La maestría de la renovación: los nuevos samuráis 

La nueva estructura de filiales de Al-Qaeda se ha sustentado en una ideología comunitarista que ha resultado ser una vía fructífera a la hora de desempeñar su gran capacidad adaptativa 
La maestría de la renovación: los nuevos samuráis 

 -  

El 11-S supuso un avance evolutivo en la organización de Al-Qaeda. 

Al-Qaeda ha mostrado su capacidad de renovación, cambiar por cambiar no es innovación. Modificando la estructura, estrategia y filosofía, pero manteniendo las mismas tácticas, la organización ha encontrado el punto de equilibrio perfecto que le permitirá seguir avanzando. Tal punto de equilibrio refleja con mayor claridad un paralelismo existente entre la nueva Al-Qaeda y la cultura samurái del Japón feudal, erradicada tras más de 700 años de historia; la cual tiende a repetirse. 

Nueva estructura: filiales 

El 11-S fue un punto de inflexión a partir del cual la organización mostró una gran capacidad adaptativa que le ha permitido colocarse como punta de flecha del movimiento yihadista global. Al-Qaeda “organización” en estados previos a la fecha, se agrupaba y coordinaba para alcanzar unos objetivos marcados.  El modelo era piramidal, jerárquico y vertical; derivando así en una red de sucursales. 

La división y especialización de sus componentes exigía un reparto de operaciones estricto, mientras a nivel estratégico era una estructura centralizada, a nivel táctico presentaba una mayor desarticulación. Se trataba de un grupo de individuos con una autonomía condicionada y con características1 muy marcadas que confeccionaba una estructura subordinada con miras a lograr determinados objetivos. 

Diagrama 1. Estructura jerarquizada de Al-Qaeda antes del 11 S.

Tras el desastre del World Trade Center se produce una desintegración del entramado yihadista global y se eliminan las redes de sucursales subordinadas. Aparecen las filiales como una identidad independiente a la organización matriz pese a que siguen mostrándose como una extensión de esta en los diferentes territorios. Las filiales actúan por su propia cuenta y riesgo, no obstante, tienen en consideración las normas de la organización central. Se componen por un conjunto de individuos y grupos independientes operativamente con una ideología compartida.3  

En cambio, en la modalidad sucursal anterior estas adquirían un carácter secundario con respecto a una organización matriz. Por este motivo y al tratarse de una división de grado, desempeñaban actividades diferencias cuya especialización permitía un reparto funcional. Las sucursales eran dependientes, por lo que se trataba de una relación de subordinación ya que estas solo tenían sentido junto a la organización matriz. 

La estructura centralizada y jerarquizada desaparece dando lugar a una organización formada por tres subsistemas compartimentalizados con mayor o menor independencia, El nuevo sistema exige un esfuerzo escaso entre filiales, colaboradores y núcleo central a la hora de coordinarse;4 desaparece el reparto de tareas y funciones, la normativa formalizada, los vínculos y las especializaciones: 

  1. El primer subsistema seguía estando compuesto por los responsables de la organización, pero ahora con la diferencia de que su núcleo de poder era más difuso, debido a la detención o muerte de los líderes del antiguo sistema jerarquizado. El peso que tiene hoy en día Ayman al-Zawahirí dista en demasía del liderazgo ejercido por Bin Laden.  
  1. El segundo subsistema lo componen las filiales con lazos estrechos y con capacidad de actuar en cualquier momento, concatenados concretamente en misiones de radicalización (movilización, propaganda y reclutamiento).5 AQMI (Al-Qaeda en Magreb Islámico) Al-Shabbaab (Al-Qaeda en el Cuerno de África-Somalia) Frente Al-Nursa (Siria) AQAP (Al-Qaeda en la península Arábiga) entre otras, componen un entrelazo de filiales independientes y autogestionadas. 

En la actualidad las filiales conforman el eje central de la estructura a diferencia de lo que ocurría con el sistema jerarquizado donde no se contemplaba una Al-Qaeda sin Bin Laden. En la actualidad los líderes se remplazan, lo relevante es que estas se mantengan fieles al núcleo central. Al-Qaeda no existiría sin filiales, mientras que anteriormente estas no existirían sin Al-Qaeda. 

  1. En el tercer subsistema se encuentran los “colaboradores” que sin tener vínculos directos se suman a la causa a pesar de sus escasos recursos y formación. Es frecuente encontrar a grupos o individuos en la común ideología del salafismo yihadista, así como a líderes tribales que facilitan la transferencia de armas, dinero y movimiento de individuos.6 Diagrama 2. Estructura en red de Al-Qaeda después de 11-S.

     

Es importante matizar que tal sistema de filiales no debe confundirse con una simple organización de estas, ya que en ocasiones los propios nudos que las unen conforman otra filial independiente.7 Un claro ejemplo es la Expansión de AQMI hacia países como Malí, Mauritania, Libia, Túnez y Níger. Allí se confeccionan nuevas filiales como GICL en Libia, Grupo apoyo al Islam y los musulmanes (JNIM, la filial de Al Qaeda) en Malí, o el Batallón Uqba bin Nafti (KUBN) en Túnez.8 Como si de un árbol genealógico se tratara, parten de un tronco central aunque con una total independencia. 

Extrapolándolo al Japón feudal; en sus inicios los samuráis se organizaban en clanes estructurados verticalmente con una relación de señor-vasallo, algo similar a lo que ocurría en el sistema jerarquizado de Al-Qaeda en estadios previos al 11-S. Con el paso del tiempo estos primeros clanes fueron uniéndose en clanes mayores por medio de alianzas, matrimonios y adopciones, formando estructuras más complejas y poderosas10 lo que guarda una mayor relación con el sistema de filiales actual. 

