar el pilar sobre el que descansa el empleo en España y nuestro salvoconducto en Europa, peor. Lo que sobrevino aquella aciaga noche volvió a encender la lucecita de Moncloa. La del despacho que nunca descansa. El fútbol. El fútbol era el truco de magia perfecto para desviar las miradas hacia el paraíso. Luego llegó el aderezo del turismo del que reniega el ministro Garzón. 

#Secretos

Javier Tebas afirmó en sus comparecencias dominicales que se enteró de la fecha de vuelta en la comparecencia sabatina de Sánchez. El presidente se ocupa de que su mano izquierda no sepa lo que hace su mano derecha. La vuelta del fútbol, los pactos con Bildu o el salario mínimo vital, todo es un secreto. 

#Quejas

Con fecha de regreso en el horizonte el entrenamiento es más llevadero para los jugadores. Mejor o peor pagados, pintan poco en esta película. Jugarán cuándo, dónde y cómo se les diga. Su sindicato hace aguas y solo ha sido capaz de conseguir que no se confine a los jugadores un mes y medio para jugar 11 partidos. Ahora llegarán los entrenamientos en grupos más numerosos hasta que puedan entrenar todos juntos los diez últimos días antes de que ruede el balón. Ellos piden jugar cuanto antes. Adelantar fechas y tener más tiempo entre partidos. Los entrenadores piden más tiempo para que entrenen todos juntos. ¿Y el aficionado?

#SinAfición

El aficionado no dice nada porque no conoce al maestro armero, el de las quejas. Ha tragado con los horarios que ha impuesto la tele porque la tele paga más que ellos. Si antes daba igual el día y la hora de un partido, ahora se podrá hasta cambiar la misma jornada si aprieta el calor. No habrá nadie en los estadios y en casa hay más tiempo libre. Algunos clubes ya anuncian descuentos en el próximo abono, otros lo regalan y otros siguen esperando en qué condiciones empezará la próxima Liga. A algunos se les ha caído la ética por el camino del desconfinamiento y anuncian fichajes millonarios a costa del opulento ERTE que pagarán las arcas públicas. Valors.

#TestTestTest

Los test ya no son un problema. El Gobierno nos embauca recontando muertos, presume de pruebas masivas y el CIS da el visto bueno a todo. Ahora ya no molesta que LaLiga compre test y los vaya haciendo dos veces por semana a todos los jugadores y técnicos de los 42 equipos de Primera y Segunda. Las reglas son estrictas. El contacto con el exterior debe ser mínimo y dentro del estadio se hará una ‘performance’ perfecta como reclamo para que el espectador tome nota (entendemos que los jugadores están sanos y no tiene de qué contagiarse). La responsabilidad social del fútbol. 

#LunesNO

Partidos de lunes a domingo. Como en los buenos tiempos de la Liga y la Champions. Pero el modelo perfecto vuelve a chocar con Rubiales que dice que los lunes no se juega. Ya no protege al aficionado. El tesón que pone en respetar ese día le ha faltado a la hora de elaborar un plan menos espeluznante para que el fútbol no profesional acabe con los playoff. Un documento que responsabiliza a esos clubes de todo lo que pueda pasar por jugar las fases finales y exonerando a la RFEF de todo daño futuro.

#LaChampionsAtada

Y en el horizonte la Champions. Que ve nubarrones negros que llegan del baloncesto. La Euroliga se ha suspendido porque ha visto inviable jugar entre equipos de países con todo tipo de restricciones y todavía tienen pesadillas con aquel contagioso Milán-Real Madrid a puerta cerrada. Es cierto que son más partidos, más viajes, sin sede de final definitiva. La UEFA tiene todo eso mejor atado y el número de países de tránsito se reduce. Agosto sigue siendo el mes elegido para coronar al campeón en Estambul. 

#Precipicio

Vuelve el fútbol. Con día y hora. Por cierto, las horas serán variables en función del calor, pero las 20:00 y las 22:00 tienen todas las papeletas de ¿lunes? a viernes y las 17, 19 y 21 para el fin de semana. El Gobierno ya rueda por el precipicio de la desescalada. Y el fútbol, también.