La mejor España cae con honores ante Italia

Morata y Dani Olmo fallaron en la tanda de penaltis en un partido en el que España supo jugar bien y remontar el gol italiano
Partido de la Eurocopa entre Italia y España

PHOTO/AFP  -   Partido de la Eurocopa entre Italia y España

España ha ido de menos a más en la Eurocopa 2020. Luis Enrique tenía un plan. Un equipo de autor que incluía a jugadores específicos para estrategias concretas. El cuerpo técnico de España conformó una unidad sólida en un laboratorio. Sin agentes externos que contaminaran su proyecto. De ahí que jugadores como Ramos, Nacho, Aspas o Navas se quedaran en casa. El seleccionador necesitaba perfiles dóciles para que Llorente juegue de lateral sin quejarse, Morata no sea titular en semifinales ante Italia o aguantar dos partidos sin Busquets y no sufrir demasiado. 

#Facturas

Sería bueno que esta derrota en los penaltis ante Italia en las semifinales de una Eurocopa no sirva para pasar factura durante 18 meses a Luis Enrique. Es el tiempo que queda hasta el Mundial de Catar y, por lo visto, estos 24 jugadores van a formar parte de esa expedición a poco que jueguen en su equipo y les respeten las lesiones. La experiencia se mide en partidos como el que han jugado contra Italia y en torneos con tres prórrogas y dos tandas de penaltis. 

Partido de la Eurocopa entre Italia y España
PHOTO/AFP - Partido de la Eurocopa entre Italia y España
#SinCariño

Morata no fue titular. Oyarzábal, Olmo y Ferrán Torres fueron el tridente para atacar la meta de Donnarumma. Pocas madres y menos jóvenes conocen dónde juegan esos chavales. Porque España no engancha con la afición. Entre la lozanía de muchos seleccionados y la aspereza de Luis Enrique no cabe un poco de cariño. Todo sea por escuchar el himno y meterse con Morata. El delantero de la Juventus tiene por delante semanas muy complicadas. Él, que siempre vive atormentado le toca lidiar con otro penalti fallado. Porque este tipo de jugadores se lamenta siempre que puede. No será capaz de recordar cómo cambió de ritmo, hizo una pared, se merendó a Chiellini y definió como Ronaldo Nazario en el gol del empate. Eso no cuenta. 

#SinDefensa

Laporte, Torres y Eric García no suman un central bueno. En el fútbol puedes tener fallos puntuales y ser una estrella mundial. Pero si esos fallos no los cubres de gloria y momentos inolvidables, no eres nadie. En el gol de Chiesa fallaron todos. El repliegue fue lento y la defensa casi se mete en la portería intentando defender la contra. Nadie se enteró de que había segunda jugada y Chiesa recortó con calidad al central español para poner el balón lejos de Unai Simón. 

Partido de la Eurocopa entre Italia y España
PHOTO/AFP - Partido de la Eurocopa entre Italia y España
#PlanB

Entonces España activó el plan B. Luis Enrique movió el banquillo. Entró Morata y lanzó a Dani Olmo a la guerra contra los romanos. El madrileño bajó balones del cielo, toco a las bandas mientras a Olmo le daban patadas propios y extraños. Italia se transformó en Italia. Metidos atrás y sacando balones largos. Con el marcador a favor también firmaban los penaltis. Va en su ADN. El gol de Morata los puso muy nerviosos y cometieron fallos que España no supo aprovechar por la falta de un buen 9 arriba. 

#Rodri

La Roja dominó la prórroga, lo intentó y pudo haber perdido el partido en un balón que sacó Simón con la rodilla en el suelo como los porteros de fútbol sala. Thiago y Rodri no aportaron nada al partido. El del Manchester City no funcionó en las tareas de robo de balón y el del Liverpool juega muy lento o con pases demasiado largos para sus exhaustos compañeros. 

#Morata

España se desinfló tras el error de Dani Olmo en la tanda de penaltis. Italia comenzó fallando y ese gol hubiera supuesto un aliciente moral. Hasta que llegó Morata a cometer un desatino que le perseguirá mucho tiempo. Y él lo alimentará bien, no hay duda. 

Partido de la Eurocopa entre Italia y España
PHOTO/AFP - Partido de la Eurocopa entre Italia y España
#Resultadista

Luis Enrique ha llevado su idea hasta las últimas consecuencias. Pudo venderlo mejor. Adornar su selección de 24 jugadores en lugar de 26. Convencer al indeciso. Pero sus malas formas lastran su trabajo. Porque España es resultadista y fiel a sus equipos. Si su selección gana, ganan ellos; pero si pierde le plantan un 2 de Mayo al seleccionador y con más saña si es un tipo constantemente avinagrado.

#CiaoRaffaella

Las bases del próximo Mundial están puestas. Sobre estos cimientos construirá Luis Enrique a la selección que luche por ser campeona del mundo. Italia luchará por dominar Europa. Será en Wembley y con la colonia azzurra en la grada. A ellos y a los 10.000 españoles hay que agradecer que pusieran color a la torpeza de la UEFA. La música de Raffaella Carrá sonó en el calentamiento en memoria de una fiel seguidora de Italia y de la Juventus. Fue una fiesta con amigos y sin ti.