Desde sus orígenes como (MAK)11, Al-Qaeda se ha transformado mostrando una gran resistencia y sobresaliente capacidad de adaptación.12 Tal adaptabilidad ha permitido a la organización la configuración de un nuevo paradigma bélico conocido como enjambramiento13 que obliga a sus enemigos a tomar posiciones defensivas en números puntos haciéndoles más vulnerables. Por ello es indiferente el número de veces que la organización sea desmantelada o se capturen sus líderes, siempre continua con sus actividades tras una exitosa regeneración.14  

Nueva estrategia: global, moderada y silenciosa
Diagrama 2. Estructura en red de Al-Qaeda después de 11-S.

Los sentimientos de la Revolución Francesa rebrotaron durante la Primavera Árabe, las pasiones que invadieron sus calles en 1789 trajeron cambios y con ellos nuevas oportunidades para la organización. Estos movimientos sociales más que un hito para la igualdad ha originado un cambio de poderes en el cual se han intercalado algunas organizaciones terroristas. Al-Qaeda ha sacado tajada de la coyuntura de este movimiento social para reconfigurarse y renacer de sus cenizas. Además, el conflicto con el Estado Islámico de Siria e Irak (ISIS) ha proporcionado que dicho proceso pueda hacerse en la “sombra”. 

Mientras el Estado Islámico combate contra Occidente, Al-Qaeda ha permanecido activa mediante una reestructuración basada en una estrategia mejorada. Focalizada en descentralizar la organización para obtener un alcance global, ha aprovechado su don de las alianzas del que el Estado Islámico carece, se ha beneficiado del rechazo a la violencia terrorista de los últimos años para declararse una organización extremista moderada y se ha protegido de Occidente utilizando a ISIS como escudo.15 

Aymán al-Zawahirí, líder desde el 2 de mayo de 2001, y promotor de una estructuración descentralizada solidifica la resurrección de la organización en tres movimientos estratégicos: 

  • La descentralización y una propuesta global del yihadismo. 
  • La adopción de un extremismo moderado, evitando víctimas de musulmanes en masa. 
  • La reconstrucción silenciosa. 

Esta estrategia les ha permitido colocarse hoy en día como la organización terrorista de carácter yihadista con mayor potencial. La Primavera Árabe, así como la confrontación con el protagonismo del Estado Islámico, han propiciado la simulación de un extraño “combate en calma”.  

Sun Tzu afirmaba en el Arte de la Guerra: “el vencedor no adopta una Estructura permanente”16, lo que no matizó fue que junto a esta renovación estructural la estrategia también debe variar17, una sinergia de acciones conjuntas. 

Es por ello por lo que una década después la organización detectó tal necesidad, y en virtud de las oportunidades que otorgaban las protestas árabes de 2010 al 2012 paso a consolidarse como una organización global; de extremismo moderado y más silenciosa de lo habitual. 

Durante los casi 700 años de historia samurái estos se han caracterizado por realizar lo que se conocía como “musha shugyô”, un peregrinaje con connotaciones religiosas y ascéticas, sin dejar de ser algo propio de la nobleza guerrera japonesa. El objetivo era el intercambio de experiencias marciales mientras se establecían lazos de comunicación bidireccionales entre diferentes clanes y feudos.18 

Bajo una similar connotación religiosa-política Al-Qaeda simula tal peregrinación a través de un proceso de yihad global, sustituyendo los clanes y feudos por un sistema de filiales la organización pretende establecer su ideología del mismo modo que los guerreros intercambiaban sus experiencias marciales. 

Nueva filosofía: comunitarismo
Diagrama 2. Estructura en red de Al-Qaeda después de 11-S.

Modificada la estructura tras el 11S (2001) y su estrategia con la Primavera Árabe (2010-2012), Al-Qaeda también modificó su filosofía. Desapareció la idea de organización tradicional dando pie a un entrelazado de comunidades.19 La antigua Al-Qaeda jerarquizada dejó de asemejarse a un Estado centralizado gobernado por un único monopolio soberano dando lugar a un conjunto de soberanía modeladas. 

Estas soberanías articuladas conforman lo que dentro del comunitarismo entendemos por “comunidades”. Los comunitarios a diferencia de los estatistas20 son partidarios del diálogo sin límites, promoviendo el reconocimiento de las diferentes filiales o comunidades. 

Los comunitaristas defienden la idea de protección estatal a las comunidades sin tener que suplantarlas, lo que no casa bien con una estructura centralista o periférica de reivindicar un estado o nuevos estados dotados de mayor uniformidad. 

La evolución de este comunitarismo islámico no cercena libertades, sino las aumenta. Esta libertad impulsa la creatividad y aspira a que las filiales puedan reconocerse en la vitalidad plural de las comunidades yihadistas. Aparece una idea de identidad compartida no dependiente de ningún poder de modo que se incrementan las posibilidades de participación en base a una ideología común. 

