La nueva Administración Biden busca "un acuerdo más fuerte y prolongado" con Irán

El próximo secretario de Estado americano, Anthony Blinken, promete "reexaminar" la clasificación de los hutíes como grupo terrorista 
Anthony Blinken, el candidato a secretario de Estado del presidente electo Joe Biden

REUTERS/JOSHUA ROBERTS  -   Anthony Blinken, el candidato a secretario de Estado del presidente electo Joe Biden

El acuerdo, conocido como el Plan de Acción Integral Conjunto (JCPOA, por sus siglas en inglés), puso fin a la actividad nuclear iraní a cambio de una flexibilización de las sanciones internacionales. Pero fue criticado por los países del Golfo y en Estados Unidos por permitir a Teherán aplicar políticas agresivas en la región y desarrollar misiles balísticos. 

Las tensiones entre Irán y EEUU han crecido desde que en 2018 el Gobierno de Donald Trump se retiró del acuerdo nuclear firmado con Teherán e impuso sanciones, aunque el presidente estadounidense electo, Joe Biden, ha expresado su intención de regresar al pacto en varias ocasiones. 

El próximo secretario de Estado americano, Anthony Blinken, dijo en su audiencia de confirmación ante el Comité de Relaciones Exteriores del Senado que la Administración del presidente electo Joe Biden buscaría un "acuerdo más largo y fuerte", según recoge ArabNews. 

Además, Blinken mostró su preocupación y subrayó que la nueva administración tenía "una responsabilidad urgente" de hacer lo que pudiera para impedir que Irán adquiriera un arma nuclear. 

En este sentido, el presidente de Irán, Hasan Rohaní, aseguró este miércoles que el futuro del acuerdo nuclear está en manos de la nueva Administración estadounidense de Joe Biden y celebró del fin del mandato del "tirano" Donald Trump. 

"La pelota está ahora en la cancha de Estados Unidos. Si cumplen con sus compromisos (del acuerdo nuclear), nosotros también cumpliremos", subrayó Rohaní durante la sesión del Gabinete, en la que pidió a Biden que regrese a "la legalidad", según la agencia Efe. 

Desde que se dieron a conocer los resultados de las presidenciales estadounidenses, las fuerzas militares de Irán, en medio de las crecientes tensiones por su programa nuclear y las presiones de EEUU, han intensificado desde la semana pasada sus maniobras militares. 

Reunión de la Comisión Conjunta del PCJ sobre el programa nuclear de Irán en la oficina de las Organizaciones Internacionales en Viena (Austria) el 26 de febrero de 2020  AFP/ JOE KLAMAR 
AFP/ JOE KLAMAR -Reunión de la Comisión Conjunta del PCJ sobre el programa nuclear de Irán en la oficina de las Organizaciones Internacionales en Viena (Austria) el 26 de febrero de 2020 

El martes las fuerzas terrestres del Ejército iraní llevaron a cabo maniobras militares en la costa del golfo de Omán, como parte de un ejercicio militar relámpago realizado por Teherán en un contexto de creciente tensión a causa de su programa nuclear.   

Al respecto, el ministro iraní de Exteriores, Mohamad Javad Zarif, advirtió en su cuenta de Twitter: "Aunque no hemos iniciado una guerra en más de 200 años, no dudamos en aplastar a los agresores". 

Irán estaría intensificando los ejercicios militares como parte de un esfuerzo por presionar al presidente electo Joe Biden por el acuerdo nuclear firmado en 2015, destinado a contener el programa nuclear de Teherán, del que se retiró la Administración Trump y al que el nuevo presidente prometió intentar regresar.  

Desde que Estados Unidos abandonó el acuerdo se han sucedido una batería de sanciones que se han recrudecido en las últimas semanas de mandato de Donald Trump, un hecho que los analistas ven como un intento del todavía presidente por dificultar las futuras negociaciones de la nueva Administración con Irán.  

Teherán, por su parte, ha abandonado gradualmente las restricciones impuestas por el acuerdo. En las últimas semanas, Irán elevó su tasa de enriquecimiento de uranio al 20 %. Además, las maniobras ya mencionadas no han sido las únicas organizadas por la República Islámica, lo que socava aún más aún el proceso diplomático para que EE.UU. vuelva al pacto. 

A Estados Unidos le queda todavía un "largo camino" para volver a incorporarse al acuerdo nuclear con Irán, porque Teherán tiene que volver antes a cumplir lo estipulado en el pacto, dijo este martes Avril Haines, candidata del presidente electo Joe Biden a dirigir la comunidad de inteligencia estadounidense. 

Blinken promete "reexaminar" la clasificación de los hutíes como grupo terrorista 

Los rebeldes chiíes hutíes, movimiento yemení que fue incluido el martes en la lista de organizaciones terroristas de EEUU, afirmaron que su pueblo ha sufrido durante mucho tiempo por la hegemonía estadounidense y que esta inclusión "ridícula" no revela nada nuevo. 

"Antes de cualquier ridícula clasificación, Estados Unidos ha cometido contra el pueblo yemení todo tipo de delitos, y durante mucho tiempo nuestro pueblo yemení ha sufrido en todos los niveles como consecuencia de la hegemonía estadounidense directa o por medio de los agentes regionales", afirmó en un comunicado la oficina política del movimiento hutí en reacción a la inclusión efectiva desde el martes por EEUU, según recoge Efe.  

El futuro secretario de Estado norteamericano, Antony Blinken, prometió el martes "revisar inmediatamente" la clasificación de los rebeldes hutíes de Yemen como "organización terrorista", decidida por su predecesor Mike Pompeo a pesar de los temores de un empeoramiento de la crisis humanitaria. 

Los partidarios de los hutíes sostienen sus armas durante una manifestación contra la decisión de los Estados Unidos de declararlos como organización terrorista extranjera, en Sanaa, Yemen, el 20 de enero de 2021  REUTERS/KHALED ABDULLAH 
REUTERS/KHALED ABDULLAH -Los partidarios de los hutíes sostienen sus armas durante una manifestación contra la decisión de los Estados Unidos de declararlos como organización terrorista extranjera, en Sanaa, Yemen, el 20 de enero de 2021 

"Vamos a proponer que revisemos esto inmediatamente para asegurarnos de que lo que estamos haciendo no obstaculiza la entrega de ayuda humanitaria", dijo ante los senadores estadounidenses que confirmaron su nominación. 

Los hutíes, por su parte, cuentan con el respaldo de Irán, el gran enemigo de Estados Unidos en la región del Golfo y objeto de duras sanciones por parte de Washington.  

El Departamento del Tesoro de Estados Unidos aclaró el martes, que exime a ONG, Naciones Unidas, Cruz Roja y la exportación de productos agrícolas, medicinas y dispositivos médicos de las sanciones por hacer tratos con el movimiento hutí como organización terrorista extranjera. 

En Yemen, 70.000 personas sufren hambruna y 16 millones corren riesgo de caer en ella tras más de seis años de guerra civil, iniciada cuando los rebeldes hutíes conquistaron amplias zonas del país, incluida Saná.