PUBLICIDAD

Iberdrola

La Malinche estrecha lazos entre España y México

Nuevo espectáculo de Nacho Cano, el nacimiento del mestizaje y la fusión de dos culturas
malinche-musical-nacho-cano

PHOTO/MALINCHETHEMUSICAL.COM  -   Cartel de 'Malinche'

La Malinche no podría haberse hecho sin la colaboración del Gobierno de México. Un musical, obra cumbre del genio, compositor, cantante, productor discográfico, y empresario español Nacho Cano y de nueva creación con talento latino. España, Uruguay, Chile y México son los países de procedencia de todo un crisol de voces, actores, bailarines, luces y sonido, lo que el productor ejecutivo de este musical, David Hatchwell Altaras, ha calificado de “germen de la genialidad más absoluta”.

Con el patrocinio de Estrella de Galicia, AeroMéxico, y la colaboración estrecha del INAH (Museo Nacional de Antropología en México) el proceso creativo de un Nacho Cano, muy maduro, aunque pizpireto y al otro lado del espectáculo como director de escena, ha contado siempre con el apoyo requerido de parte de las autoridades mexicanas. “No puedo evitar las criticas porque Malinche (la intérprete del capitán y conquistador Cortés de 1519 a 1521) genera opinión y controversia como lo hiciera en su día, Evita. Es mi homenaje a México, mi país querido, que te zarandea al surrealismo y con el significado de cada movimiento, nosotros vamos a la parte bonita”, asegura Cano ante los medios. 

teatro-malinche
PHOTO/MALINCHETHEMUSICAL.COM - Nacho Cano

En menos de una semana, finalmente, se podrá disfrutar de esta obra que narra uno de los hechos históricos más significativos para conocer nuestro pasado: el nacimiento del mestizaje, narrada a través de la historia de amor entre La Malinche y Hernán Cortés durante la conquista de América, un relato que nos da a entender nuestro presente y enriquecer nuestro futuro.
Bajo las letras de una canción, estrella del musical, “México, grande y libre. México, centro del Universo…”, iniciaba Nacho Cano su primera rueda de prensa, llena de medios de países europeos y latinoamericanos. La obra, la Malinche, (íntima consejera de Hernán Cortés, cuyo destino la ubicó a manos del Ejército español), tuvo su nacimiento en el año 2010, en Miami, siendo la base creativa las nociones de Historia sobre la vida de Cortés, que el padre del miembro fundador del grupo Mecano le inculcó desde pequeño. Sin obviar que los tres años en los que se empapó de los musicales de Broadway, donde nace la idea de hacer un gran espectáculo al que acudir con toda la familia. “Malinche goza de una historia de amor, en la que exalto el alma del ser humano en una frecuencia más alta, con la idea de que culmine hacia la belleza sublime”.

Nacho Cano investigó sobre la Malinche y entró en una espiral creativa de la que no era consciente cómo salir. “Moctezuma era un sabio, un visionario, premonitor de lo que iba a ocurrir”, según Cano. Hubo un movimiento de sinergias en el Universo, en el que el dios de la guerra da paso al dios de la creación. El emperador de los aztecas, enigmático y controvertido, predijo lo que iba a venir. “La clave de la celebración de los dos mundos es Malinche”, añade. 

actores-teatro-malinche

Nunca tiró la toalla pese a las especulaciones infundadas una vez que Nacho Cano mostrara su apoyo a la presidenta de la Comunidad Autónoma de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, precisamente por la valentía de mantener abiertos los teatros durante la pandemia, lo que permitió que inversores siguieran apostando por el arte, cine y el espectáculo en general. “Recuerdo que fue un acto de agradecimiento personal, sin haber trato de favor pese a la maldad de algunos de hacer ver lo que nunca hubo”. Así las cosas, mantener 150 nóminas fue tarea ardua en pleno COVID con sus desescaladas, pero con mucho miedo a los contagios. “Ninguno de los que me atacan pudieron mantener sus pagos mensuales. A mí que me ataque, me pone”.

La Malinche se consagrará como una de esas grandes obras maestras de Nacho Cano quien firmó un contrato laboral por vez primera con 17 años. La constancia en el trabajo es la única condición que ha exigido a todo su equipo con una selección muy exquisita de actores. “Para que algo funcione debe tener dos características, que guste y que funcione en el tiempo”.
El único obstáculo que Nacho Cano dice haber tenido durante todo el proceso creativo que ha durado más de 11 años, ha sido él mismo. “Haber llegado hasta aquí con este elenco de profesionales, ha sido todo un triunfo. Vendemos emociones porque si el publico no logra emocionarse, es una putada”, concluye.

Carmen Chamorro, directiva del CIP y ACPE