La decadencia colectiva más estudiada de la historia fue la del Imperio Romano, por ello me ofrezco el lujo de citar a San Agustín de Hipona21, para el cual la causa de tal declive es la injusticia: “Un estado injusto no puede perdurar a pesar de los grandes éxitos logrados.” Es por ello qué el nuevo discurso de Al-Qaeda se centró en una visión comunitaria de cooperación diferenciada22, libre y benevolente, características necesarias para el avance y progreso de cualquier civilización.23 

La organización adoptó el fenómeno de la “extrañeza”: Las comunidades o filiales existen porque existen diferencias, por lo tanto, la extrañeza es una consecuencia de la distinción y la pluralidad. Tal diferenciación es lo que justifica tanto la exclusión como la inclusión. La organización adoptó unos cánones mínimos de igualad de carácter ideológico, algo similar a como lo hacen los países desarrollados en relación con los derechos humanos. La extrañeza implica distinción, pero no aislamiento, por lo que las filiales se estructuran en un marco conjunto. 

Una de las enseñanzas comunitaristas se basa en la “Diversidad en la Unidad” que podemos explicar así: de puertas adentro máxima diversidad, de puertas a fuera máxima unidad.24 La ideología comunitaria promueve el desempeño de sus funciones sin dirigismos y la inversión en infraestructuras que posibiliten el desarrollo de nuevas y mejores comunidades25, como el acceso universal de comunicación entre filiales. 

La última de las razones de la metamorfosis de Al-Qaeda, es la libertad26.Incrementar la libertad de las células o comunidades yihadistas supone la supervivencia. No es la igualdad lo que mantiene a una colectividad en auge, la igualdad excluye a la “extrañeza” por lo que no sería posible una distinción de filiales.  

Al-Qaeda ha evolucionado basándose en una ideología comunitaria que le ha permitido generar una estructura de filiales a través del reconocimiento de múltiples comunidades descentralizadas a nivel estratégico. Estás filiales27 tienen límites marcados por la “extrañeza” que le permite abrirse de puertas a dentro en la yihad global y cerrarse a sus retractores. La unión hace la fuerza y cuanta más diversidad mejor, con una base ideológica común la organización fomenta la justicia y libertad como principios rectores. 

La nueva filosofía comunitarista otorga una libertad similar a la que disponían los Ronin en Japón entre los años 1185 y 1868. Un Ronin era un samurái sin amo: tal libertad adquiría una connotación negativa debido a las causas que la generaban28, sin embargo, la libertad que Al-Qaeda concede a sus filiales adquiere una caracterización positiva. 

Los ronin o también conocidos como “hombre ola” o “vagabundos” a pesar de su situación no dejaban de ser fieles a su código ético: el bushido. Bajo estas premisas la organización ha aprovechado lo positividad que tal libertad otorgaba a los samuráis sin amo para que sus filiales se mantengan libres y leales dentro de un modelo comunitarista. 

Misma táctica: el camino del samurái
Diagrama 2. Estructura en red de Al-Qaeda después de 11-S.

Es común asumir que la estrategia tiene que ver con el qué y el por qué, mientras que la táctica nos indica el cómo y el cuándo. La estrategia nos indica adónde vamos y la táctica nos indica cómo vamos.29 Sunt Zu decía:” la estrategia sin táctica es el camino más lento hacia la victoria. La táctica sin estrategia en el ruido que prevalece a la derrota”30 

En la actualidad Al-Qaeda posee una estrategia bien definida, sin embargo, parece carecer de táctica alguna. No obstante, cabe recordar que la organización desarrolla a la perfección el Arte de la Guerra, «todo el arte de la guerra se basa en el engaño»31 y tal parecer puede ser simplemente eso, un engaño. 

Hagakure, que significa “oculto bajo las hojas”, es un antiguo compendio de caballería escrito a principios del siglo XVIII por Yamamoto Tsunetomo. Recoge las enseñanzas del Bushido, traducido como “el camino del guerrero”, que dotaba a los samuráis de un código de conducta y un estilo de vida que les permitió ser una de las elites militares más influyentes de la historia. Bajo los principios de lealtad, deber y valor, defendieron a sus shogunes o señores feudales. 

En “las notas sobre las artes marciales” el breviario revela que la mejor táctica, es no disponer de ninguna. Ausencia de táctica, sosegada victoria. Al-Qaeda se ausenta a la hora de aplicar táctica alguna tal y como lo hacían los guerreros nipones: 

  1. Imprudencia 

Una de las lecciones samuráis establece: “En el campo de batalla si empezamos a ser prudentes, nunca podremos dejar de serlo. Con prudencia no se atraviesan las líneas enemigas. Cuando estamos ante el cubil del tigre, lo más aconsejable es la imprudencia. Por lo tanto, si estamos informados de las tácticas militares, albergaremos muchas dudas que nunca desaparecerán. Mis descendientes no participarán las tácticas militares”.32 

El ataque a Charlie Hebdo fue ejecutado por una célula bien organizada vinculada a Al-Qaeda.33 Los terroristas realizaron un reconocimiento previo, pero en ningún caso disponían de una táctica como tal; imprudentes, los yihadistas cometieron ciertos errores (como el hecho olvidarse el DNI en la escena del crimen o equivocarse de edificio en un primer momento) aun así se movieron con tranquilidad y sigilosamente. Su objetivo era la eliminación de la dirección de la editorial de Charlie Hebdo, sin dudas sin táctica alguna e imprudentemente.34 

  1. Acción sin reflexión Diagrama 2. Estructura en red de Al-Qaeda después de 11-S.

Otra de las enseñanzas atestigua: “Hay una cosa que todo joven samurái debería prestar atención. Durante los tiempos de paz, cuando escuchamos anécdotas sobre la guerra, nunca debemos decir:” ¿Qué habría que hacer ante tal situación?”. Tales palabras están fuera de lugar. ¿Cómo quiere triunfar en la batalla un hombre que alberga dudas en su propia habitación? Hay un dicho que reza: “Sean cual sean las circunstancias, la mentalidad del guerrero siempre ha de estar puesta en la victoria. Debemos ser los primero en levantar la lanza para golpear con ella”. Aunque hayas decidido poner en peligro tu vida, nada podrá hacerse cuando la situación no salga según lo previsto.”35 

