La ministra de Transición Ecológica espera que la Cumbre del Clima de Madrid marque un punto de inflexión

Teresa Ribera ha afirmado que confía en que las manifestaciones convocadas sean exigentes pero pacíficas
COP25

NUEVA ECONOMÍA FÓRUM  -   La ministra de Medio Ambiente chilena, Carolina Schmidt, conversa con la titular española para la Transición Ecológica, Teresa Ribera

La ministra en funciones para la Transición Ecológica, Teresa Ribera, espera que la Cumbre del Clima de Madrid (COP 25) sea un punto de inflexión para que los países se comprometan a actuar contra el cambio climático. Además, Ribera ha señalado que confía en que las manifestaciones convocadas durante la cumbre del clima sean exigentes pero pacíficas durante su intervención en un desayuno informativo organizado este miércoles en Madrid por Nueva Economía Fórum  junto a la ministra de Medio Ambiente de Chile, Carolina Schmidt.

La manifestación más importante será la convocada el viernes día 6 en la capital de España por la plataforma ‘Fridays For Future’, que comenzará a las 18.00 en Madrid y coincidirá con la que se ha convocado a la misma hora en Santiago de Chile. La responsable de Medio Ambiente de Chile ha agradecido a España su generosidad al acoger la COP 25 tras la renuncia del país sudamericano, aunque la presidencia de la conferencia seguirá siendo de Chile. “Para nosotros ha sido muy doloroso rehusar este encuentro, pero ahora mismo no podemos hacernos cargo de la organización de un evento de relevancia mundial”, ha explicado Carolina Schmidt, en referencia a las fuertes manifestaciones que se han producido y a la difícil situación social que atraviesa la nación. Esta política ha entonado el mea culpa durante su intervención y ha asegurado que el Gobierno chileno ha cometido errores, pero ha dicho que las irregularidades perpetradas por las Fuerzas Armadas no van a quedar impunes. 

COP25
NUEVA ECONOMÍA FÓRUM - La ministra chilena de Medio Ambiente se dirige a los asistentes en el desayuno de Nueva Economía Fórum este miércoles en Madrid

Según un informe de organización Human Rights Watch presentado este martes, la policía chilena ha incurrido en un uso excesivo de la fuerza y ha abusado de las detenciones durante las protestas que comenzaron en octubre. Schmidt ha explicado que Chile, a pesar de ser uno de los países más pujantes de América Latina no ha conseguido repartir equitativamente la riqueza entre sus ciudadanos, lo que ha desatado un fuerte descontento social. Esta política ha asegurado que el reto para Chile a partir de ahora es atajar la desigualdad en el país y alcanzar las cero emisiones de carbono en el año 2050. Mientras las ministras participaban en el desayuno informativo, un grupo de apenas 10 manifestantes se han concentrado frente al hotel en el que se ha celebrado el acto para protestar contra el Gobierno español por acoger la cumbre. Las personas que han protestado llevaban una pancarta en la que se podría leer “España acoge a un Gobierno asesino”. 

Ribera ha incidido que la seguridad es uno de factores más importantes de cara a la organización de la cumbre, a la que está prevista la asistencia de medio centenar de jefes de Estado y de Gobierno y representantes de numerosos organismos internacionales. Al ser preguntada de sobre la asistencia del presidente Piñera, la ministra de Medio Ambiente de Chile ha explicado que el mandatario no estará presente. Tampoco participarán el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, o el de Brasil, Jair Bolsonaro, que retiró su candidatura para albergar la COP 25 en noviembre de 2018. "Chile asumió entonces la organización de este evento como muestra de nuestro compromiso con el cuidado del Medio Ambiente", ha explicado Schmidt. 

COP25
NUEVA ECONOMÍA FÓRUM - De izquierda a derecha, la ministra chilena de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, la titular española para la Transición Ecológica Teresa Ribera y Rebeca Grynspan, secretaria general iberoamericana

La ministra para la Transición Ecológica ha adelantado que España defenderá durante la cumbre del clima la acción multilateral frente a la crisis climática frente a los “localismos”, que retrasan la toma de decisiones para hacer poner en marcha medidas contra el cambio climático. “España debe estar a la vanguardia de la acción contra el cambio climático para dar respuesta a los informes científicos que alertan de los graves impactos que están por llegar si no frenamos las emisiones de gases de efecto invernadero”, ha explicado Ribera. La ministra en funciones ha incidido en que esta conferencia debe abrir un nuevo ciclo y ha destacado la importancia de esta cumbre. “Es una cita clave para responder a los desafíos sociales y económicos del siglo XXI”, ha afirmado Ribera que ha insistido que atajar la crisis climática también es una manera de ayudar a reducir la desigualdad, ya que los más pobres son los que más van a sufrir las consecuencias de las catástrofes medioambientales.