Para Al-Qaeda no existen tiempos de paz, la constancia es la clave del éxito. Los lobos solitarios parecen ser guerreros sin raciocinio, individuos idóneos para aplicar estos preceptos. Es por ello que Aymán Al-Zawahirí en 2015 ya premiaba la acción sobre la reflexión: "Hago un llamamiento a todos los musulmanes que puedan dañar a los países de los cruzados." "Ahora debemos centrarnos en llevar la guerra al corazón de los hogares y las ciudades de los cruzados.”36 

  1. Desapego 

El Hagakure pone de manifiesto: “Si un guerrero está demasiado preocupado por cosas como la vida y la muerte, no será de ninguna utilidad. El dicho: “Todas las destrezas proceden de la mente” da la impresión de que tiene que ver con los sentimientos, pero en realidad se trata del desapego hacia la vida y la muerte. Gracias a ese desapego, podremos lograr cualquier proeza. Las artes marciales y demás disciplinas comparables tienen que ver con esto en tanto en cuanto conducen hacia la Senda.”37 

La Senda de Al-Qaeda es la Yihad y la guía de la yihad el Corán. Las interpretaciones extremas de algunos de los versículos coránicos fomentan el desapego a la vida incitando a morir por la causa: 

  • "Y si sois muertos por Alá o morís de muerte natural, el perdón y misericordia de Alá son mejores que lo que ellos amasan"38 
  • “Si morís de muerte natural o sois muertos en el camino de Alá, seréis, sí, congregados/llevados hacia Alá”39 
  • "Y no penséis que quienes han caído por Alá hayan muerto. ¡Al contrario! Están vivos y sustentados juntos a su señor”. 40 
  1. Valor 

El camino del samurái desaconsejaba: “El aprendizaje de cosas como las tácticas militares es algo inútil. Si no nos limitamos a atacar cerrando los ojos y lanzándonos contra el enemigo, aunque sea un solo paso, no seremos de ninguna utilidad.”41 

Es importante hacer notar que a pesar de carecer de tácticas militares los samuráis disponían de una serie de formaciones básicas las cuales guardan relación con las empleadas por Al-Qaeda. 

Gyōrin  vs Vehículos suicidas. 

La preferida por los samuráis era el Gyōrin (escamas de pescado)42; su finalidad era atacar un sólo sector para romper las filas enemigas. Para ello no se requería un aprendizaje exhaustivo, simplemente valía. No justipreciar ni tasar las posibles consecuencias es común en los atentados perpetrados por Al-Qaeda. Marca de la casa es el uso de un vehículo con suicidas43, ideal para lanzarse contra el enemigo cerrando los ojos y rompiendo sus filas. 

Saku  vs Medios de transporte. 

A medida que avanzaron los años este modelo se ha ido desvaneciendo con ataques cada vez más heterogéneos, entre 2003 y 2005 los métodos más utilizados eras los ataques contra medios de transporte44. Esta nueva modalidad se asemejaba más al Saku45 (cerrojo), los nipones pretendían evitar el contrataque exponiendo a otra hilera de guerreros ( p. ej. arqueros), los yihadistas en su caso utilizan como escudo a la población civil. 

Ganko vs Lobos solitarios. 

En la actualidad son comunes las actuaciones en solitario, el empleo de un arma corta o su declaración como “un soldado del califato”.46 El Ganko47(pájaros en vuelo) era una formación muy flexible que permitía que las tropas se adecuaran dependiendo de los movimientos del oponente. Al-Qaeda la ha adoptado a la perfección, permitiendo mayor margen de actuación a sus colaboradores mientras los comandantes se sitúan en la parte trasera. 

  1. Sin piedad 

Los guerreros aprendieron que: “Con el paso del tiempo, el criminal olvidará las razones que le llevaron a delinquir, lo mejor es ejecutarlo en el acto.”48 

El segundo atentado más mortífero de la historia de la CIA se originó en 2010 cuando tras asesinar a varios de los líderes de la organización la sección afgana atentó contra base estadounidense en Afganistán matando a siete de sus agentes. 

Los terroristas reivindicaron: "Vengó a nuestros primeros mártires, tal como escribió en su testamento. Dios tenga misericordia con él"49.  

Ni olvido ni perdón, samuráis y yihadista aplican la teoría del condicionamiento operante de Skinner a la perfección; castigando pronto el oponente aprende.50 

  1. Amar la incertidumbre 

El breviario japonés recoge: “Cuando evaluamos el castillo de un enemigo, hay un dicho que reza: “El humo y la bruma son como contemplar una montaña en primavera. Pasada la lluvia, es como ver un día despejado”. La claridad perfecta conlleva debilidad.51 

Allí donde reine la incertidumbre la organización se hace notar. En 2014 más de 32 países mantenían vínculos con Al-Qaeda, según el informe de la Comisión del Consejo de Seguridad de la ONU la cifra de las organizaciones terroristas asociadas se elevaba a un total de 63. 52 

En la actualidad Al-Qaeda está creciendo; desde que el Estado Islámico se convirtió en blanco de una coalición militar internacional liderada por Estados Unidos, el humo y la bruma han aumentado; el resultado de todo ello ha sido menos Estado Islámico y más al-Qaeda.53 

Pakistán, Afganistán, Bosnia Herzegovina, Mali, Nigeria, Somalia, Yemen, Argelia, Siria, Mozambique, Burkina Faso entre muchos otros son un buen caldo de cultivo para brotar, la incertidumbre es al agua como el fuego a la claridad. La semilla de Al-Qaeda busca sembrar allí donde la debilidad es plausible y el orden se desvanece. 

  1. El arte de la retórica

Una premisa básica establece: “La clave de la oratoria es no hablar. Si crees que puedes acabar algo sin hablar, hazlo sin pronunciar una sola palabra Si algo no puede culminarse sin hablar, hay que decir pocas palabras, siempre de acuerdo con la razón.”54 

“Abrir la boca irreflexivamente lleva a la deshonra y no serán tales ocasiones en las que los demás nos vuelvan la espalda.”55 

Al-Qaeda como gran orador evita toda clase de populismo. Por su parte un Estado Islámico populista focaliza su discurso hacia” la idealización de una forma de vida, de una época de oro a la que volver…”56 

Los discursos de Al–Qaeda, en tanto discursos políticos, tienen las siguientes características:57 

  • No existe discurso sin adversario. 
  • No pretenden convencer sino “reconocer, distinguir y confirmar a los partidarios, así como a atraer a los indecisos.” 
  • Son discursos estratégicos; su realidad es la única.58 
  • Definen con claridad cuáles son sus medios, objetivos y rivales. 
  • Discursos performativos, existe una obligada conexión entre la palabra y la acción.59 
  • Muestra una “orden de discursos” donde aspectos de unos están interrelacionados con otros, se trata de un sermón recontextualizado a través de una interdiscursividad.  
  • Captación ideológica: la finalidad es intervenir sobre el destinatario para hacerle pensar, creer o actuar en determinada forma. 
  • Argumentación lógica o retórica. 

La simplicidad del esquema permite a la organización no caer en una demagogia propia del Estado Islámico. Palabras justas y medidas en los momentos oportunos. Imitar a los introvertidos samuráis ha permitido a Al-Qaeda perfeccionar la memoria emocional de su audiencia, el análisis y la planificación.60 

Diagrama 2. Estructura en red de Al-Qaeda después de 11-S.

  1. Fortaleza 

El bushi 61 predicaba: “De nada sirven las tácticas militares para el hombre fuerte” Cuando era un niño, un día me di cuenta repentinamente de que un guerrero es un hombre que no aprecia su propia vida. Como he atesorado esa idea en el corazón durante muchos años, se ha convertido en mi creencia más profunda, y hoy nunca pienso en la muerte. Aparte de eso no tengo ninguna convicción.”62 

En los años 90 el terrorismo religioso de inspiración islamista era uno de los principales desafíos a la seguridad global, fueron frecuentes los análisis que relacionaban la enorme letalidad de los atentados y, en ocasiones, su no reivindicación a que los terroristas tenían como objetivo principal la divinidad.63 

En este sentido se asemejaban a los samuráis a la hora de entender la vida y la muerte como meros instrumentos a disposición de su misión. La de los primeros; “servir a su señor con absoluta abnegación, como si su cuerpo ya estuviera muerto”64. La de los terroristas cumplir su misión “supraterrenal” con Alá. 

En el siglo XXI los terroristas islámicos reinterpretaron su cometido adoptando también una finalidad comunicativa. Los atentados comenzaron a ser compañía habitual de imposiciones o reclamaciones políticas, con el deseo de obtener el apoyo de determinados sectores de la sociedad. 

Al-Qaeda se inspiró en el terrorismo anarquista y adoptó “la propaganda por el hecho”. Las tácticas empezaron a ser innecesarias, la simple acción era suficiente para alcanzar la divinidad y a su vez la mejor forma de lograr la finalidad comunicativa. 

Así pues, la fortaleza que le otorgaba a los samuráis el hecho de entender la muerte como un simple instrumento para realizar su misión, fue doblemente reforzada dentro del islamismo radical. La nueva interpretación además permitirles alcanzar el Reino de Alá les otorgaba la posibilidad de emplear su vida como “propaganda por el hecho”, haciendo prescindible cualquier táctica.  

  1. Amenaza latente 

Los maestros nipones aleccionaban: “En cuanto te asomas por el alero, eres hombre muerto. En cuanto sales por la puerta, el enemigo acecha” No se trata de ser cauto, sino considerarse muerto de antemano.65 

El islamismo radical opera bajo una premisa básica: “La umma se encuentra sometida y amenazada bajo una conspiración global contra el islam”.66  

Samuráis y yihadistas se identifican como comunidades expuestas a una amenaza continua ante la cual la única respuesta es; la yihad o guerra santa para unos y el arte de la espada para los otros. 

  1. Caminante paciente, compañía asegurada

Yamamoto Tsunetomo decía: “Los demás se convertirán en tus enemigos si adquieres importancia demasiado deprisa en la vida. Ascender lentamente en el mundo proporciona aliados y asegura la felicidad. A la larga, seas rápido o lento, mientras la gente te comprenda, no habrá peligro. Se dice que la mejor fortuna es la que los demás te desean”.67 

Al-Qaeda ha tenido éxito en persistir como estructura terrorista, extender el yihadismo global y condicionar las políticas de seguridad. Esta difusión del terrorismo global ha sido en gran medida consecuencia de su capacidad adaptativa, lenta y segura.68 

Tras el 11S, entre el 2003 y 2007, cuando parecía que la organización llegaba a su fin, aparecieron otras extensiones territoriales de la estructura terrorista como al-Qaeda en la Península Arábiga, al-Qaeda en Mesopotamia o al-Qaeda a en el Magreb Islámico.  

El pausado devenir de los actos originó la compresión por parte otros grupos u organizaciones con las que Al-Qaeda ha ido estrechando vínculos. Los más notables exponentes son, en la actualidad: Therik e Talibán Pakistán y As Shabaab en Somalia.  

Además de tal comprensión han despertado el deseo individuos y células independientes, las cuales se desenvuelven inspiradas por la ideología y las directrices genéricas de al-Qaeda. 

Sin embargo, otras organizaciones similares como el Estado Islámico han alcanzado importancia demasiado rápido, disponer de aliados interesados le supone enemigos a futuro. 

En conclusión, Al-Qaeda comparte con los guerreros japoneses estas diez premisas que evidencian como las tácticas resultan innecesarias. Es por ello por lo que, a pesar de renovar su estructura, filosofía y estrategia, las tácticas siguen siendo la misma: ninguna. (para los amantes de los calificativos: “El camino del Samurái”). 

Conclusiones

En 1869 los japoneses se vieron obligados a abrirse a Occidente, comenzaría así el principio de un fin donde el poder feudal era incapaz de asumir la modernidad que precisaba el País. 

En último Shoung69,Tokugawa Tsunayoshi, no recibió instrucción samurái, nieto de comerciante fue educado como hombre de letras lo que originó que se convirtiera en un compendio de valores samuráis y mercantiles con un rechazo ferrero a la violencia (algo innato en la elite militar).70 

Además, desde la mitad del siglo XVII imperaba un sistema de clases que marginaba a los samuráis, sin cabida en una sociedad de estamentos donde los comerciantes adquirían mayor protagonismo.71 

La necesidad de apertura hacia Occidente, la aparición de un nuevo gobernante con una mentalidad renovada y un nuevo estamento de clases acabaría con la figura de los tan temidos samuráis. 

Casi siete siglos de supervivencia, con idas y venidas y con un declive que comenzaría a hacerse plausible en el siglo XII los samuráis encuentran una nueva adaptación en la renovada Al-Qaeda. 

Bajo una estrategia de yihad global, una estructura de filiales, una filosofía comunitarista y el uso de la clásica táctica samurái, la organización gozará de una longevidad similar a la de la elite militar japonesa. 

El fin de Al-Qaeda se originará desde sus adentros cuando el liderazgo caiga en manos de un islamista renovado, abierto a occidente y bajo un sistema de clases donde los yihadistas no sean más que un anacronismo costoso. 

Los cambios se producirán, no necesitaremos setecientos años, pero si los contaremos de cien en cien. Al-Qaeda ha dado a luz una yihad global en pleno desarrollo; se adaptarán y se renovarán hasta que llegue el punto en el que sus líderes contemplen la vida de un modo más amplio, donde asuntos más nobles y generales que los de un “guerrero de la yihad” atraigan su atención. 

La guerra moderna da poca ocasión a su desarrollo continuo; la historia nos ha enseñado que tanto monarquías, repúblicas, imperios o ciudades-estado, que se fundan en virtudes militares (ya sea como Esparta o Roma) no pueden hacer sobre la tierra una “ciudad permanente”. Aun cuando el instinto de lucha sea universal en el hombre, no comprende al hombre entero. Debajo del Instinto de lucha fermenta un instinto de amor.72 

“El momento oportuno llega cuando la necesidad de cambiar genera un deseo mayor que la propia inercia de seguir” 

“No teniendo dogma o fórmula que defender, quizá consienta en desaparecer como entidad, como flor de cerezo, quiere morir al primer soplo de brisa matinal. Pero jamás será su suerte una extinción total”73 

“Por separado cada uno cuenta su propia historia, juntos pueden contar el futuro” 

 

Jacobo Salvador Micó Faus* 

Analista independiente.

Referencias bibliográficas 
  1. Características: a) una cierta división de tareas y funciones que implican variaciones respecto el nivel de autoridad y responsabilidad de las personas que desempeñan cada una de esas tareas y funciones; b) un conjunto de normas formalizadas y explícitas que permitían coordinar y supervisar a las autoridades de cada una de las organizaciones; c) un alto grado de especialización; d) un grupo dirigente con alta formación; y e) una red de organizaciones vinculadas a la organización afgana.
  2. SÁNCHEZ, Gema. La reorganización de Al-Qaeda. El viejo Topo, 2009, nº 254, p. 32-37.
  3. MERLOS, Alfonso. “La evolución estructural de Al Qaeda. Ventajas operativas y desafíos para el contraterrorismo”. (Tesis Doctoral. No publicada.) Universidad Complutense de Madrid, Madrid. 2008. pp. 153.
  4. FLERSHMAN, C. “The Business of terror: Conceptualizing terrorist organizations vs Celullar Business”, Analysis of the Center for Defense Information. 2005.
  5. Ejemplos: las cúpulas en Bosnia, Afganistán o Chechenia.
  6. PEREZ, Óscar. “25 años de Al-Qaeda: principio y fin de la red terrorista”. IRG-CBM. 2013.
  7. ARQUILLA, John y RONFELDT, David.  “The advent of netwar”, en Arquilla, J y Ronfeldt, D. In Athena´s Camp. Preparing for conflict in the information age”. Rand, Santa Mónica, California. 1997.
  8. ECHEVARRÍA, Carlos. “Al Qaida en las tierras del Magreb Islámico y otros grupos de su entorno: una compleja red de carácter violento”. Instituto Español de Estudios Estratégico (IEEE), (OI). 2013. Recuperado de : http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_investig/DIEEEINV022013_AlQaidaTierrasMagreb_RegionMenaxAsiaCentral.pdf
  9. SÁNCHEZ, Gema. La reorganización de Al-Qaeda…op. cit.
  10. LÓPEZ, Jonathan. “Las Guerras Genpei (1180-1185), los samuráis llegan a la historia japonesa” en HistoriaJaponesa.com, 2013.Recuperdo de: https://www.historiajaponesa.com/las-guerras-genpei-1180-1185-los-samurais-llegan-a-la-historia-japonesa/
  11. Maktab al-Khadamat. Abdullah Azzam representó el movimiento de la yihad armada cuando interpretaron el enfrentamiento al ejército ruso como una lucha contra los enemigos del islam. De este modo originó una fundación enfocada en captar aportes económicos y voluntarios para ayudar a sus hermanos afganos en su lucha contra los ocupantes soviéticos. Tras su muerte, Bin Laden utilizó la infraestructura y conexión de redes para crear su organización, Al-Qaeda.
  12. SÁNCHEZ, Gema. “Las fuentes de financiación legales e ilegales de los grupos terroristas”. Política y estrategia. 2008,  nº 112, p. 1-25.
  13. El enjambramiento consiste en una conducta semejante al agrupamiento que se da en determinados insectos y que se origina cuando unidades dispersas de una red de pequeñas fuerzas convergen sobre un blanco fácil desde varias direcciones”
  14. FORIGUA, Emersson. “Las nuevas guerras: Un enfoque desde las estructuras de las organizaciones”, Pap. Política Bogotá, 2006, vol. 11, nº 1. p. 305-352.
  15. HOFFMAN, Bruce. “Al Qaeda's Uncertain Future”, Studies in Conflict &Terrorism, 2013, (36: 8). p. 635-653.
  16. INALDE Business School. ¿Debo cambiar mi estrategia empresarial? [Mensaje en un blog].  2017. Recuperado de : https://www.inalde.edu.co/blog/direccion-de-empresas/debo-cambiar-mi-estrategia-empresarial/
  17. RAMÓN, José. El arte de la guerra. Sun Tzú. Madrid: Ediciones Martínez Roca. 2014, p. 31-45.
  18. SALA, Marcos. “Musha shugyō: la peregrinación del guerrero. Una aproximación a la formación marcial del guerrero japonés a través de sus viajes”.  Mirai. Estudios Japoneses. 2018, nº2, p. 115-127.
  19. SÁNCHEZ, Gema. “La reorganización de Al-Qaeda…op. cit.
  20. Nos referimos a Estado como la estructura jerarquiza y centralizada de la “organización” Al-Qaeda antes del 11-S.
  21. Para una beneficiosa relectura del obispo de Tebaste, vid. “La ciudad de Dios”, BAC, Madrid 1988, particularmente, capítulos 23 y 24.
  22. TOYNBEE, Arnold. “Estudio de la historia”. EMECE, 1959,  vol 1. pp. 25 y 306.
  23. CHAUNU, Pierre. Historia y decadencia. Barcelona, España: Juan Granica Ediciones. 1983. p. 383.
  24. PÉREZ, José. Adiós estado, bienvenida comunidad. Madrid, España: Ediciones Internacionales Universitarias, Eiunsa, S.A. 2008, p.36.
  25. La Vanguardia (Nueva Delhi (EFE)). “La red terrorista Al Qaeda ha anunciado la creación de un nuevo grupo yihadista en la Cachemira india”. La Vanguardia. 2017. Recuperado en: https://www.lavanguardia.com/internacional/20170727/43130843247/al-qaeda-crea-su-primera-filial-en-la-cachemira-india.html
  26. Entendamos por libertad “autonomía”.
  27. Nos referimos a las filiales en términos estructurales. Sin embargo, el termino comunidades posee una connotación filosófica.
  28. Causas por la que un samurái pierde el amo: su amo podría morir o caer del poder o el samurái podría perder el favor de su amo o patrocinio y ser desechado. GREENLANE. ¿Lo que era un Ronin en el japón feudal? Greenlane.com [Mensaje en un blog]. 2019. Recuperado de https://www.greelane.com/es/humanidades/historia-y-cultura/what-is-a-ronin-195386/
  29. ROMEVA, Raúl. Esperanza y Libertad. Barcelona, España: Arallibres. 2019.
  30. RAMÓN, José. El arte de la guerra...op. cit.
  31. MICÓ FAUS, Jacobo. S. ”La maestría de la adaptabilidad”. Instituto Español de Estudios Estratégico (IEEE), nº81, 2020. Recuperado de: http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2020/DIEEEO81_2020JACMIC_adaptabilidad.pdf
  32. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái. Barcelona, España: Penguin Random House Grupo Editorial. 2015.
  33. REINARES, Fernando. ¿Eran de AL-Qaeda o del Estado Islámico?. Real Instituto ElCano. 2015.  Recuperado de: http://www.realinstitutoelcano.org/wps/portal/rielcano_es/contenido?WCM_GLOBAL_CONTEXT=/elcano/elcano_es/zonas_es/reinares-al-qaeda-y-el-estado-islamico
  34. GONZÁLEZ ,Paula. “Análisis sobre la libertad de expresión en Occidente y la situación social en Europa tras la crisis de las caricaturas en Dinamarca y los atentados en París” (Trabajo Final de Grado).Universidad Comillas, Madrid. 2015.
  35. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  36. El Mundo.” El líder de Al Qaeda anima a los 'lobos solitarios' a atacar Occidente “ .El Mundo. 2015.  Recuperado de: https://www.elmundo.es/internacional/2015/09/13/55f55d8bca474131318b4577.html
  37. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  38. Corán. (03:157),
  39. Ibíd. (03:158)
  40. Ibíd. (03:169).
  41. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  42. TURNBULL, Stephen. Samurai Armies 1550-1615.Oxford, Reino Unido: Osprey Publishing. 1979.
  43. PRIEGO, Alberto. ”La Evolución del Terrorismo de Al Qaeda al ISIS: Organización, Metodología y Perfiles”. Razón y fe. 2019. Recuperado de :https://repositorio.comillas.edu/xmlui/bitstream/handle/11531/34980/terro.pdf?sequence=-1&isAllowed=y
  44. Ibíd.
  45. TURNBULL, Stephen. Samurau Armies 1550-1615…op. cit.
  46. PRIEGO, Alberto. La evolución del terrorismo de AL-Qaedad…op. cit.
  47. TURNBULL, Stephen. Samurau Armies 1550-1615…op. cit.
  48. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  49. ABC Internacional. “Al Qaida venga a su líder Mehsud con la muerte de siete agentes de la CIA”. ABC. 2010. Recuperado de :https://www.abc.es/internacional/abci-qaida-venga-lider-mehsud-muerte-siete-agentes-201001070300-1132918962174_noticia.html
  50. SOTO TITUANA, Bella. “Modificación de la conducta agresiva en niños, postulados de Skinner según la teoría de condicionamiento operante, referente al castigo”. UTMACH. 2017. Recuperado de http: http://repositorio.utmachala.edu.ec/bitstream/48000/10548/1/ECUACS%20DE00023.pdf
  51. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  52. EUROPA PRESS. “Estos son los países en los que hay asentados grupos colaboradores de Al-Qaeda.” EUROPA PRESS. 2014. Recuperado de: https://www.europapress.es/internacional/noticia-son-paises-hay-asentados-grupos-colaboradores-qaeda-20140527203310.html
  53. REINARES, Fernando. A menos Estado Islámico, más Al-Qaeda. Real Instituto ElCano. 2019. Recuperado de https://blog.realinstitutoelcano.org/a-menos-estado-islamico-mas-al-qaeda/?unapproved=135350&moderation-hash=3a83e67b76b0a3316cf179d918c02420#comment
  54. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  55. Ibíd.
  56. ROSELLÓ, Daniel. “El discurso de Estado Islámico: el populismo de Oriente Próximo”. Instituto Español de estudios Estratégicos (IEEE). nº42. 2017. Recuperado de: http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2017/DIEEEO422017_Discurso_EstadoIslamico_OrienteMedio_Rosello.pdf
  57. NORMA, Evelyn. ”Después del 11-S. Al-Qaeda vista por el análisis del discurso.” Revista mexicana de ciencias políticas y sociales, 2010, vol 52, nº210.
  58. "cuyo objetivo es frecuentemente enmascarar las contradicciones objetivas sintagmatizándolas discursivamente". Las unidades sintagmatizadas en cualquier discurso arguyen una única realidad textual entre diversas posibilidades o permutaciones que subyacen en el sistema.
  59. "Quien lo sustenta no se limita a informar o transmitir una convicción, sino que también produce un acto, expresa públicamente un compromiso y asume una posición."
  60. OLSEN, Marty. The Introvert Advantage. Nueva York: Workman Publishing. 2002.
  61. La palabra “bushi” es una palabra japonesa que significa "caballero armado".
  62. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  63. TORRES, Manuel R. “Violencia y acción comunicativa en el terrorismo de Al-Qaeda.” Política y Seguridad. 2004, nº 96, p. 83-84.
  64. Ibíd.
  65. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  66. ÁLVAREZ, Fernando. “Yihadismo para llevar: procesos de radicalización en Occidente” . Instituto Español de Estudios Estratégicos (IEEE). 2018.  nº24. Recuperado de: http://www.ieee.es/Galerias/fichero/docs_opinion/2018/DIEEEO242018_Yihadismo_Proceso_radicalizacion_FernandoAlvarez.pdf
  67. TSUNETOMO, Yamamoto. Hagakure, el camino del samurái…op. cit.
  68. REINARES, Fernando. “Éxitos y fracasos de al-Qaeda: los resultados del terrorismo global a diez años del 11-S.”Real Instituto ElCano. 2011. Recuperado de : http://www.realinstitutoelcano.org/wps/wcm/connect/6eead500488e3d398318b39437ec6e7e/Revista_ARI_90_octubre_2011.pdf?MOD=AJPERES&CACHEID=6eead500488e3d398318b39437ec6e7e
  69. Título de los personajes que gobernaban el japón, en representación del emperador.
  70. Richard Alex. [Vídeo]. Japón el fin de lo samuráis. 2018 (53:50 min).
  71. Muy Interesante. “Los últimos samuráis”. Muy Interesante. 2006, nº6, p. 44-45. Recuperado en: https://issuu.com/jolupisa/docs/muy_historia._samur__is_
  72. NITOBE, Inazo. Bushido. El código ético del samurái. Barcelona: Biblok. 2017, p. 215-225.